La ivermectina y Luvox fracasan como tratamientos para la COVID-19

JUEVES, 18 de agosto de 2022 (HealthDay News) -- Dos medicamentos que se anunciaron como tratamientos para la COVID-19, la ivermectina y la fluvoxamina, no hacen nada para mejorar los niveles de oxígeno de los pacientes ni mantenerlos fuera del hospital o la morgue, muestra un nuevo ensayo clínico.

Ninguno de los dos medicamentos que recibieron este nuevo objetivo resultó efectivo contra la COVID entre los pacientes con sobrepeso u obesos que los recibieron en un plazo de siete días tras el inicio de los síntomas, según los resultados, que se publicaron en la edición del 18 de agosto de la revista New England Journal of Medicine.

La ivermectina y Luvox fracasan como tratamientos para la COVID-19

Un tercer fármaco, la metformina, no cumplió el objetivo principal de mejorar los niveles de oxígeno, pero sí redujo ligeramente las probabilidades de que un paciente desarrollara una COVID grave, apuntó la investigadora principal, la Dra. Carolyn Bramante, profesora asistente de medicina interna y pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Minnesota.

"La metformina sí redujo las probabilidades de visitas al departamento de emergencias, hospitalización o muerte en más de un 40 por ciento, y en más de un 50 por ciento cuando se recetó pronto", señaló Bramante. "Pero este es un resultado secundario, así que no se puede considerar definitivo".

La ivermectina, la fluvoxamina (Luvox) y la metformina están aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. para otros propósitos, y a principios de la pandemia se plantearon como posibles tratamientos para la COVID.

La ivermectina, un antiparasitario, fue promovido en particular por algunas personas como un tratamiento alternativo para la COVID. Fluvoxamina es un antidepresivo, y la metformina es un fármaco para la diabetes.

Que los tres fármacos no lograran el objetivo primario del ensayo "no resulta sorprendente, porque la terapia antiviral es algo que en general es muy específico y dirigido", comentó el Dr. Amesh Adalja, experto sénior del Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins, en Baltimore. En general, hay que desarrollar nuevos medicamentos específicos para tratar a virus específicos.

En este ensayo clínico, más de 1,300 pacientes con COVID se eligieron al azar para ser tratados con uno de los tres medicamentos individuales, un placebo, o una combinación de metformina y fluvoxamina o metformina e ivermectina.

Los participantes debían tener sobrepeso o ser obesos, que es uno de los factores de riesgo conocidos de una COVID grave. Poco más de la mitad se habían vacunado.

Ninguno de los tres fármacos ayudó a que los niveles de oxígeno de los pacientes se mantuvieran normales. Pero la metformina sí ayudó a reducir el riesgo de una COVID grave y muerte.

La metformina ha estado disponible durante cien años, y en la década de los 1940 se usaba como antiviral, apuntó Bramante. Unos estudios más recientes han indicado que la metformina puede actuar contra el SARS-CoV-2, el virus de la COVID, cuando ambos se encuentran en un tubo de ensayo.

"Es probable que la metformina sea el medicamento sobre el que menos se hablara para el tratamiento temprano de la COVID-19, pero de cierto modo la metformina tiene la mayor cantidad de datos metodológicos indirectos que nos hicieron creer que sería efectiva contra el SARS-CoV-2", comentó Bramante.

El Dr. William Schaffner, experto en enfermedades infecciosas, dijo que este ensayo clínico podría dar por acabada la idea de que la ivermectina o la fluvoxamina pueden ayudar a tratar la COVID.

"Al principio, basándose en información semianecdótica, se pensó que estos medicamentos podrían funcionar", comentó Schaffner, director médico de la National Foundation for Infectious Diseases, con sede en Bethesda, Maryland.

"Está claro que a medida que salieron estudios más rigurosos, más grandes y mejor estructurados, esto se desmintió", apuntó. "Y este último estudio de verdad respalda la idea de que estos fármacos no se deben usar, porque no han mostrado ser efectivos en varios estudios".

Quizá vaga la pena seguir estudiando la efectividad de la metformina contra la COVID "de forma muy cuidadosa", planteó Schaffner.

Pero, añadió, ahora hay menos necesidad de investigación sobre estos medicamentos con un nuevo objetivo, dado que la cepa ómicron de la COVID provoca una enfermedad menos grave.

Además, ahora hay disponibles tratamientos para la COVID que se ha probado que funcionan, anotó Adalja.

"En esta etapa de la pandemia, el hecho de que haya disponibles medicamentos como Paxlovid y los anticuerpos monoclonales debería descartar el uso de cualquier medicamentos para un objetivo nuevo que no haya demostrado un beneficio", aseguró Adalja.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre los tratamientos para la COVID.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Carolyn Bramante, MD, MPH, assistant professor, internal medicine and pediatrics, University of Minnesota Medical School, Minneapolis; William Schaffner, MD, medical director, National Foundation for Infectious Diseases, Bethesda, Md.; Amesh Adalja, MD, senior scholar, Johns Hopkins Center for Health Security, Baltimore; New England Journal of Medicine, Aug. 18, 2022


¿Le ha sido útil esta página?


¿Le ha sido útil esta página?

Comparte tu opinión