SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

La IRM ayuda a evaluar las anomalías cerebrales en los fetos, según un estudio

Los investigadores recomiendan su uso a mediados del embarazo si un ultrasonido detecta un problema potencial

Los investigadores recomiendan su uso a mediados del embarazo si un ultrasonido detecta un problema potencial

JUEVES, 15 de diciembre de 2016 (HealthDay News) -- Una IRM de seguimiento tras un ultrasonido a mediados del embarazo podría ayudar a mejorar el diagnóstico de una posible anomalía en el cerebro del feto, informa un nuevo estudio británico.

Las mujeres seleccionadas para este estudio se habían sometido a un ultrasonido entre las 18 y las 21 semanas del embarazo, que detectó una anomalía cerebral potencial en el feto.

La información adicional provista por la IRM de seguimiento ayudó a los médicos a dar un diagnóstico y unos consejos más precisos, según los autores del estudio.

El estudio aparece en la edición del 14 de diciembre de la revista The Lancet.

"Añadir una IRM cuando se detecta un problema ofrece información adicional para respaldar que las pacientes tomen decisiones sobre su embarazo", apuntó el autor líder, Paul Griffiths, profesor de radiología en la Universidad de Sheffield.

"Según nuestros hallazgos, proponemos que se debe administrar una IRM en cualquier embarazo en el cual el feto podría tener una anomalía cerebral sospechada", planteó Griffiths en un comunicado de prensa de la revista.

En este estudio de 570 mujeres, el ultrasonido sin acompañamiento proveyó un diagnóstico correcto en un 68 por ciento de los casos. Por otra parte, la IRM administrada en un plazo de dos semanas tras el ultrasonido fue precisa en un 93 por ciento de los casos, según el estudio.

Las IRM también corrigieron el diagnóstico inicial en un 25 por ciento de los casos, apuntaron los investigadores.

El ultrasonido a mediados del embarazo se usa para detectar problemas físicos importantes como la espina bífida, el labio leporino, y las anomalías cardiacas y cerebrales en un feto. Si se encuentra un problema, se remite a las mujeres a más pruebas.

En tres de cada mil embarazos ocurren anomalías cerebrales, que a veces provocan una pérdida o un mortinato, según la información de respaldo del estudio.

"El diagnóstico preciso de las anomalías cerebrales significativas tiene importantes implicaciones terapéuticas", escribió en un editorial que acompañó al estudio en la revista el Dr. Rod Scott, profesor de la Universidad de Vermont.

"En consecuencia, es esencial que las herramientas usadas para el diagnóstico prenatal se evalúen con rigurosidad", añadió Scott. Este ensayo respalda con contundencia la opinión de que se debe incorporar la IRM en la práctica clínica lo antes posible, dijo.

Más información

La Oficina de Salud de las Mujeres de EE. UU. ofrece más información sobre la atención y las pruebas prenatales.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad