La 'hormona del amor' convierte a los leones en amables gatitos

JUEVES, 31 de marzo de 2022 (HealthDay News) -- La oxitocina, la "hormona del amor", quizá pueda convertir a los leones, que son muy territoriales, en encantos sociales, afirman unos investigadores.

Los leones en general protegen su territorio de forma feroz, lo que puede ser un problema si están en reservas o en cautividad y tienen menos espacio para compartir que cuando viven en libertad.

La 'hormona del amor' convierte a los leones en amables gatitos

Los autores del estudio, que se publicó en la edición en línea del 30 de marzo de la revista iScience, evaluaron si la oxitocina podría reducir las disputas territoriales, que son potencialmente letales, entre los leones.

Los investigadores usaron trozos de carne cruda para atraer a 23 leones en una reserva natural de Sudáfrica a una valla, para poder rociar oxitocina en las narices de los leones con un dispositivo especial.

"Al rociar la oxitocina de forma directa en la nariz, sabemos que se puede desplazar por el nervio trigémino y el nervio olfativo, directamente al cerebro", comentó la primera autora del estudio, Jessica Burkhart, investigadora del Centro de Leones de la Universidad de Minnesota. "De otra forma, la barrera hematoencefálica podría haberla filtrado".

Tras el chorro de oxitocina, los leones se mostraron más tolerantes con otros leones en su espacio, y menos vigilantes cuando se trataba de leones desconocidos, encontraron los investigadores.

"Se puede ver de inmediato cómo sus facciones se suavizan, pasan de estar arrugados y agresivos a una apariencia de calma total", apuntó Burkhart. "Se relajan por completo. Es increíble".

Los investigadores evaluaron la tolerancia de los leones al observar qué tanto permitirían que otros se acercaran cuando tenían un juguete favorito o comida.

"Después de tratar a los leones con la oxitocina, y darles su juguete de calabaza favorito para que jugaran, observamos que la distancia promedio entre ellos se redujo de unos 7 metros sin el tratamiento a unos 3.5 metros tras la administración de la oxitocina", apuntó Burkhart en un comunicado de prensa de la revista.

Pero la oxitocina no fue suficiente para aumentar la tolerancia de los leones con los demás cuando había comida de por medio.

Los leones tratados con oxitocina sí mostraron significativamente menos vigilancia contra los intrusos potenciales, y nunca respondieron a rugidos grabados de leones desconocidos. Los leones sin tratar siempre rugían en respuesta, anotaron los investigadores.

"Ahora, estamos trabajando en la introducción de animales que hemos rescatado de circos o del extranjero o de zonas de guerra, que ahora viven en los santuarios", dijo Burkhart.

"La esperanza es que esto se traduzca a animales que se reubiquen en libertad, y que los ayude a aumentar su inclinación hacia su nuevo ambiente social, de forma que sientan más curiosidad y menos miedo, lo que conduce a una vinculación más exitosa", añadió.

Más información

La Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association) ofrece más información sobre la oxitocina.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: iScience, news release, March 30, 2022

Comparte tu opinión