La FDA señala que no hay que preocuparse por el suministro de alimentos en EE. UU.

La FDA señala que no hay que preocuparse por el suministro de alimentos en EE. UU.

JUEVES, 2 de abril de 2020 (HealthDay News) -- Estados Unidos sigue siendo la tierra de la abundancia, incluso en la era del coronavirus, señalaron el jueves las autoridades de salud federales de EE. UU.

Los cierres de todos los estados podrían haber creado estampidas para obtener ciertos artículos en los supermercados (como el papel sanitario, la levadura seca, la harina, el arroz, los frijoles secos), pero las cadenas de suministro de alimentos siguen siendo fuertes, y las tiendas pronto volverán a estar abastecidas, según Frank Yiannas, subcomisionado de políticas y respuestas alimentarias de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.

"Acabamos de experimentar un aumento artificial en la demanda repentina. Lo comparo con tener siete días de Acción de Gracias en un solo fin de semana", comentó Yiannas el jueves en una conferencia de prensa.

El sistema de suministro de alimentos de EE. UU. depende de "un inventario justo a tiempo, y no estaban preparados para este aumento inesperado en la demanda", continuó.

Yiannas instó a las personas a mantener sus patrones regulares de compras cuando vayan al supermercado.

"No hay necesidad de acaparar", aseguró Yiannas. "Deben comprar lo que comprarían normalmente, una o dos semanas de suministros, y dejar algo para los demás".

"Personalmente, he tenido la misma experiencia que sospecho que algunos de ustedes han tenido. Han ido al supermercado y han visto algunos estantes vacíos", comentó Yiannas. "Pero basándonos en nuestras comunicaciones con la industria, comprendemos que esto es en gran medida un problema de una demanda sin precedentes, no de una falta de capacidad de producción, procesamiento o entrega de alimentos. Tanto fabricantes como detallistas están trabajando sin descanso para reabastecer los estantes".

Las agencias importantes de EE. UU., como la FDA, el Departamento de Agricultura, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias y el Departamento de Seguridad Nacional están colaborando para monitorizar la cadena de suministros de alimentos, y para mantener el flujo de comida hacia las cocinas de los restaurantes y los estantes de los supermercados, aseguró Yiannas.

Por ejemplo, la semana pasada emitieron una directriz temporal que permite que la comida destinada a los restaurantes sea desviada a los supermercados, aunque los productos no tengan las etiquetas indicadas, como los recuadros con los datos nutricionales, comentó Yiannas.

Los servicios de entrega y recogida son solo una fracción del tráfico normal de los restaurantes, y los ingredientes destinados a eso negocios son "comida que sin duda no queremos que se desperdicie", dijo Yiannas.

Añadió que las personas no tienen que preocuparse de contraer la COVID-19 de la comida.

"No hay evidencias de que los alimentos o los envases de los alimentos se asocien con la transmisión de la COVID-19", indicó Yiannas. "No es un virus gastrointestinal transmitido por los alimentos, como el norovirus o la hepatitis".

Los virus respiratorios, como el nuevo coronavirus, tienden a adherirse a las células de los pulmones, pero no pueden sobrevivir al ácido estomacal, como los patógenos transmitidos por los alimentos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Por eso se propagan sobre todo cuando se inhalan gotitas respiratorias de una persona infectada que tose o estornuda, o al adherirse a las manos y luego entrar al cuerpo a través de la nariz, la boca o los ojos.

"La ingestión no es una vía de transmisión", señaló Yiannas. "No hay evidencias de que se transmita a través de los alimentos".

Si bien el virus de la COVID-19 se puede transmitir a través del contacto con una superficie contaminada, Yiannas comentó que hay un riesgo bajo de contraer la enfermedad mediante el manejo de los paquetes de la comida.

"Personalmente, no desinfecto el exterior de los paquetes de comida cuando los llevo a casa, al recordar que no hay evidencias de que los envases de la comida sean una ruta de transmisión", dijo Yiannas. "Es un virus respiratorio".

Las personas preocupadas pueden utilizar toallitas desinfectantes en los productos de comida al llegar a casa, pero Yiannas añadió que el lavado frecuente de las manos es una mejor forma de prevenir la propagación de la enfermedad.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión