FDA: añade advertencias por abuso en las etiquetas de Xanax y Valium

FDA: añade advertencias por abuso en las etiquetas de Xanax y Valium
| Foto: HEALTHDAY

En reacción a un aumento en el abuso de las benzodiacepinas sedantes, como Valium, Xanax y Ativan, las autoridades de EE. UU. añadieron el miércoles un "recuadro de advertencia" a las etiquetas de los medicamentos, en que advierten sobre ese peligro.

Las benzodiacepinas son tranquilizantes que se recetan con frecuencia para ayudar a aliviar problemas como la ansiedad, las convulsiones, el insomnio y los trastornos de pánico.

Pero "aunque las benzodiacepinas son importantes terapias para muchos estadounidenses, es común que se abusen y se usen mal, con frecuencia junto con analgésicos opioides y otros medicamentos, el alcohol y las drogas ilícitas", comentó en un comunicado de prensa de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. el Dr. Stephen Hahn, comisionado de la agencia.

Entonces, señaló, la FDA está ahora "tomando medidas y requiriendo nueva información en las etiquetas para ayudar a los profesionales de la atención de la salud y a los pacientes a comprender mejor que, aunque las benzodiacepinas tienen muchos beneficios en el tratamiento, también conllevan un mayor riesgo de abuso, mal uso, adicción y dependencia".

El uso ilícito de las benzodiacepinas ha estado en aumento, y con frecuencia los medicamentos se toman junto con opioides, con un efecto a veces letal.

De hecho, en un informe publicado el año pasado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., se encontró que las benzodiacepinas estaban implicadas en un tercio de todas las sobredosis letales con opioides. Los fármacos también estaban implicados en casi dos tercios de las sobredosis vinculadas con el fentanilo, un opioide sintético que es letal. El informe observó los datos de 2017-2018 de 25 estados.

Según la FDA, tan solo en 2019, se emitieron más de 92 millones de recetas de benzodiacepinas, y los medicamentos de esta clase de uso más común fueron alprazolam/Xanax (un 38 por ciento), seguidos de clonazepam/Klonopin (un 24 por ciento), y luego por lorazepam/Ativan (un 20 por ciento).

"Las benzodiacepinas son muy útiles para el tratamiento a corto plazo" de los trastornos para los cuales se recomiendan, observó la Dra. Teresa Murray Amato, presidenta de medicina de emergencia de Long Island Jewish Forest Hills, en la ciudad de Nueva York.

Sin embargo, la frase clave es "a corto plazo": en general, se recomienda que las benzodiacepinas se usen durante menos de un mes. Amato anotó que, según los datos recientes de la FDA, "más o menos un 50 por ciento de las recetas de benzodiacepinas fueron para más de dos meses de medicamentos".

"Los proveedores deben tomar en cuenta los riesgos y los beneficios de recetar unos tratamientos más largos con estos medicamentos", planteó. "La FDA espera que al añadir texto a la advertencia actual, los proveedores tengan más cuidado no solo al recetar estos medicamentos, sino que también tengan en cuenta la duración", según Amato.

La adicción a las benzodiacepinas no tarda mucho en establecerse, anotó la FDA.

"La dependencia física puede ocurrir cuando las benzodiacepinas se toman de forma constante durante entre varios días y semanas", apunto la agencia, y "los pacientes que han tomado benzodiacepinas durante semanas o meses pueden tener señales y síntomas de abstinencia cuando los medicamentos se descontinúan de manera abrupta".

Desacostumbrarse a los tranquilizantes requiere de la orientación de un médico, enfatizó la agencia.

"Dejar las benzodiacepinas de manera abrupta o reducir la dosis con demasiada rapidez puede resultar en reacciones de abstinencia aguda, entre ellas convulsiones, que pueden resultar letales", dijo la FDA.

Amato se mostró de acuerdo.

"Si ya toma benzodiacepinas y le preocupa, por favor hable con el médico", aconsejó. "No deje de tomarlas sin hablar con su proveedor de atención de la salud si las ha tomado durante un periodo prolongado. Los pacientes que toman estos medicamentos deben recibir una supervisión médica estrecha para reducir las dosis de forma escalonada y segura".

Además de agregar el nuevo recuadro de advertencia, las guías del medicamento que acompañan a los fármacos serán revisadas para informar mejor a los pacientes sobre el peligro de abuso, añadió la agencia.

Comparte tu opinión