Advierten sobre analgésicos comunes durante el embarazo

Advierten sobre analgésicos comunes durante el embarazo
| Foto: HEALTHDAY

Si usted está embarazada y cree que tomar antiinflamatorios no esteroides (AINE) para sus dolores es seguro, tiene que pensárselo de nuevo.

El jueves, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. advirtió que tomar esos analgésicos de uso común (entre los que se encuentran Advil, Motrin, Aleve y Celebrex) a las 20 semanas o más adelante en el embarazo podría aumentar el riesgo de complicaciones.

En específico, tomar los medicamentos puede provocar unos problemas renales raros pero graves en el bebé no nacido, que pueden conducir a unos niveles más bajos de líquido amniótico, lo que aumenta el potencial de complicaciones del embarazo.

Más o menos tras 20 semanas de embarazo, los riñones del feto comienzan a producir la mayor parte del líquido amniótico, de forma que los problemas renales pueden provocar unos niveles bajos de este líquido protector. Los niveles bajos de líquido amniótico en general se resuelven si una mujer embarazada deja de tomar AINE, según la FDA.

La agencia dijo que ordenó que las etiquetas de los AINE adviertan a las mujeres y a sus proveedores de atención de la salud sobre este riesgo.

Los AINE son medicamentos recetados y de venta libre que incluyen al ibuprofeno, el naproxeno, el diclofenac y el celecoxib, que se toman para tratar el dolor y la fiebre. La aspirina también es un AINE, pero las nuevas normas sobre las etiquetas no aplican al uso de aspirina en dosis bajas.

"Es importante que las mujeres comprendan los beneficios y los riesgos de los medicamentos que tal vez tomen durante el transcurso de su embarazo", comentó en un comunicado de prensa de la FDA la Dra. Patrizia Cavazzoni, directora en funciones del Centro de Evaluación e Investigación en Medicamentos de la agencia.

Una ginecoobstetra anotó que los AINE de venta libre quizá sean el mayor peligro para las mujeres embarazadas.

"Muchas pacientes usan ibuprofeno con regularidad para los dolores de cabeza y los calambres menstruales", apuntó la Dra. Jennifer Wu, del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. "Es muy importante que estas pacientes se den cuenta de que el ibuprofeno y otros AINE plantean un peligro único para las pacientes embarazadas".

"La mayoría de las pacientes obtienen estos medicamentos sin receta, e incluso podrían estar usándolos en dosis de receta", añadió Wu. "Aunque muchos de los medicamentos recetados conllevan la supervisión de un farmacéutico y tienen una etiqueta de advertencia, los medicamentos de venta libre carecen de todo eso. Con frecuencia, los pacientes también dan por sentado que de venta libre necesariamente significa seguro".

La advertencia de la FDA se publicó tras una revisión de la literatura médica y de los casos reportados a la agencia de unos niveles bajos de líquido amniótico o de problemas renales en bebés no nacidos asociados con el uso de AINE durante el embarazo.

En cuando a los AINE recetados, la nueva advertencia de la FDA recomienda limitar su uso más o menos entre las semanas 20 y 30 del embarazo. Una advertencia para evitar los AINE tras las 30 semanas del embarazo ya se incluía en la información de receta, debido al riesgo de problemas cardiacos en los bebés no nacidos.

Si un proveedor de atención de la salud cree que los AINE son necesarios más o menos entre las semanas 20 y 30 del embarazo, el uso se debe limitar a la dosis más baja posible y al periodo más corto posible, añadió la FDA.

Los fabricantes de AINE de venta libre para adultos también harán unas actualizaciones similares a sus etiquetas, según la agencia.

Comparte tu opinión