La exposición de los bebés a los productos de limpieza del hogar se vincula con un riesgo posterior de asma

La exposición de los bebés a los productos de limpieza del hogar se vincula con un riesgo posterior de asma

MARTES, 18 de febrero de 2020 (HealthDay News) -- Una de las claves del riesgo de asma de su bebé podría encontrarse en su lavadero.

Una investigación canadiense muestra que la exposición del bebé a los productos de limpieza del hogar en los primeros meses de vida se vincula con un aumento en las probabilidades de asma a los tres años.

Los bebés podrían ser particularmente vulnerables porque "en general pasan de un 80 a un 90 por ciento del tiempo en interiores, y son particularmente vulnerables a las exposiciones químicas a través de los pulmones y de la piel debido a una frecuencia respiratoria más alta y a un contacto regular con las superficies del hogar", según el investigador principal del estudio, Tim Takaro. Takaro es médico y científico de la facultad de ciencias de la salud de la Universidad Simon Fraser en Burnaby, Columbia Británica.

En su investigación, el grupo de Takaro examinó cuestionarios completados por los padres de más de 2,000 niños que estuvieron expuestos a productos de limpieza del hogar desde que nacieron hasta los 4 meses de edad.

Se evaluaron el asma, la sibilancia recurrente y la "sensibilización alérgica" de los niños a los 3 años.

El estudio no pudo probar causalidad, pero los investigadores reportaron que los bebés con los niveles más altos de exposición a los productos de limpieza experimentaron un aumento del 37 por ciento en el riesgo de ser diagnosticados con asma a los 3 años. Esos bebés también tenían un riesgo un 35 por ciento más alto de haber desarrollado una sibilancia recurrente a la misma edad.

Los productos de limpieza del hogar más comunes que los padres reportaron que usaban fueron el detergente para lavar platos a mano, el detergente del lavaplatos, los limpiadores de superficies múltiples, los limpiadores de cristales y el detergente para la ropa.

Los productos de limpieza con aromas y en aerosol se asociaron con el riesgo más alto de sibilancia y asma, según el estudio, que se publicó el 18 de febrero en la revista CMAJ (Canadian Medical Association Journal).

¿Cuál es el vínculo posible? Según los investigadores, los compuestos químicos de los productos de limpieza podrían dañar al revestimiento respiratorio de los bebés al activar las vías inflamatorias del sistema inmunitario, conduciendo al asma y la sibilancia.

Los cambios en el microbioma (los billones de microbios saludables y útiles que viven en el cuerpo humano) de los bebés también podrían tener un rol, añadieron.

"La mayor parte de las evidencias que vinculan al asma con el uso de los productos de limpieza proviene de los adultos", comentó Takaro en un comunicado de prensa de la revista, de forma que este estudio añade una información valiosa.

Un experto que no participó en el nuevo estudio anotó que los investigadores intentaron tomar en cuenta otros factores de riesgo en sus cálculos.

El vínculo entre los productos de limpieza y el asma infantil "se encontró en niños que no tuvieron una exposición al humo de segunda mano, de forma que las dos exposiciones no están combinadas", observó el Dr. Len Horovitz, especialista pulmonar del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. El humo de los cigarrillos en el hogar es un factor de riesgo conocido del asma en los niños.

Barbara Keber es vicepresidenta de medicina familiar de Northwell Health en Glen Cove, Nueva York. Al revisar el nuevo estudio, dijo que se parece "a otros que revelan hallazgos similares en los niños en la última década".

Keber sí apuntó que el estudio tuvo algunas limitaciones. La mayoría de los niños provenían de hogares blancos y ricos, y no está claro cuánto tiempo en realidad pasaban en interiores. Además, dijo, no es factible realizar el tipo de pruebas pulmonares en los niños que se usan en estudios similares llevados a cabo con adultos.

Por último, apuntó Keber, "es difícil saber si los síntomas persistirán en la niñez más tardía o en la adolescencia y la adultez, y muchos niños superan los síntomas del asma al crecer".

Pero mientras tanto, ¿qué pueden hacer los padres para minimizar el riesgo potencial?

Según el equipo canadiense, elegir productos de limpieza del hogar que no sean en aerosol o que no contengan "compuestos orgánicos volátiles" podría ayudar a minimizar la exposición de los niños.

Por su parte, Horovitz aconseja que "se debe implementar una ventilación adecuada siempre que se usen productos de limpieza cerca de los niños. Los productos que están libres de aromas, alcohol y sustancias químicas (productos ecológicos) son alternativas a los fluidos de limpieza más agresivos".

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece más información sobre el asma.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión