La estrategia de combinar las vacunas contra la COVID funciona bien, según un estudio

LUNES, 18 de octubre de 2021 (HealthDay News) -- Combinar distintos tipos de vacunas contra la COVID-19 es altamente efectivo, muestra una investigación reciente.

El estudio encontró que la protección contra la infección fue más potente en las personas que recibieron una primera dosis de la vacuna de AstraZeneca y una segunda dosis de una vacuna de ARNm que en las que recibieron dos dosis de la vacuna de AstraZeneca.

La estrategia de combinar las vacunas contra la COVID funciona bien, según un estudio
| Foto: HEALTHDAY

La vacuna de AstraZeneca es una vacuna basada en un vector, mientras que las vacunas de Moderna y Pfizer son vacunas de ARNm.

"Haber recibido cualquiera de las vacunas aprobadas es mejor en comparación con no vacunarse, y dos dosis son mejores que una", comentó el investigador Peter Nordström, profesor de medicina geriátrica de la Universidad de Umeå, en Suecia.

"Pero nuestro estudio muestra una mayor reducción en el riesgo en las personas que recibieron una vacuna de ARNm tras haber recibido una primera dosis de una vacuna basada en un vector, en comparación con las personas que recibieron la vacuna basada en un vector en ambas dosis", señaló en un comunicado de prensa de la universidad.

La investigación anterior mostró que los regímenes combinados de vacunas provocan una fuerte respuesta inmunitaria, pero no estaba claro si esto se traducía en una reducción en el riesgo de infección.

Para averiguarlo, Nordström y sus colaboradores analizaron los datos de unas 700,000 personas en Suecia, donde el uso de la vacuna de AstraZeneca se frenó en las personas menores de 65 años. Se recomendó a todas las personas que ya habían recibido esta vacuna como su primera dosis que se pusieran una vacuna de ARNm como segunda dosis.

Durante un seguimiento promedio de 2.5 meses tras una segunda dosis, el riesgo de infección fue un 50 por ciento más bajo entre los que recibieron dos dosis de la vacuna de AstraZeneca, un 67 por ciento más bajo entre los que recibieron una combinación de las vacunas de AstraZeneca y de Pfizer, y un 79 por ciento más bajo entre los que recibieron una combinación de las vacunas de AstraZeneca y de Moderna, en comparación con las personas sin vacunar.

Los investigadores también anotaron que la variante Delta era la dominante en Suecia durante el periodo del estudio.

Además, los autores del estudio dijeron que hubo unas tasas bajas de coágulos de sangre entre todas las personas vacunadas del estudio, y que el número de casos de COVID-19 de suficiente gravedad para requerir hospitalización fue demasiado bajo como para poder calcular la efectividad de las distintas combinaciones de vacunas contra este resultado.

Según el coautor del estudio Marcel Ballin, "los resultados del estudio podrían tener implicaciones para las estrategias de vacunación en distintos países". Ballin es un estudiante doctoral de medicina geriátrica de la Universidad de Umeå.

"La Organización Mundial de la Salud ha declarado que, a pesar de los resultados promisorios de estudios anteriores sobre la respuesta inmunitaria a la vacunación combinada, se necesitan estudios más grandes para investigar su seguridad y efectividad contra los resultados clínicos. Ahora aquí tenemos un estudio de este tipo", añadió.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre las vacunas contra la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Umeå University, news release, Oct. 18, 2021

Comparte tu opinión