La esperanza de vida de EE. UU. aumentó en 2019, pero en 2020 esta tendencia se revertirá

La esperanza de vida de EE. UU. aumentó en 2019, pero en 2020 esta tendencia se revertirá

MARTES, 22 de diciembre de 2020 (HealthDay News) -- Antes de que golpeara la pandemia de la COVID-19, la esperanza de vida en Estados Unidos aumentó por segundo año consecutivo en 2019, según dos informes recientes del gobierno federal.

Pero no se prevé que estas buenas noticias se repitan en 2020.

Se prevé que el impacto de la COVID-19 y otras enfermedades eleve la tasa de mortalidad a un 15 por ciento y que supere los 3 millones de muertes por primera vez en la historia de EE. UU., según Associated Press.

La COVID-19 ya ha acabado con las vidas de más de 318,000 estadounidenses.

Según la AP, los datos preliminares sugieren que al final del año 2020, habrá un total de más de 3.2 millones de muertes en EE. UU. Esto supondría un nuevo récord y representa 400,000 muertes más de las que se registraron en 2019.

La agencia de noticias señaló que el aumento del 2019 al 2020 marca el mayor salto de este tipo desde los años 1918 y 1919, en los que los fallecimientos se dispararon debido a la combinación de las muertes por la Primera Guerra Mundial y la pandemia de la gripe española. Este sigue siendo el periodo récord de aumento de fallecimientos de los estadounidenses durante un año dado, con un incremento en las muertes de un 46 por ciento, informó la AP.

El gran aumento de muertes de este año se produce después de un bien recibido incremento en la esperanza de vida durante 2019, según datos recientes del año pasado, publicados el martes por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

La agencia informó de un número récord de muertes en todo el país en 2019, de 2,854,838, que son 15,633 más que en 2018, que es lo que se prevé debido al aumento de población. Pero la esperanza de vida en realidad aumentó en 0.1 años, de forma que, en 2019, la esperanza de vida del estadounidense promedio era de 78.8 años.

Visto de otra manera, la tasa de mortalidad ajustada por la edad se redujo de 723.6 muertes por cada 100,000 habitantes en 2018 a 715.2 muertes en 2019.

Sin embargo, "prevería que esto se revierta en 2020 debido a la COVID, así como al aumento de muertes causadas por la interrupción de los servicios médicos y sociales a causa de la pandemia", dijo el Dr. Eric Cioe-Peña, director de salud global de Northwell Health en New Hyde Park, Nueva York. Cioe-Peña no participó en los informes recientes de los CDC.

En 2019, los informes del Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS) de los CDC mostraron que las enfermedades cardiacas se mantuvieron como la causa principal de muerte, con 659,041 fallecimientos, seguidas por el cáncer con 599,601 muertes y los accidentes y lesiones involuntarias con 173,040 muertes.

Una buena noticia es que los suicidios bajaron de 48,344 en 2018 a 47,511 en 2019, y la tasa de suicidios también disminuyó de 14.2 por cada 100,000 en 2018 a 13.9 en 2019.

Según la Federación Americana de Prevención del Suicidio (American Federation for Suicide Prevention, AFSP), es la primera vez que disminuyen las tasas de suicidio en dos décadas.

"No podemos determinar qué factores específicos podrían haber contribuido a la disminución", afirmó en un comunicado de prensa de la organización la Dra. Christine Moutier, directora médica de la AFSP. "Lo que sí sabemos es que crear una cultura abierta a hablar sobre salud mental y la prevención del suicidio, educar a las personas sobre qué hacer cuando estén angustiadas, hacer que haya ayuda disponible para aquellos que la buscan, utilizar tratamientos que se han desarrollado en base a la investigación, apoyar a los afectados por los suicidios, y la aprobación de leyes que hagan de la prevención del suicidio una prioridad nacional, son avances positivos que hemos observado en los últimos años que probablemente hayan tenido un impacto colectivo".

Por el contrario, las sobredosis de drogas, que conforman a más de un tercio de las muertes accidentales, aumentaron en 2019 después de descender por primera vez después de 28 años en 2018. En total, hubo 70,630 muertes por sobredosis en 2019, casi un 5 por ciento más que en 2018.

Los datos preliminares publicados la semana pasada mostraron un aumento del 18 por ciento en las muertes por sobredosis en los 12 meses anteriores, finalizando en mayo de 2020, en comparación con el mismo periodo de 2018. Las tasas de muertes por sobredosis aumentaron de 20.7 por cada 100,000 en 2018, a 21.6 en 2019.

La tasa de sobredosis letales relacionadas con los opioides sintéticos aparte de la metadona, como el fentanilo, los análogos del fentanilo y el tramadol, aumentó de 9.9 por cada 100,000 en 2018 a 11.4 en 2019. Pero las autoridades afirmaron que la tasa de incremento anual se había reducido significativamente entre 2017 y 2019 (un 9 por ciento al año), en comparación con 2013 a 2017 (un 75 por ciento al año).

De 2012 a 2018, la tasa de muertes por sobredosis relacionadas con la cocaína se multiplicó por más de tres, de 1.4 a 4.9 por cada 100,000, y la tasa de muertes relacionadas con psicoestimulantes como la metanfetamina se multiplicó por más de seis, de 0.8 a 5 por cada 100,000.

En general, "creo que los datos muestran que la mejora de la mortalidad en 2019 fue el resultado de una mejora general de los resultados de las principales causas de muerte, como las enfermedades cardiacas y el cáncer", dijo Cioe-Peña. "Superó el aumento de muertes por sobredosis, por lo que en general en 2019, EE. UU. pasó a ser un país más sano y en el que se vivía más tiempo".

Más información

El Centro Nacional de Estadísticas de Salud de EE. UU. ofrece más información sobre la esperanza de vida.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Eric Cioe-Peña, MD, Director of Global Health, Northwell Health, New Hyde Park, N.Y.; American Foundation for Suicide Prevention, news release, Dec. 22, 2020; U.S. National Center for Health Statistics, news release, Dec. 22, 2020; Associated Press

Comparte tu opinión