La epidemia de opioides duplicó el número de niños de EE. UU. enviados a cuidados de acogida

La epidemia de opioides duplicó el número de niños de EE. UU. enviados a cuidados de acogida

LUNES, 15 de julio de 2019 (HealthDay News) -- Parece que la epidemia de opioides literalmente destruye a las familias.

Hay unas tasas alarmantes de niños que son separados de sus hogares porque sus padres abusan de esas sustancias, muestra un estudio reciente.

El número de niños ubicados en cuidados de acogida en Estados Unidos debido al uso de sustancia de sus padres se ha multiplicado por más de dos en las dos últimas décadas, al pasar a casi 96,700 en 2017, respecto a unos 39,100 en 2000.

"El número de entrada en cuidados de acogida relacionadas con el uso de sustancias ha estado aumentando durante bastante tiempo", anotó la investigadora principal, Angelica Meinhofer, profesora de políticas e investigación en atención de la salud del Colegio Médico Weill Cornell, en la ciudad de Nueva York.

Ese aumento comenzó al mismo tiempo que el número general de casos de cuidados de acogida de Estados Unidos se redujo de forma constante entre 2000 y 2012.

Pero el número general de casos comenzó a aumentar de nuevo en el país en años recientes, apuntaron los investigadores en las notas de respaldo. Entre 2012 y 2017, el número de niños que vivían en cuidados de acogida aumentó en un 12 por ciento, y el número de niños que entraban en el cuidado de acogida aumentó en un 8 por ciento.

Meinhofer y sus colaboradores sospechaban que la epidemia de opioides podría estar fomentando el crecimiento en los cuidados de acogida, y recurrieron a una base de datos ordenada por el gobierno federal que recopila información a nivel de caso sobre todos los niños que están en cuidados de acogida en Estados Unidos.

"Una de las variables recolectadas es si los niños fueron separados de su hogar debido al uso de sustancias de sus padres", indicó Meinhofer.

Ocurrieron casi cinco millones de entradas a cuidados de acogida entre 2000 y 2017, y alrededor de una cuarta parte fueron atribuibles al uso de sustancias, encontraron los investigadores.

Tanto el número como la proporción de entradas debidas al uso de sustancias aumentaron en ese periodo. En 2000, casi un 15 por ciento de alrededor de 270,000 separaciones fueron provocadas por las sustancias, en comparación con alrededor de un 36 por ciento de unas 267,000 separaciones del hogar en 2017.

Esto ocurrió al mismo tiempo que las entradas en los cuidados de acogida debido a otros problemas familiares declinaron de forma constante, mostraron los resultados.

Los niños que entraban en cuidados de acogida debido al uso de sustancias de los padres eran más propensos a tener 5 años o menos de edad, a ser blancos y de la región Sur de Estados Unidos, encontraron los investigadores.

"Parte del aumento más grande ocurrió en el Oeste Medio", y la proporción de separaciones relacionadas con las sustancias aumentó de un 19 por ciento en 2000-2005 a un 25 por ciento en 2012-2017, apuntó Meinhofer. "Pero la mayoría de esos niños están en estados del Sur".

También ha habido un aumento en las separaciones relacionadas con las sustancias en áreas fuera de las ciudades: la proporción aumentó de un 18 por ciento en 2000-2005 a un 25 por ciento en 2012-2017.

Meinhofer se mostró renuente a decir si ser ubicados en cuidados de acogida daña las probabilidades de éxito a largo plazo de los niños, dado que el sistema de cuidados de acogida busca protegerlos del abuso o la negligencia.

"Espero que más investigadores se interesen en este área e intenten comprender qué está provocando este aumento, y las implicaciones de este aumento", señaló Meinhofer.

El nuevo estudio aparece en la edición del 15 de julio de la revista JAMA Pediatrics.

El Dr. Scott Krakower, experto en la adicción, se mostró de acuerdo en que es probable que la epidemia esté fomentando el aumento en las separaciones familiares.

"Es triste ver a los niños entrar en el sistema de cuidados de acogida, pero cumple una función", aseguró Krakower, subjefe de la unidad de psiquiatría del Hospital Zucker Hillside en Glen Oaks, Nueva York. "A veces hay una separación entre un padre y un niño para que el padre pueda recibir el tratamiento que necesita antes de volver a estar juntos. También conlleva menos riesgo y peligro para el niño".

Más información

Pew Charitable Trusts ofrece más información sobre la drogadicción y los cuidados de acogida.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión