La edición genética en las garrapatas promete información sobre la prevención de enfermedades

MIÉRCOLES, 16 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- Unos científicos que realizaron la primera edición genética de garrapatas afirman que esta línea de investigación podría conducir a nuevas formas de reducir las enfermedades transmitidas por las garrapatas en los humanos.

Las garrapatas pueden transmitir muchas enfermedades a las personas, como la enfermedad de Lyme, la babesiosis y la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas, pero en estos momentos el conocimiento genético sobre las garrapatas es limitado.

La edición genética en las garrapatas promete información sobre la prevención de enfermedades

Esto es muy distinto a lo que sucede con los mosquitos, señalaron los investigadores en un nuevo estudio. Los hallazgos aparecen en la edición del 15 de febrero de la revista iScience.

"A pesar de su capacidad de adquirir y transmitir una variedad de patógenos debilitantes, la investigación sobre las garrapatas se ha quedado atrás respecto a otros vectores de artrópodos, como los mosquitos, en gran medida debido a las dificultades de aplicar las herramientas genéticas y moleculares disponibles", señaló la coautora del estudio, Monika Gulia-Nuss, bióloga molecular de la Universidad de Nevada, en Reno.

"Tener disponibles herramientas de edición del genoma nos permitirá descubrir algunos de los secretos de las garrapatas, y nos permitirá determinar cómo estos animales únicos sobreviven en el ambiente, cómo interactúan con los patógenos, y cómo podríamos prevenir que las garrapatas propaguen enfermedades a los humanos y al ganado", explicó en un comunicado de prensa de la revista.

Los investigadores utilizaron una técnica llamada CRISPR-Cas9 para editar los genomas de garrapatas de patas negras, que propagan la enfermedad de Lyme. En primer lugar, los científicos tuvieron que vencer varios obstáculos para realizar la edición genética en embriones de garrapatas.

Los huevos de garrapata tienen una presión interior alta, una cáscara externa dura y una capa de cera en la parte externa al embrión, que se debe extirpar antes de la inyección para la edición genética.

"Pudimos diseccionar con cuidado a garrapatas [embarazadas] para extirpar con cirugía el órgano responsable de cubrir los huevos con cera, pero seguir permitiendo que las hembras pusieran huevos viables. Estos huevos sin cera permitieron inyectar los materiales necesarios para la modificación del genoma en los embriones de garrapata", comentó Gulia-Nuss.

"Otro obstáculo importante era comprender la cronología del desarrollo del embrión de garrapata. Se sabe muy poco sobre la embriología de la garrapata, así que debíamos determinar el momento preciso para la introducción de CRISPR-Cas9, con el fin de garantizar las mayores probabilidades de inducir cambios genéticos", observó.

"Prevemos que las herramientas que desarrollamos aquí abrirán nuevas avenidas de investigación que aceleren de forma dramática nuestra comprensión sobre la biología molecular de esta especie de garrapatas y especies relacionadas", dijo Gulia-Nuss.

En última instancia, esto podría "orientar el desarrollo y la aplicación de nuevos métodos de control de las enfermedades transmitidas por garrapatas", añadió.

Más información

Aprenda más sobre las garrapatas en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: iScience, news release, Feb. 15, 2022

Comparte tu opinión