La edad es un factor importante en las opiniones sobre las vacunas contra la COVID

MIÉRCOLES, 6 de julio de 2022 (HealthDay News) -- La edad podría tener un rol inmenso en si una persona decide vacunarse contra la COVID o no, encuentra una investigación reciente.

Aunque la renuencia a vacunarse debido a las inclinaciones políticas personales ha recibido mucha atención en los medios de comunicación, un estudio de la Universidad de Georgia revela que no es la única consideración.

La edad es un factor importante en las opiniones sobre las vacunas contra la COVID

El vínculo entre la vacuna y la política "no es igual de cierto a medida que las personas envejecen", anotó el autor del estudio, Glen Nowak, codirector del Centro de Comunicación en Salud y Riesgos del Colegio de Periodismo y Comunicación de Masas Grady de la Universidad de Georgia en Athens, Georgia.

De hecho, "las personas de a partir de 65 años están vacunadas de forma casi universal, en particular a partir de los 75 años", apuntó Nowak.

En el estudio, su equipo encuestó a una muestra nacionalmente representativa de más de 1,000 estadounidenses. Los investigadores deseaban averiguar si el partido político, la fuente de noticias preferida y factores como la edad, el sexo, la raza/etnia y el nivel educativo de los participantes afectarían a la aceptación de las vacunas.

Encontraron que los encuestados de a partir de 50 años tendían a considerar que tenían un riesgo más alto, al mismo tiempo que se preocupaban de que contraer la COVID-19 tuviera un impacto negativo en sus vidas diarias.

Pero los encuestados más jóvenes eran menos propensos a preocuparse sobre contraer el virus o a considerar que estaban en riesgo de una enfermedad grave.

"Al observar a las personas de 18 a 29 años, no resulta sorprendente que sean el grupo con las tasas de vacunación contra la COVID más bajas en general, porque no son un grupo que sufre una enfermedad grave o que muere por la COVID", señaló Nowak en un comunicado de prensa de la universidad. "¿De cualquier modo ocurre? Sin ninguna duda. Pero es relativamente poco común. Pienso que muchas personas en ese grupo de edad lo comprenden".

Aun así, incluso con las diferencias en la edad, la filiación política y la fuente de la que los participantes recibían sus noticias fueron los predictores más constantes de cómo se sentían sobre su riesgo de COVID y su intención de vacunarse, según el estudio.

Los liberales eran más propensos que los conservadores a considerar que el virus era una amenaza más grande para sus vidas diarias, a preocuparse sobre enfermarse y a pensar que los síntomas podían ser graves. También les preocupaba más poder transmitir la enfermedad a otros, eran más propensos a aceptar la vacuna y a confiar en las autoridades de salud pública.

En comparación con los conservadores, los liberales y los moderados creían que sería más difícil acceder a la atención médica y al tratamiento.

Y la encuesta mostró que los participantes que consumían noticias de una combinación de fuentes conservadoras y liberales eran más propensos a ser renuentes a vacunarse que los que solo consumían noticias partidistas, un hallazgo que sorprendió a los investigadores.

"Si nos hubieran preguntado antes... de este estudio, habríamos dicho con bastante confianza que las personas que consumían una amplia variedad de información serían mucho más propensas a vacunarse y a tener más confianza en la vacuna", planteó Nowak. "Lo que esto sugirió fue lo contrario, en muchos casos. Muchas personas que intentaban consumir, o que dijeron que consumían, un amplio espectro de fuentes de información salían menos confiadas y con más incertidumbre sobre la vacuna y su valor".

Los autores sugirieron que los mensajes de salud pública se deben adaptar a las audiencias específicas, en parte porque los que no están en riesgo no hacen caso a estos mensajes.

"Los datos muestran que el interés y la atención de los jóvenes y los que se ven menos afectados por la COVID-19 no se pueden dar por sentados", planteó Nowak. "Es un buen recordatorio de que no podemos limitarnos a decir que todo el mundo debería tenerle miedo a una COVID grave. No es una estrategia de comunicación efectiva".

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente en línea de la revista International Journal of Strategic Communication.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Georgia, news release, July 5, 2022

Comparte tu opinión