La dieta mediterránea podría reducir el riesgo de preeclampsia durante el embarazo

MIÉRCOLES, 20 de abril de 2022 (HealthDay News) -- Se sabe que una dieta de estilo mediterráneo ayuda a proteger el corazón, y ahora una nueva investigación sugiere que también puede reducir el riesgo de una madre embarazada de preeclampsia, una afección potencialmente letal.

La preeclampsia, que se caracteriza por un aumento súbito en la presión arterial, proteína en la orina u otros problemas durante el embarazo, puede provocar problemas de salud para las madres y los bebés, si no se trata. La afección también aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca más adelante en la vida de una mujer.

La dieta mediterránea podría reducir el riesgo de preeclampsia durante el embarazo
| Foto: GETTY IMAGES

La dieta mediterránea tradicional, que es saludable para el corazón, es rica en frutas, verduras, pescado graso, granos integrales, legumbres y grasas saludables, como el aceite de oliva.

El nuevo estudio no se diseñó para ver cómo, o incluso si, este estilo de alimentación reduce el riesgo de preeclampsia en las mujeres embarazadas, sino que solo encontró una asociación. Pero los investigadores tienen algunas teorías sobre cómo podría hacerlo.

"Algunos estudios muestran que la dieta mediterránea puede reducir el estrés oxidativo y mejorar la función vascular" o la flexibilidad de los vasos sanguíneos, apuntó la autora del estudio, la Dra. Anum Minhas, miembro de cardiología, cardio-obstetricia e imágenes avanzadas de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore. Cuando los vasos sanguíneos que rodean al útero se constriñen durante el embarazo, puede provocar hipertensión.

"También es posible que la dieta reduzca el aumento de peso durante el embarazo", apuntó Minhas. Las mujeres que aumentan mucho peso durante el embarazo podrían tener un riesgo más alto de desarrollar preeclampsia.

Los investigadores se enfocaron en más de 8,500 mujeres del área de Boston que participaron en un estudio más amplio sobre el embarazo, la infancia y la muerte infantil. Algunas estaban en riesgo de parto prematuro, que se solapa con la preeclampsia. Casi la mitad de las participantes del estudio eran mujeres negras.

Los investigadores puntuaron a cada mujer según qué tan de cerca seguía a la dieta mediterránea.

En total, un 10 por ciento desarrollaron preeclampsia. Pero el estudio encontró que el riesgo era un 22 por ciento más bajo entre las mujeres que siguieron una dieta de estilo mediterráneo más de cerca durante el embarazo, y esta reducción en el riesgo fue incluso mayor entre las mujeres negras que la seguían. Las mujeres negras tienen un riesgo más alto de desarrollar preeclampsia.

"Las mujeres negras con la mayor adherencia a una dieta mediterránea experimentaban una reducción incluso más grande en el riesgo de preeclampsia, lo que da más respaldo a la idea de que esta intervención podría funcionar en mujeres de todas las distintas procedencias raciales y étnicas", comentó Minhas.

Ella y sus colaboradores planifican continuar analizando los datos para ver cómo este estilo de alimentación podía reducir el riesgo de preeclampsia. También esperan realizar un ensayo aleatorio y controlado que compare a la dieta mediterránea con otro régimen de alimentación entre mujeres con un riesgo de preeclampsia.

Hay muy pocos tratamientos para la preeclampsia que sean seguros y que también produzcan unos resultados significativos. La única cura es dar a luz al bebé, lo que con frecuencia resulta en un nacimiento prematuro.

"Este es uno de los motivos de que estemos emocionados por los resultados, ya que la dieta mediterránea es beneficiosa y segura para la madre y el bebé", aseguró Minhas.

Hasta ahora, en general a las mujeres con preeclampsia se les trata con aspirina de baja dosis y una monitorización estrecha. Los investigadores no observaron si las mujeres del estudio tomaban aspirina a diario.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 20 de abril de la revista Journal of the American Heart Association.

El Dr. Mitchell Kramer, presidente de obstetricia y ginecología del Hospital de Huntington en Huntington, Nueva York, revisó los hallazgos.

La preeclampsia es un importante problema de salud entre las mujeres embarazadas en Estados Unidos, aseguró.

"Afecta de forma desproporcionada a las mujeres de color y a las que tienen unos antecedentes socioeconómicos marginados", apuntó Kramer.

Con frecuencia, estas mujeres no siguen un régimen de alimentación saludable y bien equilibrado, debido a una falta de acceso o ingresos y educación sobre la dieta, lamentó.

"La comunidad de proveedores obstétricos siempre ha sentido que una dieta saludable de alimentos frescos, poca sal, frutas, verduras, una cantidad reducida de carne roja, frutos secos, legumbres y aceites saludables beneficia a la mujer embarazada y al feto, y este estudio respalda la importancia de animar a las mujeres embarazadas, en particular a esta población estudiada, a mantener esta dieta de estilo mediterráneo", añadió Kramer.

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece más información sobre la dieta mediterránea.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Anum Minhas, MD, chief cardiology fellow, and cardio-obstetrics and advanced imaging fellow, Johns Hopkins University, Baltimore; Mitchell Kramer, MD, chairman, obstetrics and gynecology, Huntington Hospital, Huntington, N.Y.; Journal of the American Heart Association, April 20, 2022

Comparte tu opinión