La dieta de 'festín y ayuno' funciona para perder peso

La dieta de 'festín y ayuno' funciona para perder peso

MIÉRCOLES, 28 de agosto de 2019 (HealthDay News) -- ¿Está cansado de esa grasa abdominal?

Una dieta baja en calorías funciona, pero puede ser difícil de seguir. Un método mucho más sencillo para perder peso podría ser simplemente dejar de comer cada dos días.

Se conoce como ayuno en días alternos (ADA). Como el nombre implica, usted pasa hambre haciendo ayuno un día, y luego se da un festín al siguiente, y repite el patrón una y otra vez.

En un ensayo sobre la dieta ADA de apenas un mes, los voluntarios del estudio perdieron más de siete libras (unos 3.2 kilos).

La pérdida de peso ocurrió a pesar de que las personas en la dieta ADA comieron más o menos un 30 por ciento más los días que se les permitió comer lo que normalmente comerían. Incluso con esa comida adicional los días de festín, los voluntarios del estudio de cualquier forma consumieron menos calorías en total debido a los días de ayuno, explicaron los investigadores.

"Es un régimen fácil, sin cálculo de calorías, y el cumplimiento fue muy alto", aseguró el autor del estudio, Frank Madeo, profesor de biología molecular en la Universidad de Karl-Franzens de Graz, en Austria.

Madeo señaló que los investigadores no estudiaron cómo la dieta ADA podría compararse con otros tipos de dietas de ayuno intermitente o con una dieta baja en calorías más típica. Dijo que el estudio sobre el ADA no pareció tener ningún impacto en el sistema inmunitario (a menos en este estudio a corto plazo), pero que las dietas que dependen simplemente de una ingesta calórica más baja podrían disminuir la función del sistema inmunitario.

¿Por qué funciona el ayuno intermitente?

"El motivo podría ser la biología evolutiva", sugirió Madeo. "Nuestra fisiología está familiarizada con los periodos de hambruna seguidos por excesos de comida". Es solo en la historia reciente que los humanos han tenido tal abundancia de comida que deben restringir las calorías para mantener el peso, añadió.

Las dietas de ayuno intermitente han recibido mucha atención en los últimos años. Se rumorea que muchos famosos, como Beyonce y Jimmy Kimmel, usan el ayuno intermitente para perder peso.

Hay distintas variaciones del ayuno, además del ADA. Algunas personas comen de la forma usual durante un número dado de días por semana, y entonces podrían ayunar o comer muy poco durante el resto de la semana. Algunas personas restringen el número de horas que comen cada día, comiendo, por ejemplo, solo de 7 a.m. a 7 p.m.

Ese tipo de dieta le funcionó a Jared Sklar, de Woodland Hills, California. Pasó de 285 libras (129 kilos) antes de una dieta de ayuno intermitente a 190 libras (86 kilos) siete meses después. Sklar declaró a CNN que solo come entre las 12 p.m. y las 8 p.m. cada día, dejando las siguientes 16 horas para ayunar. También comenzó a comer de forma más saludable y a hacer ejercicio.

"Siempre tengo algo que anticipo para que me mantenga motivado, para asegurarme de no volver a mis antiguos hábitos", dijo Sklar.

En el nuevo estudio, el equipo de Madeo reclutó a 60 personas, todos adultos sanos que no eran obesos. En promedio, al inicio del estudio solo tenían un ligero sobrepeso.

La mitad de los voluntarios del estudio siguieron el plan de ayuno en días alternos durante un mes. Entonces, en un periodo de 48 horas, solo comían durante un periodo de 12 horas. En ese periodo, la ingesta de comida no estaba restringida.

Las demás 30 personas comían como lo harían normalmente, sin ninguna restricción.

Las personas del "grupo de festín y ayuno" perdieron, en promedio, un 4.5 por ciento de su peso corporal. El grupo que comió de forma normal aumentó, en promedio, menos de media libra (0.2 kilos).

Además de perder peso, el grupo de festín y ayuno también experimentó cambios saludables en los factores de riesgo de la enfermedad cardiaca, como un colesterol más bajo, según los autores del estudio.

A pesar de esos hallazgos positivos, los investigadores todavía no recomiendan las dietas ADA para todo el mundo, porque se desconocen los efectos de la dieta a largo plazo.

Samantha Heller, dietista registrada de Langone Health de la NYU en la ciudad de Nueva York, dijo que aunque las personas perdieron peso, una dieta en que se ayune cada dos días sería difícil de mantener.

"¿Y si quiere hacer ejercicio? ¿Qué pasa si tiene un trabajo activo? Nuestros cuerpos aceptan que no se coma durante un tiempo, pero son más felices cuando tienen una fuente constante de alimentos saludables que provean los nutrientes necesarios para lograr las tareas con que los desafiamos cada día", apuntó.

Además, Heller añadió que es importante aprender a mejorar el estilo de vida. "Alguien que pierde peso haciendo ayuno cada dos días no aprenderá estrategias para vivir una vida sana. Hay que crear un patrón de alimentación saludable con el que se pueda vivir".

Un cambio sencillo que la personas pueden hacer sería ampliar el ayuno intermitente natural que todo el mundo hace mientras duerme. "Para muchas personas, el momento en el que se sientan frente a la computadora o la televisión y comen refrigerios es después de la cena. Después de la cena, cierre la cocina", sugirió.

El estudio aparece en la edición en línea del 27 de agosto de la revista Cell Metabolism.

Más información

Para más información sobre las dietas de ayuno intermitente, visite la Academia de Nutrición y Dietética (Academy of Nutrition and Dietetics).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión