SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

La diabetes asociada al embarazo supone un riesgo para la madre y para el bebé

Un estudio confirma los numerosos peligros existentes, y los expertos enfatizan que la afección se debe tratar de inmediato

Un estudio confirma los numerosos peligros existentes, y los expertos enfatizan que la afección se debe tratar de inmediato

JUEVES, 16 de febrero de 2017 (HealthDay News) -- La diabetes que se desarrolla durante el embarazo (conocida como diabetes gestacional), conlleva riesgos para la salud tanto de la futura madre como de su bebé, confirma una investigación reciente.

Un equipo de investigadores franceses analizó los datos de más de 700,000 nacimientos en Francia que se produjeron después de las 28 semanas de embarazo en 2012.

En comparación con las otras mujeres embarazadas, las que tenían diabetes gestacional tenían un 30 por ciento más de probabilidades de tener un parto prematuro, un 40 por ciento más de probabilidades de necesitar una cesárea, y un 70 por ciento más de probabilidades de sufrir preeclampsia/eclampsia, un aumento peligroso en la presión arterial.

Pero los riesgos no eran solamente para la madre. Los bebés nacidos de mujeres con diabetes gestacional tenían un 80 por ciento más de probabilidades de tener un tamaño significativamente más grande que el promedio al nacer; un 10 por ciento más de probabilidades de sufrir problemas respiratorios; un 30 por ciento más de probabilidades de experimentar un parto traumático, y un 30 por ciento más de probabilidades de tener defectos cardiacos, encontró el estudio.

Los bebés nacidos después de 37 semanas de mujeres con diabetes gestacional también tenían un riesgo más alto de muerte, en comparación con los bebés nacidos de mujeres sin la afección, indicaron los autores del estudio.

El estudio claramente muestra que la diabetes gestacional "es una enfermedad relacionada con unos resultados adversos", concluyó un equipo dirigido por la Dra. Sophie Jacqueminet, del Hospital Pitie-Salpetriere de París.

Dos expertos en la diabetes no se mostraron sorprendidos por los hallazgos, y comentaron que aunque el peso de una mujer no siempre es un factor, las probabilidades de tener diabetes gestacional aumentan con la obesidad.

"La diabetes gestacional es una entidad peligrosa, y el niño está en riesgo", dijo el Dr. Robert Courgi, endocrinólogo del Hospital Southside de Northwell Health en Bay Shore, Nueva York.

"A medida que la obesidad aumenta, también lo hace [el riesgo de] diabetes", añadió. "Necesitamos hacer un mejor trabajo a la hora de diagnosticar y tratar la diabetes gestacional.

El estudio también encontró que el riesgo de mortalidad era un 30 por ciento más alto para los bebés nacidos de mujeres cuya diabetes gestacional se trató con una dieta especial. Sin embargo, no hubo un aumento del riesgo de mortalidad para los bebés nacidos de mujeres cuya diabetes gestacional se trató con insulina.

Esta diferencia en el riesgo de mortalidad podría deberse a que las mujeres con diabetes gestacional tratada con una dieta tienden a dar a luz más tarde que las que son tratadas con insulina, indicó el equipo de investigación.

Los resultados fueron peores para las madres con diabetes gestacional "que dieron a luz más tarde, porque el bebé se expuso a unos niveles más altos de azúcar en la sangre durante un periodo más largo", explicó Courgi.

El Dr. Gerald Bernstein, que coordina el Programa de Diabetes Friedman del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, enfatizó que la diabetes gestacional requiere un tratamiento rápido y adecuado.

"Una vez diagnosticada, el tratamiento intenta mantener un nivel de azúcar en la sangre normal, pero sin el riesgo de hipoglucemia [un nivel bajo de azúcar en la sangre]", explicó Bernstein. "Esto podría variar desde los cambios nutricionales y otros cambios en el estilo de vida hasta la adición de insulina. El objetivo es dar al bebé la mayor oportunidad de crecer y desarrollarse sin un parto inusualmente prematuro, para que los órganos clave alcancen el mayor grado de madurez que sea posible".

"La mayoría de las pacientes reciben el seguimiento de un endocrinólogo, un gineco-obstetra para los partos de alto riesgo y educadores de diabetes en varias disciplinas", añadió Bernstein. "Para reducir las complicaciones, es esencial que haya un diagnóstico temprano junto con un tratamiento agresivo con un equipo completo de profesionales médicos".

El estudio aparece en la edición del 15 de febrero de la revista Diabetologia.

Más información

La Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) tiene más información sobre la diabetes gestacional.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad