La depresión dificultaría la recuperación del estrechamiento arterial

La depresión dificultaría la recuperación del estrechamiento arterial

Las personas que sufren de la enfermedad arterial periférica (EAP) y depresión tienen una peor recuperación que las que no están deprimidas, encuentra un estudio reciente.

Esto se observó de manera particular en las mujeres, señalaron los investigadores.

"Este es el primer estudio que documenta cómo los síntomas de depresión podrían complicar a la recuperación de la EAP, incluso en los pacientes que reciben atención especializada", comentó la autora sénior del estudio, Kim Smolderen, codirectora del Programa de Investigación de los Resultados de la Medicina Vascular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, en New Haven, Connecticut.

La EAP es un estrechamiento de las arterias periféricas de las piernas, el estómago, los brazos y la cabeza. Aumenta el riesgo de un paciente de enfermedad cardiaca y de muerte por su causa. Puede provocar un fuerte dolor al caminar y podría afectar a la movilidad, el funcionamiento, la salud general y la calidad de vida.

Durante un año, los investigadores siguieron a más de 1,200 pacientes que recibían tratamiento para la EAP en clínicas vasculares de Estados Unidos, Países Bajos y Australia.

En el grupo del estudio, un 21 por ciento de las mujeres y un 13 por ciento de los hombres dijeron que tenían síntomas de depresión. Esos pacientes tenían una peor salud que los que no reportaron esos síntomas, según el informe.

Una de cada cinco mujeres con un nuevo diagnóstico de EAP o con síntomas de EAP que empeoraban tenían síntomas de depresión clínicamente relevantes tras un año, una frecuencia que fue más o menos el doble que la de los hombres. Las mujeres también tuvieron unos peores resultados de salud, lo que se explica, en parte, por sus síntomas de depresión, apuntaron los investigadores.

Según la primera autora del estudio, la Dra. Qurat-Ul-Ain Jelani, miembro clínico de la Facultad de Medicina de la Yale, "una meta importante del tratamiento de la EAP es mejorar el estado de salud y la calidad de vida del paciente. No reconocer ni tratar los síntomas de depresión podría impedir el logro de una recuperación óptima".

Smolderen añadió que "la EAP es más que tratar las piernas y el dolor correspondiente. Debemos ser conscientes del paciente como un todo, con el fin de ofrecer una atención centrada en el paciente".

El informe se publicó en la edición en línea del 12 de agosto de la revista Journal of the American Heart Association.

Comparte tu opinión