La depresión aumenta el riesgo de ACV en los sobrevivientes a un ataque cardiaco

MARTES, 29 de marzo de 2022 (HealthDay News) -- Los sobrevivientes a un ataque cardiaco con depresión tienen un riesgo más alto de un accidente cerebrovascular (ACV), y se necesita más investigación para averiguar por qué, según los autores de un nuevo estudio.

"Podría haber una multitud de factores relacionados con la depresión que conduzcan a estos resultados", planteó el autor principal, Frank Annie, científico investigador del Centro Médico del Área de Charleston, en Virginia Occidental. "Lo que vemos en estos datos es muy preocupante, y debemos indagar más para comprender las causas y los efectos".

La depresión aumenta el riesgo de ACV en los sobrevivientes a un ataque cardiaco

El análisis de su equipo de los datos de más de 495,000 pacientes de EE. UU. que sufrieron ataques cardiacos entre 2015 y 2021 mostró que alrededor de 51,000 (un 10.5 por ciento) fueron diagnosticados con depresión posteriormente.

Las tasas de ACV fueron de un 12 por ciento entre los que tenían de presión y de un 8.3 por ciento entre los que no tenían depresión, una diferencia de casi un 50 por ciento, según los hallazgos, que se presentarán el sábado de forma virtual en la reunión anual del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology).

Las investigaciones presentadas en reuniones por lo general se consideran como preliminares hasta que son revisadas por profesionales y publicadas.

Este estudio encontró que los hombres eran más propensos a tener depresión que las mujeres. Los sobrevivientes a un ataque cardiaco con depresión tendían a tener unas tasas más altas de hipertensión, enfermedad de las arterias coronarias, diabetes, insuficiencia cardiaca y enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

También era más probable que tuvieran antecedentes de tabaquismo y un índice de masa corporal (IMC) más alto. El IMC es un estimado de la grasa corporal basado en la estatura y el peso.

Annie señaló que varios factores podrían subyacer al riesgo alto de ACV en los sobrevivientes al ataque cardiaco con depresión.

Uno es que la depresión podría afectar la capacidad de los pacientes de acudir a las citas médicas y de mantenerse al día con sus medicamentos. La depresión también puede interferir con el sueño y la concentración, lo que provoca que hacer ejercicio regular y seguir una dieta saludable para el corazón resulte difícil.

Hay evidencias crecientes de que el tratamiento de la depresión puede ser beneficioso para los pacientes de ataque cardiaco, pero apenas un 7 por ciento de los que tenían depresión en este estudio habían utilizado antidepresivos.

"Basándome en estos datos, si alguien tiene un historial de enfermedad cardiaca y depresión, propondría que se dedique una atención especial dentro del sistema de atención de la salud a garantizar que estos individuos hagan sus citas y que acudan a los proveedores adecuados dentro del sistema de salud", añadió Annie en un comunicado de prensa de la reunión.

Más información

La Clínica Cleveland explica cómo proteger la salud mental tras un ataque cardiaco.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American College of Cardiology, news release, March 23, 2022

Comparte tu opinión