La demencia podría atacar de distintas formas, dependiendo de la raza

La demencia podría atacar de distintas formas, dependiendo de la raza

MARTES, 12 de marzo de 2019 (HealthDay News) -- Unas autopsias del cerebro han revelado que la demencia parece atacar a las personas de distintas razas de distintas formas.

Las personas hispanas y negras son más propensas a sufrir una demencia provocada en parte por micro accidentes cerebrovasculares (ACV) o un endurecimiento de las arterias que alimentan al cerebro, informan los investigadores.

Por otro lado, los blancos son más propensos a tener una demencia provocada por una enfermedad de Alzheimer "pura", en que anomalías como las placas y nudos de proteína dañan la capacidad de las células cerebrales de comunicarse entre sí, señaló la coautora del estudio, Brittany Dugger, profesora asistente en el Centro de Enfermedad de Alzheimer de la Universidad de California, en Davis.

"Encontramos que los estadounidenses hispanos y negros son más propensos a tener patologías mixtas, una combinación de enfermedad de Alzheimer y enfermedad cerebrovascular", anotó Dugger.

Los grupos minoritarios en Estados Unidos son en general más propensos a desarrollar demencia, dijo Keith Fargo, director de programas científicos y alcance de la Asociación de Alzheimer (Alzheimer's Association).

Los mejores estimados sostienen que los negros tienen alrededor del doble de probabilidades de sufrir de demencia que los blancos, y los hispanos tienen 1.5 veces más probabilidades, dijo Fargo.

Este estudio ofrece esperanzas frescas para la prevención de la demencia en esos grupos, lo que potencialmente reduciría la brecha racial existente.

"Es bastante emocionante, porque ya tenemos herramientas" para prevenir la enfermedad de los vasos sanguíneos, apuntó Fargo. "Sabemos cómo reducir el riesgo de ACV y ataque cardiaco. Ahora, esto podría transferirse al riesgo de demencia con mucha mayor potencia en esos grupos, que lo necesitan porque tienen un riesgo más alto", añadió.

"En realidad podríamos estar más cerca de intervenciones realmente impactantes en esos grupos de lo que estamos en los grupos en que la patología de la enfermedad de Alzheimer es más común", concluyó Fargo.

En este estudio, Dugger y sus colaboradores realizaron autopsias de los cerebros de 435 personas diagnosticadas con demencia, lo que incluyó a 35 negros, 28 hispanos y 360 blancos. Los investigadores buscaron con cuidado las distintas formas de daño en el cerebro que podrían contribuir a la demencia.

Dugger apuntó que "la única forma de confirmar un diagnóstico de demencia es realizar una autopsia. Es terrible que la única forma de saber con certeza de qué sufre el paciente es después de que se fallezca y observemos su cerebro".

Los investigadores encontraron que alrededor de un 54 por ciento de los hispanos tenían un diagnóstico de demencia "mixta", que presentaba señales tanto de enfermedad de los vasos sanguíneos como de enfermedad de Alzheimer en el cerebro, en comparación con un 37 por ciento de los blancos y los negros.

Las señales de daño por el micro ACV y el endurecimiento de los vasos sanguíneos grandes y pequeños se encontraron en un 21 por ciento de los hispanos y en un 11 por ciento de los negros con demencia, en comparación con apenas un 4 por ciento de los blancos.

El Alzheimer puro sin ninguna señal de enfermedad de los vasos sanguíneos se encontró en solo un 14 por ciento de los hispanos, pero en un 43 por ciento de los blancos y negros, mostraron los hallazgos.

"Nos pareció muy claro que la enfermedad vascular tiene un rol mucho más fuerte en la población latina, y que es un factor que contribuye en la población negra, y que podría explicar una incidencia general más alta de demencia en esos grupos", apuntó en una declaración el investigador sénior, Charles DeCarli, director del Centro de Enfermedad de Alzheimer de la UC-Davis.

El estudio aparece en la edición del 12 de marzo de la revista Journal of Alzheimer's Disease.

Dugger y DeCarli advirtieron que estos hallazgos se deben validar mediante más investigación, dado que este estudio fue pequeño e implicó a personas que ya sufrían de pérdida de la memoria.

Los factores genéticos podrían tener un rol en las diferencias encontradas entre las tres razas, pero es probable que los factores sociales y económicos también contribuyan, apuntaron Dugger y Fargo.

Las personas que viven en vecindarios más pobres podrían sufrir una falta de acceso a alimentos de alta calidad, atención de la salud y centros para la actividad física, y también podrían experimentar más estrés, dijo Fargo. Todo esto puede contribuir a una mala salud en los vasos sanguíneos.

"Aunque hay algunas diferencias genéticas, la mayor parte de las evidencias sugieren que lo que vemos se basa en la experiencia vital", añadió Fargo.

Pero esto también significa que prevenir la demencia podría en realidad ser más fácil en los hispanos y en los negros que en los blancos.

Los médicos han trabajado durante décadas para encontrar fármacos para reducir las placas amiloideas y los nudos de proteína tau en los cerebros de las personas con enfermedad de Alzheimer.

Pero la salud de los vasos sanguíneos ya se puede mejorar mediante métodos de eficacia comprobada, como controlar la hipertensión (presión arterial alta) y bajar el colesterol.

"No se trata la hipertensión de alrededor de un 50 por ciento de las personas", anotó Dugger. "Podemos tratar ese y otros síntomas de enfermedad vascular, y esto podría ayudar a prevenir la demencia".

Más información

La Asociación del Alzheimer ofrece más información sobre los distintos tipos de demencia.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión