La COVID ha matado a más estadounidenses que la gripe española de 1918

MARTES, 21 de septiembre de 2021 (HealthDay News) -- Mientras la altamente contagiosa variante Delta asola a Estados Unidos, el país ha alcanzado un trágico hito.

La COVID-19 ya ha acabado con las vidas de más estadounidenses que la gripe española de 1918, cuando fallecieron unas 675,000 personas.

La COVID ha matado a más estadounidenses que la gripe española de 1918

No tenía que ser así.

"Grandes porciones de la sociedad estadounidense, y lo que es peor, de sus líderes, han desperdiciado esta oportunidad" al no vacunarse, declaró a Associated Press el Dr. Howard Markel, historiador médico de la Universidad de Michigan.

Esto sucedió a pesar de los inmensos avances en el conocimiento científico durante el último siglo, lo que incluye el desarrollo de tres potentes vacunas aprobadas en Estados Unidos para luchar contra el nuevo coronavirus.

"Sabemos que todas las pandemias acaban", comentó a AP el Dr. Jeremy Brown, director de investigación en atención de emergencias de los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU., y autor de un libro sobre la influenza. Aun así, "pueden hacer cosas terribles mientras suceden".

Este último hito tiene una salvedad importante: la población de EE. UU. era apenas un tercio de lo que es ahora, de forma que los 675,000 que fallecieron eran una proporción mucho más grande de la población, según AP.

El martes, el número de muertes por la COVID-19 en Estados Unidos superó las 676,000, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Ahora, cada día en Estados Unidos mueren unos 1,900 estadounidenses, en promedio. Es el nivel más alto desde el marzo pasado. Un modelo simulado diseñado por investigadores de la Universidad de Washington predice que 100,000 estadounidenses más habrán muerto de la COVID-19 el 1 de enero de 2022, lo que llevaría el número total de muertes a 776,000, señaló AP.

Las vacunas podrían hacer una diferencia.

Un 64 por ciento de los estadounidenses elegibles se han vacunado, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Pero esto varía mucho, según el estado: entre un 46 y un 49 por ciento se han vacunado en Idaho, Wyoming, Virginia Occidental y Mississippi, mientras que un 77 por ciento se han vacunado en Vermont y Massachusetts.

"Todavía tenemos la oportunidad de cambiar la situación", aseguró Brown. "Con frecuencia nos olvidamos de lo afortunados que somos, y damos estas cosas por sentadas".

Como la gripe española, la COVID-19 se podría convertir en un germen estacional con el tiempo, y podría debilitarse a medida que mute y los sistemas inmunitarios de más humanos aprendan a atacarlo.

"Todos nos infectaremos", declaró a AP Rustom Antia, biólogo de la Universidad de Emory. "Lo que importa es si las infecciones son graves".

Todavía no está claro si la pandemia del coronavirus superará a la pandemia de 1918 como la más trágica de la historia humana.

"Me gustaría decir que no. Tenemos mucho más control de la infección, una capacidad mucho mayor de respaldar a los que enferman. Tenemos la medicina moderna", afirmó a AP Ann Marie Kimball, una profesora de epidemiología jubilada de la Universidad de Washington. "Pero tenemos muchas más personas con mucha mayor movilidad... El miedo es que al final haya una nueva cepa que eluda a un objetivo particular de las vacunas".

En todo el mundo, la COVID-19 ha acabado con las vidas de 4.6 millones de personas. Alrededor de un 43 por ciento de la población global ha recibido al menos una dosis, según Nuestro Mundo en Datos (Our World in Data).

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las vacunas contra la COVID.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Associated Press

Comparte tu opinión