La contaminación atmosférica desenfrenada es una sentencia de muerte para millones de personas, según un estudio

La contaminación atmosférica desenfrenada es una sentencia de muerte para millones de personas, según un estudio

VIERNES, 23 de marzo de 2018 (HealthDay News) -- Una acción más rápida para reducir las emisiones de los combustibles fósiles y ralentizar el cambio climático podría prevenir hasta 153 millones de muertes prematuras en todo el mundo, plantea una investigación reciente.

Esa es la cantidad de vidas que se podrían salvar en 154 de las ciudades más grandes del mundo mediante una acción inmediata para reducir las emisiones y limitar el aumento en las temperaturas globales a 2.7 ºF, en lugar de retrasar las reducciones más grandes, como han propuesto algunos países, señalaron los investigadores.

Tomar medidas antes en lugar de después reduciría las muertes prematuras en todos los continentes, y el mayor impacto sería en África y en Asia, muestran unas simulaciones computarizadas, según los investigadores.

El nuevo estudio muestra el alto costo en vidas humanas si los países adoptan el método de más bajo costo para reducir las emisiones, según el autor del estudio Drew Shindell.

Shindell es profesor de ciencias de la tierra en la Facultad del Ambiente Nicholas de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte.

En el método del costo más bajo, las emisiones de combustible fósil permanecerían más altas a corto plazo con la esperanza de que unas reducciones futuras pudieran compensarlas.

"El método del costo más bajo solo considera cuánto costaría transformar el sector energético. Ignora el costo humano de más de 150 millones de vidas perdidas, o el hecho de que reducir las emisiones a corto plazo reducirá el riesgo climático a largo plazo y evitará la necesidad de depender de la eliminación futura del dióxido de carbono", comentó Shindell en un comunicado de prensa de la universidad.

"Es una estrategia con un riesgo muy alto, como comprar algo a crédito y dar por sentado que algún día se tendrán suficientes ingresos para pagarlo", comentó.

Los científicos tienen muchos datos históricos sobre la contaminación atmosférica, y pueden anticipar cuántas personas morirán en una ciudad dada según cada situación con una "certidumbre relativamente alta".

Los Ángeles y Nueva York están entre seis ciudades que podrían evitar hasta 320,000 muertes prematuras si los gobiernos internacionales redujeran las emisiones de carbono y de otros tipos ahora, afirmó.

"Con algo de suerte, esta información ayudará a los legisladores y al público a comprender los beneficios de acelerar las reducciones de carbono a corto plazo, de una forma que de verdad transmita el mensaje", añadió Shindell.

El informe aparece en la edición del 19 de marzo de la revista Nature Climate Change. La financiación del estudio provino del Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA.

Más información

La NASA ofrece más información sobre el cambio climático.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión