SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

La cirugía para perder peso es mejor que los medicamentos para los adolescentes obesos y diabéticos, según un estudio

MIÉRCOLES, 14 de marzo de 2018 (HealthDay News) -- La cirugía para perder peso podría ayudar a los adolescentes gravemente obesos con diabetes tipo 2 mucho más que los medicamentos y los cambios en el estilo de vida por sí solos, sugiere una investigación reciente.

Un pequeño análisis encontró que la cirugía bariátrica hacía un trabajo "mucho mejor" que la gestión farmacológica y del estilo de vida para lograr una pérdida de peso significativa y revertir la diabetes, señaló el autor líder del estudio, el Dr. Thomas Inge.

Su investigación, en la que participó un total de 93 adolescentes, encontró que el tratamiento quirúrgico se asociaba con un control del azúcar en la sangre significativamente mejor, con una reducción en los marcadores de riesgo de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular, y con una mejora en la función renal.

Esta información es importante porque más de 5,000 estadounidenses menores de 20 años de edad son diagnosticados cada año con diabetes tipo 2. Y la diabetes de inicio juvenil parece ser más agresiva que la diagnosticada en adultos, según las notas de respaldo del estudio.

"En las últimas décadas, la prevalencia de la diabetes tipo 2 ha aumentado de forma sustancial en los grupos de edad pediátrica", advirtió Inge, jefe de cirugía pediátrica en el Hospital Pediátrico de Colorado, en Aurora.

Esto ha sucedido también junto con un aumento de 4 veces en los casos de obesidad infantil, añadió.

La cirugía para perder peso parece superar al tratamiento tradicional para la obesidad por varios motivos, apuntó Inge.

La diabetes tipo 2 en los adolescentes "es extremadamente difícil de tratar", dijo.

Pero "los estudios con adultos y con animales sobre la cirugía para la diabetes tipo 2 muestran que la cirugía no solo reduce el tamaño del estómago, sino que también resulta en un cambio importante en la función del páncreas y en una mejora del metabolismo en general", dijo Inge.

El cumplimiento también es menos problemático. "Uno no puede olvidarse de tomar una cirugía al día, como con las pastillas y las inyecciones de insulina", añadió.

La cirugía también parece hacer más por reducir la resistencia a la insulina, apuntó Inge, y "por aumentar la capacidad del cuerpo mismo de combatir a la diabetes". Lo hace al mejorar la señalización entre el intestino, el páncreas y el hígado, anotó.

"Los tratamientos médicos simplemente no pueden hacer algunas de esas cosas de forma tan efectiva como los tratamientos quirúrgicos", dijo Inge.

Primero, los investigadores analizaron un estudio sobre cirugía bariátrica en que participaron 30 pacientes de 19 años o menos de edad. Todos tenían diabetes tipo 2 y un índice de masa corporal (IMC) de 35 o más, lo que es una obesidad grave (por ejemplo, un chico de 5 pies 9 pulgadas [1.75 metros] que pesa unas 240 libras [unos 109 kilos] tiene un IMC de 35). Todos se sometieron a una derivación gástrica laparoscópica o a una gastrectomía en manga laparoscópica.

Dos años tras la cirugía, el IMC de los adolescentes se había reducido en casi un 30 por ciento de promedio. Y sus niveles de hemoglobina A1C, un indicador clave de la gravedad de la diabetes, se redujo de un 6.8 por ciento en promedio a un 5.5 por ciento. Pero casi una cuarta parte necesitaron una segunda cirugía en ese periodo.

Entonces, el equipo comparó esos resultados con los hallazgos de otro estudio en que 63 adolescentes con diabetes tipo 2 fueron tratados de forma tradicional. Los participantes también tenían un IMC de 35 o más al inicio del estudio.

Esos participantes fueron tratados de forma agresiva con el medicamento para la diabetes metformina y/o rosiglitazona, y recibieron consejos sobre el estilo de vida. Se proveyó tratamiento con insulina según la necesidad.

Pero a lo largo de los dos años siguientes, el IMC promedio en ese grupo subió en casi un 4 por ciento. Y sus niveles de A1C subieron paulatinamente de un 6.4 a un 7.8 por ciento, en promedio, según el estudio.

Y aunque la presión arterial y la función renal mejoraron en el grupo de la cirugía, no sucedió así en el grupo de los medicamentos.

"Aunque estos hallazgos se deben replicar en un grupo más grande de adolescentes con diabetes, podemos ser optimistas respecto a que la cirugía parece lograr estos beneficios sin diferencias en el riesgo quirúrgico en comparación con su uso en los adultos", apuntó Inge.

Toda cirugía conlleva algo de riesgo, advirtió el Dr. William Heerman, profesor asistente de pediatría en el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville. Heerman no participó en el estudio.

Heerman dijo que los hallazgos confirman los resultados que ya se han observado en los adultos con diabetes, pero indicó que "todavía no sabemos cuáles son los riesgos y beneficios a largo plazo para los adolescentes que se someten a una cirugía bariátrica".

Pero "los datos presentados hoy ofrecen un motivo convincente para considerar con cuidado la cirugía bariátrica para los adolescentes con obesidad y sus complicaciones", añadió Heerman.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 12 de marzo de la revista JAMA Pediatrics.

Más información

Para más información sobre las tendencias en la diabetes, visite la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad