La ciencia revela por qué el té es bueno para el corazón

MARTES, 9 de marzo de 2021 (HealthDay News) -- Si una buena taza de té caliente le paree una buena idea, hay más motivos para que disfrute de una ahora. Unos científicos descubrieron nueva información sobre cómo el té ayuda a reducir la presión arterial, lo que quizá apunte el camino a nuevos tipos de antihipertensivos.

Los investigadores encontraron que ciertos compuestos del té tanto negro como verde ayudan a relajar a los vasos sanguíneos, al activar a unas proteínas del canal iónico en las paredes de los vasos sanguíneos.

La ciencia revela por qué el té es bueno para el corazón

Cada uno de dos compuestos flavonoides de tipo catequina (el galato de epicatequina y la epigalocatequina-3-galato) activa un tipo específico de proteína del canal iónico llamada KCNQ5, que se encuentra en el músculo liso que recubre a los vasos sanguíneos.

Las investigaciones anteriores habían sugerido que las catequinas del té activaban a la KCNQ5, y este nuevo estudio, de la Universidad de California en Irvine (UCI) lo confirma.

En todo el mundo, las personas consumen 2 mil millones de tazas de té al día. Y el té queda en segundo lugar solo respecto al agua en el volumen del consumo global, señalaron los investigadores en las notas de respaldo.

El té negro con frecuencia se mezcla con leche. En pruebas de laboratorio, el equipo de la UCI encontró que añadir leche al té negro prevenía los efectos beneficiosos de activación de la KCNQ5 del té.

Pero "no creemos que esto signifique que haya que evitar la leche al beber té para aprovechar las propiedades beneficiosas del té. Confiamos en que el ambiente del estómago humano separe las catequinas de las proteínas y otras moléculas de la leche, que de otra forma bloquearían los efectos beneficiosos de las catequinas", señaló en un comunicado de prensa de la universidad el coautor del estudio, Geoffrey Abbot, profesor del departamento de fisiología y biofísica de la Facultad de Medicina de la UCI.

Estudios anteriores han mostrado que incluso cuando se añade leche, el té retiene sus beneficios respecto a la reducción de la presión arterial.

El nuevo estudio también encontró que calentar el té negro a 35 grados centígrados (95 grados Fahrenheit) cambia su composición química de una forma que hace que sea más efectivo para la activación de la KCNQ5.

"Independientemente de si el té se consume frío o caliente, esta temperatura se logra después de que el té se consume, dado que la temperatura del cuerpo humano es de unos 37 ºC", aclaró Abbot. "Entonces, simplemente al beber el té activamos sus beneficiosas propiedades antihipertensivas".

Los hallazgos se publicaron en la edición de marzo de la revista Cellular Physiology and Biochemistry.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la prevención de la hipertensión.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of California, Irvine, news release, March 6, 2021

Comparte tu opinión