La ciencia muestra la distribución más segura de asientos en un avión para reducir la propagación de la COVID

LUNES, 27 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- ¿Vuelve a volar durante estas fiestas de fin de año tan anticipadas?

Elija su asiento de avión de forma inteligente y no descuide las medidas conocidas, como dejarse la máscara puesta, para reducir las probabilidades de contraer la COVID-19 u otra enfermedad contagiosa, sugieren los expertos.

La ciencia muestra la distribución más segura de asientos en un avión para reducir la propagación de la COVID

"El espacio es un problema obvio en los aviones, sobre todo cuando están llenos o casi llenos durante la temporada de fiestas de fin de año. Cualquier cosa que se pueda hacer para reducir el riesgo es una opción inteligente para todo el mundo", aseguró en un comunicado de prensa de la Universidad de Illinois, en Urbana-Champaign, el autor del estudio Sheldon Jacobson, profesor del Colegio de Ingeniería.

Jacobson y sus colaboradores de la universidad utilizaron los datos más recientes sobre la propagación de los aerosoles para modelar los asientos más deseables en aviones Boeing comunes.

¿Cuál es la distribución de asientos que más protege? Dejar vacíos los asientos del medio y saltarse algunas filas.

Los investigadores también encontraron que las últimas filas del avión tenían menos transmisión, porque había menos personas detrás. Esto sugiere que en los vuelos más llenos, se podrían llenar las últimas filas, además de los asientos más espaciosos de las clases más altas, plantearon.

Otra forma en que las aerolíneas pueden reducir el riesgo general es sentar a las familias o a los grupos que comparten vivienda juntos.

"Con frecuencia, los grupos de viajeros se separan, pero si las aerolíneas pueden priorizar mantener cerca a los miembros, entonces se agrupan a estos riesgos dependientes juntos y se reduce el riego general de transmisión en el avión", planteó el coautor del estudio, Ian Ludden, estudiante de postgrado de ciencias informáticas.

Y, por supuesto, no se olvide de su máscara. La ley federal requiere que use una en un avión. Y el estudio encontró que usar una máscara redujo de forma constante la transmisión de la COVID en un 30 por ciento, independientemente de la distribución de los asientos.

"Su riesgo individual de contraer o propagar el virus depende de qué tan buena es la barrera y de si la quita", aclaró Jacobson.

Abrir las salidas de aire encima del asiento provee una protección adicional. Entonces, cruce los dedos y disfrute del viaje.

"La reducción del riesgo es posible, pero eliminar el riesgo del todo no es posible", añadió Jacobson.

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente de la revista Journal of Air Transport Management.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la prevención de la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Illinois Urbana-Champaign, news release, Dec. 21, 2021

Comparte tu opinión