Afirman que una vacuna contra el coronavirus podría estar lista en enero

Afirman que una vacuna contra el coronavirus podría estar lista en enero
La iniciativa se conoce como "Operación velocidad de la luz", y la meta es producir cientos de millones de dosis en enero. | Foto: GETTY IMAGES

Las directrices nacionales sobre el distanciamiento social durante la pandemia del coronavirus expiraron el jueves, y la Casa Blanca anunció una iniciativa para producir una vacuna contra la enfermedad por coronavirus (COVID-19) que podría estar disponible en enero para todo el país.

Según informó The Washington Post (WP), el presidente Donald Trump dijo que intentar producir unos 300 millones de dosis de la vacuna en ocho meses, suficientes para todos los estadounidenses, no es un exceso de optimismo.

"No, no es una promesa exagerada. No sé quién lo dijo, pero sea cual sea el máximo, lo que podamos hacer humanamente, lo tendremos. Y esperamos desarrollar una buena vacuna", dijo Trump el jueves durante una sesión informativa del grupo de trabajo del coronavirus.

Incluso el calendario más breve de cualquier forma significa que no habría una protección completa contra el coronavirus hasta después de que la mayoría de los estadounidenses probablemente hayan vuelto al trabajo o a la escuela.

Se conoce como "Operación velocidad de la luz" ("Operation Warp Speed"), y la meta es haber producido cientos de millones de dosis en enero, comentó el doctor Anthony Faucy, principal experto en enfermedades infecciosas del país.

"Queremos ir rápido, pero queremos garantizar que sea segura y efectiva. Creo que es factible si las cosas se dan bien", declaró en el programa "Today".

Es probable que sean buenas noticias para los millones de negocios que han tenido que cerrar sus puertas o reducir sus operaciones durante seis semanas de órdenes de confinamiento en casa. El jueves, el número de desempleados de EE. UU. aumentó en 3.8 millones. Esto lleva el total de seis semanas a más de 30 millones de personas recién desempleadas, reportó The New York Times (NYT).

Mientras el conteo de casos de coronavirus de EE. UU. superaba 1 millón, y las muertes se acercaban a 63 000, Trump firmó una orden ejecutiva esta semana que obliga a las atribuladas plantas de procesamiento de carne a permanecer abiertas, de forma que el suministro de alimentos del país no se vea amenazado.

La orden usó la Ley de Producción de Defensa (Defense Production Act) para clasificar el procesamiento de la carne como una infraestructura esencial, para intentar que los supermercados puedan seguir abasteciéndose de pollo, cerdo y otros tipos de carne, reportó Associated Press (AP).

Más de 20 plantas de envasado de carne habían cerrado debido a la presión de las autoridades locales y de sus propios trabajadores debido al virus. Otras han ralentizado la producción a medida que los trabajadores enfermaban o se quedaban en casa para evitar enfermarse, según la agencia de noticias.

Énfasis en las pruebas

A principios de semana, Trump anunció un "plan" para fomentar la capacidad de pruebas de todo el país.
La directriz nacional plantea que los estados deben desarrollar sus propios planes y programas de respuesta rápida para las pruebas, mientras la Casa Blanca provee "dirección estratégica y asistencia técnica", y ayuda a "coordinar los suministros y la capacidad de pruebas de los laboratorios con las necesidades existentes y anticipadas de los laboratorios", reportó WP.

El almirante Brett Giroir, secretario asistente de salud, dijo a CBS News que la administración de Trump está preparada para enviar suficientes pruebas a los 50 estados para evaluar el virus en un 2% de la población, es decir, unos 6.6 millones de personas.

El domingo, EE. UU. había realizado unos 5.5 millones de pruebas, según el Proyecto de Monitorización de la COVID, que reúne las cifras de los estados individuales. Pero ese número equivale a apenas alrededor de un 1.1% de la población. En comparación, Alemania aumentó las pruebas antes que EE. UU., y el 21 de abril había hecho pruebas al 2.5% de su población, señaló WP.

A lo largo de EE. UU., las órdenes de distanciamiento social siguen variando mucho. Los gobernadores de Nueva York y Michigan, dos estados muy afectados, mantendrán las órdenes de confinamiento en casa a menos hasta mediados de mayo, mientras que sus contrapartes de Georgia, Oklahoma y Alaska ya han permitido que ciertos negocios reabran, indicó AP.

Pero, aunque los estados están reabriendo negocios, un nuevo estudio sugiere que muchas de las pruebas necesarias para probar que los trabajadores podrían ser inmunes al nuevo coronavirus son defectuosas.

Investigadores de la Universidad de California (UC) en Berkeley y de la UC en San Francisco evaluaron 14 de las principales pruebas de anticuerpos en sangre. Esas pruebas buscan anticuerpos que muestran que una persona ya se ha encontrado con el nuevo coronavirus y podría tener cierta inmunidad contra la COVID-19, reportó NYT. Esa inmunidad sería esencial para permitir a una persona volver a su lugar de trabajo de forma segura.

Pero el equipo de investigación encontró que apenas tres de las 14 pruebas ofrecían unos resultados consistentemente fiables, e incluso esas tres no eran perfectas. Solo una prueba fue tan eficaz que nunca arrojó un resultado falso positivo (en que se identifica que una persona tiene anticuerpos del nuevo coronavirus cuando en realidad no los tiene).

Los resultados fueron peores respecto a los falsos negativos de las pruebas, reportó NYT. Los hallazgos falsos negativos significan que se encuentra de forma errónea que una persona no se ha expuesto al coronavirus, cuando de hecho se ha expuesto. Con las tres mejores pruebas de las 14 revisadas, las pruebas detectaron de forma correcta los anticuerpos solo un 90% de las veces, encontró el informe.

Ayuda económica

Mientras tanto, las dificultades económicas por el cierre vinculado con el coronavirus continúan. La Cámara de Representantes de EE. UU. aprobó un acuerdo de 484 mil millones de dólares la semana pasada que refuerza a un programa de préstamos para las pequeñas empresas que se había quedado sin fondos. El proyecto de ley también dirige más dinero a los hospitales para las pruebas de la COVID-19.

A pesar del dolor que la batalla contra el nuevo coronavirus ha provocado a la economía de EE. UU., la encuesta de AP encontró que los estadounidenses siguen estando abrumadoramente a favor de las órdenes de confinamiento en casa y otras iniciativas para ralentizar la propagación del coronavirus.

La encuesta, publicada por Associated Press y el Centro de Investigación en Asuntos Públicos NORC, también encuentra que la mayoría de los estadounidenses afirman que no será seguro levantar esas medidas en un futuro próximo.

Aun así, los gobernadores de todo el país están desarrollando planes para comenzar a aliviar el distanciamiento social en las próximas semanas. El viernes, al menos 35 estados habían relajado los cierres, reportó CBS News.

Esos planes siguen activos, aunque unos nuevos estimados de investigadores de la Universidad de Harvard sugieren que EE. UU., como un todo, no puede reabrir de forma segura hasta que las autoridades de salud tripliquen el número de pruebas de coronavirus que se están llevando a cabo, señaló NYT.

Nueva York sigue siendo el epicentro del brote del coronavirus en EE. UU., aunque las muertes y las hospitalizaciones siguen en declive, reportó CBS News. El barco hospital de la Marina, Comfort, dejó el puerto de la ciudad de Nueva York tras tratar a 182 pacientes durante su misión de 30 días.

El jueves, después de las fuertes críticas por las personas sin techo que huían al metro, el gobernador Andrew Cuomo cerró el servicio nocturno para realizar una limpieza integral, reportó CBS News. "Tiene sentido si no se quiere que la tasa de infecciones aumente en la sociedad", apuntó Cuomo.

En preparación para una posible reapertura en las próximas semanas, Cuomo anunció que el estado implementará el programa de pruebas de anticuerpos "más agresivo" del país, reportó CBS News.

También emitió una orden ejecutiva que señala que todos los neoyorquinos deben usar una máscara o cubierta en la boca y la nariz cuando no mantengan el distanciamiento social en público, reportó CBS News.

Los casos se propagan en todo el mundo

Según un recuento de NYT, hasta la mañana del viernes, los cinco estados con el mayor conteo de casos de coronavirus son: Nueva York, con casi 310 000 casos, Nueva Jersey, con más de 118 000, Massachusetts, con más de 62 000, Illinois, con casi 53 000, y California, con más de 50 000.

El gobernador Gavin Newsom anunció el jueves el nuevo cierre de las playas del condado de Orange, donde se formaron multitudes el fin de semana pasado, avivando nuevos miedos de transmisión viral.

"Como gobernador, mi trabajo es mantenerlos seguros. Y cuando nuestro personal de salud me dice que no lo pueden prometer si promovemos otro fin de semana como el que tuvimos, entonces tenemos que hacer este ajuste", aseguró Newsom.

Una noticia positiva es que, esta semana, las autoridades chinas dijeron que Wuhan, el epicentro original de la pandemia en China, no tiene pacientes con coronavirus en sus hospitales.

Corea del Sur y Hong Kong también parece haber controlado el virus por ahora. El jueves, Corea del Sur reportó que, por primera vez desde el pico del virus del 29 de febrero, no hubo nuevos casos domésticos, y solo cuatro casos relacionados con los viajes. El panorama era parecido en Hong Kong, que reportó el jueves que no había tenido nuevos casos durante cinco días seguidos, según NYT.

Hubo un resurgimiento de las infecciones a finales de marzo, que provocó estrictas cancelaciones de los viajes, medidas de distanciamiento social y la adopción general de políticas de trabajo desde casa, según el periódico.

En otros lugares del mundo, la situación sigue siendo difícil. Tras publicar unas nuevas cifras que ahora incluyen a los fallecimientos fuera de los hospitales, Reino Unido reportó el tercer número más alto de muertes por el coronavirus del mundo, con más de 26 000 personas, reportó AP. El país ya ha superado a España y a Francia en cuanto a las muertes por la COVID-19 en Europa, y solo Italia tiene más, según la agencia de noticias. EE. UU. sigue teniendo el mayor número de muertes del mundo, con más de 63 000.

España había reportado más de 24 543 muertes el viernes, a pesar de señales de que la tasa de infecciones del país se está ralentizando, mostró un cálculo de la Universidad de Johns Hopkins. Las muertes en Italia siguen siendo numerosas, con casi 28 000, aunque las cifras del país también se han estabilizado. Ambos países están reabriendo sus economías cautelosamente.

Por otra parte, están surgiendo señales de que el virus ha sido prácticamente erradicado en Nueva Zelanda y Australia. Pero parece que Brasil podría convertirse en el próximo foco de la pandemia del coronavirus. El viernes, el país sudamericano había reportado más de 6 000 muertes y más de 87 000 infecciones confirmadas, según el conteo de la Johns Hopkins. Pero se cree que los números reales son mucho más altos.

Rusia también está teniendo dificultades para contener la propagación del coronavirus, y el viernes el conteo de casos en ese país había superado los 114 000, mostró el conteo de la Hopkins. Moscú sigue siendo la parte más afectada del país, pero había crecientes preocupaciones de que las infecciones pudieran dispararse en regiones remotas con unos sistemas de salud más débiles, reportó WP.

En todo el mundo, el número de infecciones reportadas se acercaba a los 3.3 millones el viernes, con más de 234 000 muertes, según el conteo de la Hopkins.

Comparte tu opinión