La atención médica de la COVID-19 podría costar a EE. UU. cientos de miles de millones, según un estudio

La atención médica de la COVID-19 podría costar a EE. UU. cientos de miles de millones, según un estudio

VIERNES, 24 de abril de 2020 (HealthDay News) -- Si la mayoría de los estadounidenses contraen la COVID-19, el costo de su atención podría superar los 650 mil millones de dólares, encuentra un nuevo estudio.

Para llegar a ese estimado, los investigadores crearon modelos computarizados que simularon varias situaciones.

Cada modelo gestionaba pacientes que desarrollaron síntomas distintos a lo largo del tiempo, y que fueron atendidos en clínicas o en salas de emergencias. Las simulaciones consideraban el tratamiento que necesitarían y sus resultados.

Si se infectara un 20 por ciento en Estados Unidos, un promedio de 11 millones serían hospitalizados y se usarían 2 millones de ventiladores, costando más de 165 mil millones de dólares, mostraron los modelos.

Si la mitad de la población enfermara, los costos promedio se dispararían a 409 mil millones de dólares. Y si se infectaran un 80 por ciento, 44.6 millones serían hospitalizados, se usarían 6.5 millones de ventiladores, y el costo promedio alcanzaría los 654 mil millones de dólares durante la pandemia.

"Algunos han sugerido estrategias de inmunidad grupal para esta pandemia. Esas estrategias consisten en permitir que las personas se infecten hasta que se alcancen unos umbrales de inmunidad grupal y el virus ya no pueda propagarse", señaló la autora principal, Sarah Bartsch, directora de proyecto del equipo de Investigación Informática, Computacional y de Operaciones de Salud (PHICOR) de la Universidad de la Ciudad de Nueva York.

"Pero nuestro estudio muestra que esas estrategias conllevarían un costo tremendo", comentó en un comunicado de prensa de la universidad.

Bruce Lee, director ejecutivo de PHICOR, dijo que el estudio también muestra lo que podría ocurrir si las medidas de distanciamiento social se relajan y el país "reabre" demasiado pronto.

"Si el virus sigue circulando y las tasas de infecciones se disparan como resultado, debemos tomar en cuenta los costos de atención de la salud resultantes", enfatizó Lee. "Esos costos también afectarán a la economía de forma directa, porque alguien tendrá que pagarlos. Cualquier argumento económico de reabrir el país debe tomar en cuenta los costos de atención de la salud".

Los costos de la COVID-19 son mucho más altos que para otras afecciones, advirtieron los investigadores. Tratar una sola infección cuesta un promedio de más de 3,000 dólares, cuatro veces más que la gripe y casi seis veces más que la tos ferina (pertussis). Tratar los efectos a largo plazo de la COVID-19 llevan el costo a casi 4,000 dólares.

"Hay más evidencias de que el coronavirus de la COVID-19 es muy distinto que la gripe", observó Bartsch. "La carga para el sistema de atención de la salud y los recursos necesarios son muy distintos".

El coronavirus también puede abrumar con rapidez al sistema de atención de la salud, apuntaron los investigadores. Si apenas un 20 por ciento de la población se infecta, no habría suficientes ventiladores ni camas de UCI.

"Por supuesto, la capacidad real utilizada dependerá del momento en que los pacientes los necesiten", añadió Bartsch. "Pero mostrar que hay diferencias de órdenes de magnitud entre lo que hay ahora disponible y lo que podría necesitarse es preocupante".

El informe aparece en la edición del 23 de abril de la revista Health Affairs.

Más información

Para más información sobre el coronavirus, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión