La apnea del sueño podría estar vinculada con un marcador del Alzheimer

La apnea del sueño podría estar vinculada con un marcador del Alzheimer

DOMINGO, 3 de marzo de 2019 (HealthDay News) -- Cada día, la apnea del sueño deja a millones de estadounidenses sintiéndose somnolientos, y una nueva investigación sugiere que también podría aumentar sus probabilidades de enfermedad de Alzheimer.

Pero no está claro si la apnea del sueño provoca la acumulación de nudos de la proteína "tau" en el cerebro, que son un marcador de Alzheimer, o si el aumento en la tau provoca la apnea del sueño, apuntaron los investigadores.

"Como la acumulación de tau es una característica de la enfermedad de Alzheimer, un aumento en la tau plantea la preocupación de que la apnea del sueño podría hacer que [las personas] con apnea del sueño sean más vulnerables al Alzheimer", señaló el investigador principal, el Dr. Diego Carvalho, neurólogo en la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

El nuevo estudio, que se presentará en una reunión de la Academia Americana de Neurología (American Academy of Neurology, AAN), es coherente con trabajos anteriores que sugieren que la apnea del sueño aumenta el riesgo de demencia, afirmó.

"Pero también es posible que la enfermedad de Alzheimer pudiera predisponer a las personas a la apnea del sueño, o que haya una relación bidireccional entre la apnea del sueño y la enfermedad de Alzheimer", planteó Carvalho.

La apnea obstructiva del sueño es una afección crónica que puede hacer que la respiración pause con frecuencia durante el sueño. La tau, una proteína que forma nudos en el cerebro, se encuentra en las personas con Alzheimer.

En el estudio, el equipo de Carvalho observó a 288 personas, de a partir de 65 años de edad, sin problemas de pensamiento ni memoria. Cada participante del estudio recibió escáneres cerebrales para buscar nudos de tau en una parte del cerebro implicada en la memoria y en la percepción del tiempo. Es más probable que los nudos se acumulen en esa área, parte del lóbulo temporal, que en otras partes del cerebro.

Además, los investigadores preguntaron a las personas que compartían la cama con los participantes si alguna vez los habían visto experimentar apnea del sueño; se identificó esos episodios en 43 de los participantes del estudio.

Esos participantes tenían casi un 5 por ciento más de tau que las personas sin episodios de apnea del sueño. El hallazgo persistió incluso después de que el equipo de Carvalho tomara en cuenta otros factores vinculados con los niveles de tau, como la edad, el sexo, el nivel educativo, los factores de riesgo cardiovascular y otros problemas del sueño.

El estudio tiene varias limitaciones, anotaron los investigadores. El número de participantes fue pequeño. No se realizaron estudios del sueño para confirmar las sospechas de apnea del sueño, y no estaba claro si los participantes ya recibían un tratamiento para la afección.

"Las personas que sufren apneas durante el sueño deben buscar atención médica para confirmar el diagnóstico de apnea del sueño y tratarla, si está indicado", enfatizó Carvalho.

Se necesitan más estudios para evaluar si tratar la apnea del sueño previene la acumulación de tau y reduce el riesgo de demencia, añadió.

Rebecca Edelmayer, directora de implicación científica en la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association), revisó el estudio.

"Estos hallazgos concuerdan con muchos de los datos que hemos visto respecto a que las alteraciones del sueño aumentan el riesgo de deterioro cognitivo", dijo.

Aunque la conexión específica entre la demencia y el sueño no está clara, Edelmayer dijo que quizá el cerebro reciba menos oxígeno durante los episodios de apnea, y eso estrese al cerebro. Las alteraciones del sueño también podrían alterar los ritmos circadianos del cerebro; el ritmo circadiano es el reloj corporal de 24 horas que alterna entre la alerta y el sueño.

Edelmayer añadió que el cerebro solidifica los recuerdos durante el sueño, y que interrumpir ese proceso podría conducir a problemas de pensamiento y memoria.

"Lo que sabemos ahora sobre la importancia del sueño es que un buen sueño es realmente importante para la salud en general", comentó.

Los hallazgos del estudio se presentarán el 4 de mayo en una reunión de la AAN, en Filadelfia. Las investigaciones presentadas en reuniones por lo general se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

El estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.

Más información

Para más información sobre la enfermedad de Alzheimer y el sueño, visite la National Sleep Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión