Inducir el parto es una opción más segura para los embarazos a término tardío, según un estudio

Inducir el parto es una opción más segura para los embarazos a término tardío, según un estudio

JUEVES, 21 de noviembre de 2019 (HealthDay News) -- El riesgo de muerte de un recién nacido en los embarazos a término tardío podría ser más bajo si se induce el parto en lugar de elegir el método de espera vigilante, sugiere un estudio reciente.

Es una creencia común que las madres y los bebés tienen un riesgo más alto de problemas en o más allá de la semana 42 del embarazo. (Un embarazo de término normal dura 40 semanas). Algunos estudios han sugerido que inducir el parto en la semana 41 o después reduce esos riesgos, pero no hay un consenso sobre la gestión de los embarazos sanos que duran más de 41 semanas, según la información de respaldo del estudio.

Los investigadores fueron dirigidos por Ulla-Britt Wennerholm, profesora asociada de obstetricia y ginecología en la Academia Sahlgrenska de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia. Observaron a más de 2,700 mujeres suecas, con una edad promedio de 31 años, con un embarazo singular y sin complicaciones. Fueron asignadas al azar a inducir el parto a las 41 semanas, o a la espera vigilante (una gestión expectante) hasta que se indujo el parto en la semana 42, si era necesario.

Las tasas de muerte y complicaciones, como problemas de respiración, neumonía y sepsis, no fueron estadísticamente distintas entre los dos grupos: de un 2.4 por ciento en el grupo del parto inducido y del 2.2 por ciento en el grupo de espera vigilante.

Otros resultados, como las cesáreas y la salud de las madres tras dar a luz, también fueron similares entre los dos grupos, según el estudio, que se publicó en la revista BMJ.

Pero encontró que seis de los bebés en el grupo de espera vigilante fallecieron, en comparación con ninguno en el grupo de parto inducido, lo que condujo a que el estudio se detuviera antes. Por cada 230 mujeres en las que se induzca el parto a las 41 semanas, se evitaría la muerte de un bebé, concluyeron los investigadores.

Dijeron que las mujeres con embarazos de riesgo bajo "deben ser informadas del perfil de riesgo de la inducción del parto en comparación con la gestión expectante, y se les debe ofrecer la inducción del parto a más tardar cuando se completen las 41 semanas. Esta podría ser una [de las pocas] intervenciones que reducen la cantidad de mortinatos".

La inducción del parto en la semana 41 "parece ser la opción más segura para las mujeres y sus bebés", escribieron en un editorial publicado junto con el estudio Sara Kenyon, profesora de la Universidad de Birmingham, en Inglaterra, y sus compañeros.

Es importante dar opciones a las mujeres embarazadas, según los autores del editorial. "Una información clara sobre las opciones disponibles debería estar accesible para todas las mujeres embarazadas, permitiéndoles tomar decisiones completamente informadas y oportunas", escribieron.

Más información

March of Dimes ofrece más información sobre la inducción del parto.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión