India y China autorizan las primeras vacunas sin aguja contra la COVID

MIÉRCOLES, 7 de septiembre de 2022 (HealthDay News) -- Mientras los investigadores exploran las posibilidades de unas vacunas contra la COVID-19 que no requieran una inyección, las autoridades de salud pública de India y China ya aprobaron nuevas versiones sin agujas para sus ciudadanos.

En India, los reguladores aprobaron el martes una vacuna nasal desarrollada en Estados Unidos y fabricada por la compañía Bharat Biotech.

India y China autorizan las primeras vacunas sin aguja contra la COVID

La vacuna es para personas que todavía no se habían vacunado, y no estaba claro qué tan bien funciona, porque la compañía todavía no ha publicado los resultados del estudio, aunque también ha solicitado que el aerosol se use como refuerzo.

No había disponible un calendario para el despliegue de la vacuna, reportó Associated Press.

"Este paso fortalecerá más nuestra lucha colectiva contra esta pandemia", aseguró en Twitter el ministro de salud de India, Mansukh Mandaviya.

La vacuna fue desarrollada por científicos de la Universidad de Washington en St. Louis, que cedieron la licencia a la compañía india. Administra una copia de la proteína de pico del coronavirus al revestimiento nasal, y se transporta usando un virus inocuo del resfriado de chimpancé. Los ensayos incluyeron dos dosis de la vacuna para 3,100 voluntarios sin vacunar, y un refuerzo para 875 personas que ya habían recibido dos dosis de una vacuna contra la COVID.

En China, la vacuna sin aguja es una versión inhalada de la vacuna contra la COVID existente de CanSino Biologics, diseñada como dosis de refuerzo. La compañía afirmó que unos resultados preliminares de un estudio mostraban que apenas una inhalación aumentaba la protección inmunitaria, pero no estaba claro si esto significaba una mejor efectividad, reportó AP.

La vacuna china usa un virus inocuo del resfriado humano, y se evaluó como refuerzo en personas que habían recibido las vacunas contra la COVID de otra compañía china.

Tampoco se conocía un calendario para el despliegue de la vacuna, según AP.

El interés en una vacuna sin inyección es parte de una estrategia para mejorar la protección contra la infección, al administrar esas dosis directamente en el lugar donde el virus entra al cuerpo, por ejemplo la nariz o la boca.

En algunos países con unos ingresos bajos, usar algo que no sea una inyección quizá también sea más fácil, respecto al almacenamiento y la administración, aclaró a AP el Dr. Michael Diamond, de la Universidad de Washington. Diamond ayudó a crear el aerosol con licencia en India.

En todo el mundo se están evaluando casi una docena de opciones, informó AP. Estas incluyen dos vacunas inhaladas.

El sistema inmunitario cuenta con herramientas especializadas para proteger a distintas partes del cuerpo de distintas formas, dijo a AP Ashley St. John, una inmunóloga de la Facultad de Medicina Duke-NUS, en Singapur.

Las ventajas de un aerosol en la boca varían dependiendo del tamaño de las gotitas, aseguró a la agencia la Dra. Vineeta Bal, inmunóloga y profesora del Instituto Indio de Investigación en Educación Científica. Unas gotitas más pequeñas podrían desplazarse a una mayor profundidad y llegar a los pulmones, por ejemplo, mientras que unas gotitas grandes podrían quedarse en la boca y partes de la garganta.

"La ventaja de las vacunas nasales es que podrían deshacerse del virus antes de que tenga la oportunidad de establecerse en los pulmones y replicarse", explicó Bal.

Más información

La Organización Mundial de la Salud ofrece más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Associated Press

Comparte tu opinión