Incluso unos niveles bajos de contaminación atmosférica hacen daño al corazón y a los pulmones

LUNES, 22 de febrero de 2021 (HealthDay News) -- Respirar un aire que tenga incluso unos niveles bajos de contaminación plantea una amenaza para los corazones y los pulmones de los adultos mayores, advierte un estudio reciente.

Los investigadores analizaron los expedientes médicos de más de 63 millones de pacientes de Medicare de 2000 a 2016. Encontraron que la exposición a largo plazo a unos niveles bajos de aire contaminado podría aumentar el riesgo de neumonía, ataque cardiaco, accidente cerebrovascular (ACV) y un ritmo cardiaco irregular conocido como fibrilación auricular (FA).

Incluso unos niveles bajos de contaminación atmosférica hacen daño al corazón y a los pulmones

La amenaza para los corazones y los pulmones de los adultos mayores se observó a niveles de contaminación atmosférica incluso por debajo de los estándares nacionales, según los hallazgos, que se publicaron el 22 de febrero en la revista Circulation.

Los investigadores evaluaron tres componentes de la contaminación atmosférica: la materia fina particulada, el dióxido de nitrógeno y el ozono. Cada aumento de una unidad en los niveles de esos contaminantes se asoció con miles de admisiones al hospital al año, encontró el estudio.

Los hallazgos muestran que la contaminación atmosférica se debería considerar un factor de riesgo de la enfermedad cardiaca y la enfermedad pulmonar, apuntaron los investigadores.

"Las personas deben ser conscientes de la calidad de aire de la región donde viven, para evitar la exposición nociva durante periodos largos, si es posible", planteó la autora principal, Mahdieh Danesh Yazdi, investigadora postdoctoral de la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard.

"Como nuestro estudio encontró efectos nocivos a niveles inferiores a los estándares actuales de EE. UU., los profesionales clínicos deben considerar a la contaminación atmosférica como un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular y respiratoria, y los legisladores deberían replantear los estándares de los contaminantes atmosféricos", añadió en un comunicado de prensa de la revista.

El aire contaminado puede dañar al corazón y los pulmones al desencadenar una inflamación en el corazón y en todo el cuerpo, apuntaron los investigadores.

En términos de los contaminantes específicos, la exposición a largo plazo a la materia particulada se vinculó con unos riesgos más elevados de ataque cardiaco, FA y palpitaciones, además de neumonía.

La exposición a largo plazo al dióxido de nitrógeno se asoció con un aumento en el riesgo de ACV y FA.

La neumonía fue la única afección asociada con la exposición a largo plazo al ozono. Los investigadores anotaron que no hay unas directrices nacionales sobre unos niveles seguros o inseguros de ozono a largo plazo.

"Cuando restringimos nuestros análisis a los individuos que fueron expuestos solo a unas concentraciones más bajas de contaminación atmosférica, de cualquier forma encontramos un aumento en el riesgo de admisiones al hospital por todos los resultados estudiados, incluso a niveles de concentración inferiores a los estándares nacionales actuales", señaló Danesh Yazdi.

Más de la mitad de la población del estudio se expuso a lo que los parámetros de EE. UU. consideran unos niveles bajos de estos contaminantes, añadió.

Más información

El Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Medioambiental de EE. UU. ofrece más información sobre la contaminación atmosférica y la salud.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Circulation, news release, Feb. 22, 2021

Comparte tu opinión