SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Incluso los EpiPens expirados podrían salvar una vida, según un estudio

Pero los expertos en alergias aconsejan no contar con los dispositivos viejos si puede reemplazarlos

Pero los expertos en alergias aconsejan no contar con los dispositivos viejos si puede reemplazarlos

MARTES, 9 de mayo de 2017 (HealthDay News) -- Los EpiPens, unos dispositivos utilizados para rescatar a las personas durante una reacción alérgica grave, pueden permanecer efectivos años tras su fecha de caducidad, informa un nuevo estudio.

Una evaluación de casi 40 EpiPens caducados sin utilizar provistos por pacientes reveló que todos los dispositivos contenían más de un 80 por ciento de su dosis inicial de epinefrina. Esto fue así incluso cuatro años tras la fecha de caducidad del dispositivo, dijo el investigador líder del estudio, F. Lee Cantrell, director de la División de San Diego del Sistema de Control de Intoxicaciones de California.

Las personas que no puedan reemplazar un EpiPen viejo debido a la escasez en las farmacias deberían quedarse con el dispositivo después de que caduque, porque podría seguir conteniendo una dosis que salve una vida, concluyó Cantrell.

"Sigue conteniendo una dosis que sería terapéutica", afirmó. "Si es todo lo que tiene, es mejor que nada".

Cantrell sigue recomendando que la gente reemplace los EpiPens caducados si hay dispositivos frescos disponibles, por su seguridad.

"Si fuera altamente alérgico a las picaduras de las abejas, quiero tener algo que sé que salvará mi vida", dijo Cantrell. "Al mismo tiempo, si un EpiPen caducado es todo lo que tengo, lo usaría".

Pero cree que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. y el fabricante del EpiPen, Mylan, deben reevaluar la fecha de caducidad de los EpiPens para ver si puede alargarse.

Las fechas de caducidad se basan en estudios realizados durante el proceso de evaluación de un fármaco que prueban su estabilidad bajo condiciones de almacenamiento tanto ideales como malas, según una declaración de la FDA. Tras la aprobación, las compañías tienen que continuar esos estudios, y pueden solicitar una extensión de la fecha de caducidad si los datos lo respaldan.

En una declaración, Mylan dijo que sus productos tienen fechas de caducidad que reflejan el último día "en que se ha determinado que un producto es seguro y efectivo cuando se guarda bajo las condiciones mencionadas en el folleto del paquete".

"Dado que la anafilaxia puede resultar letal, se anima a los pacientes a resurtir su Autoinyector EpiPen cuando caduque, que es aproximadamente cada 12 a 18 meses", señala la declaración de la compañía. "Mylan también sigue invirtiendo en mejoras de los productos, como por ejemplo en formulaciones que duren más tiempo".

Cantrell y sus colaboradores realizaron su estudio tras un aumento marcado en el precio de los EpiPens que provocó que los consumidores acudieran en masa a las farmacias.

Mylan obtuvo los derechos para vender el EpiPen en 2007, y desde entonces ha aumentado el precio de lista del autoinyector de 94 a 609 dólares, según reportes noticiosos. Las personas con alergias extremas mantienen los EpiPens a mano para prevenir una reacción alérgica potencialmente letal.

En respuesta a las críticas de los pacientes sobre el aumento en el precio, Mylan lanzó una versión genérica del EpiPen, con un costo de 300 dólares.

Los farmacéuticos reportaron a Cantrell que la gente comenzó a comprar todos los suministros de EpiPen hasta agotarlos a medida que los precios siguieron subiendo.

"Las personas realmente temían que sus aseguradoras no pagaran el fármaco porque era tan caro, así que todo el mundo fue a la farmacia y lo agotaron", dijo Cantrell. "Querían acumularlos y obtenerlos mientras siguieran cubiertos".

Los pacientes comenzaron a llamar a los centros de intoxicaciones para ver si un EpiPen seguía siendo apto para el uso una vez había caducado, lo que hizo que Cantrell y sus colaboradores buscaran una respuesta.

Durante dos semanas, se pidió a los pacientes en una clínica comunitaria en San Diego que llevaran EpiPens caducados sin utilizar para poder examinarlos, dijeron los investigadores. Al final, el equipo acabó con 31 EpiPens y 9 EpiPen Jrs.

Ninguno de los autoinyectores estaba decolorado, una señal de que ya no está bueno y no se debe utilizar, apuntó Cantrell.

Los análisis revelaron que todos los autoinyectores mantenían la mayor parte de su potencia. El nivel más bajo de epinefrina, un 81 por ciento, se halló en un EpiPen Jr. que había caducado ya hacía 30 meses.

Alrededor de un 65 por ciento de los EpiPens y un 56 por ciento de los EpiPen Jrs. contenían al menos un 90 por ciento de su dosis inicial de epinefrina, concluyeron los investigadores.

A pesar de esos hallazgos, el Dr. Andrew Murphy, un alergólogo, dijo que los pacientes no deben posponer el reemplazo de su autoinyector para ahorrar dinero.

"La etiqueta del producto dice que está bueno hasta cierta fecha", apuntó Murphy, que tiene su práctica en Downingtown, Pensilvania. "Eso es lo que sé como médico que emite recetas, que la FDA y la compañía farmacéutica han garantizado esto.

"Habiendo dicho esto, si alguien está en casa y tiene una reacción y lo único que hay disponible es un autoinyector de epinefrina caducado, siempre que no esté amarillo ni turbio ni tenga algo flotando, puede utilizarlo", continuó Murphy.

Se necesita un estudio más grande para confirmar lo que este nuevo artículo informa, planteó Murphy, pero los hallazgos sí indican que la FDA debe reevaluar cuánto tiempo los autoinyectores son viables.

La gente debe tener en cuenta que la epinefrina en los autoinyectores puede degradarse con más rapidez si se guardan mal, advirtió Murphy. Por ejemplo, un autoinyector que se guarde en un coche puede ser expuesto a mucho calor en verano y a mucho frío en invierno, lo que afectaría la estabilidad del fármaco.

"La realidad es que la mayoría de personas no guardan sus autoinyectores bajo circunstancias ideales", dijo Murphy.

El estudio aparece en la edición del 8 de mayo de la revista Annals of Internal Medicine.

Más información

Para más información sobre los autoinyectores de epinefrina, visite la Academia Americana de Alergias, Asma e Inmunología (American Academy of Allergy Asthma & Immunology).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad