Las personas con enfermedades pulmonares deben usar máscaras

Las personas con enfermedades pulmonares deben usar máscaras

A las personas con una enfermedad pulmonar crónica quizá les preocupe poder respirar libremente con las máscaras faciales, pero deben usar las coberturas si es posible, señalan cuatro importantes grupos de médicos.

"Los individuos con pulmones normales, e incluso muchos individuos con una enfermedad pulmonar crónica subyacente, deberían poder usar una cubierta facial que no sea una N-95 sin que esto afecte sus niveles de oxígeno ni de dióxido de carbono", aseguraron en una declaración publicada el martes el Colegio Americano de Médicos del Tórax (American College of Chest Physicians), la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association), la Sociedad Torácica Americana (American Thoracic Society) y la COPD Foundation

Los grupos reconocen que algunas personas con una enfermedad pulmonar quizá no puedan tolerar respirar con una máscara y buscarán una exención para la máscara en el médico.

"Pero las preocupaciones individuales se deben sopesar contra las necesidades sociales de mitigar la propagación del virus", anotaron los grupos. "En algunos casos, la reconfirmación del médico sobre la seguridad de las cubiertas faciales quizá sea todo lo que se necesite. Probar una variedad de coberturas faciales podría mejorar la tolerabilidad".

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. recomiendan las máscaras faciales para frenar la propagación del coronavirus, y muchos estados, ciudades y detallistas nacionales han publicado órdenes sobre la obligatoriedad de las máscaras en las últimas semanas, a medida que los casos de coronavirus se disparan por todo el país.

Los grupos médicos anotaron que las máscaras N95, que quedan muy ajustadas, se reservan para los profesionales de atención de la salud en ambientes de alto riesgo, y, para asegurar que haya suficientes para los trabajadores de primera línea, el público general no debería usarlas.

"Hay estudios limitados que analizan los efectos de usar coberturas faciales en el nivel de oxígeno del usuario... o los niveles de dióxido de carbono. Los estudios se han realizado sobre todo con máscaras N95 de uso intensivo, en que hay una reducción estadísticamente insignificante en los niveles de oxígeno, y un aumento incluso más pequeño en los niveles de dióxido de carbono entre los trabajadores de atención de la salud que usan las máscaras durante periodos prolongados", apuntaron los grupos.

Pero se debe desalentar el uso de las máscaras N95 en el público general, excepto en ciertos pacientes inmunocomprometidos, que deben hablar sobre el tema con el médico, anotó la declaración. Incluso en esos pacientes, el distanciamiento social debería ser el método principal de protección.

"Hay múltiples opciones de cubiertas faciales que podrían ser más cómodas que otras. Cuando se es intolerante a ciertas coberturas faciales, es probable que algo sea mejor que nada", señalaron los grupos.

Y hay otra opción. "Aunque las máscaras y los protectores faciales no se deben considerar como intercambiables, los datos disponibles sugieren que los protectores faciales pueden reducir la cantidad de exposición a la inhalación de otro virus propagado por las gotas respiratorias, la influenza", según la declaración.

Aun así, todo el mundo, sobre todo los que tienen enfermedades pulmonares graves, deben recordar que la mejor forma de evitar la infección es mantener un distanciamiento social estricto, junto con un lavado de manos frecuente, añadieron los grupos.

Comparte tu opinión