Incluso el ejercicio de baja intensidad puede ayudar durante los tratamientos para el cáncer

MIÉRCOLES, 10 de febrero de 2021 (HealthDay News) -- Si usted tiene un cáncer y está intentando hacer ejercicio para mejorar su salud, una nueva investigación sugiere que no tiene que agotarse durante su sesión de ejercicio.

El ejercicio ligero es igual de beneficioso que un ejercicio más extenuante para los pacientes con cáncer, encontraron los investigadores.

Incluso el ejercicio de baja intensidad puede ayudar durante los tratamientos para el cáncer

Investigaciones anteriores habían mostrado que la actividad física puede mejorar la salud física y mental de los pacientes con cáncer, reducir la fatiga y aliviar los efectos secundarios del tratamiento. Pero no estaba claro si la intensidad del ejercicio hacía alguna diferencia.

Para averiguarlo, los investigadores estudiaron a 577 personas, de 30 a 84 años, en Suecia que habían recibido un diagnóstico reciente de cáncer de mama, próstata o colorrectal. Los pacientes se seleccionaron al azar para realizar ejercicio de resistencia y aeróbicos a una intensidad alta o de baja a moderada.

El entrenamiento en resistencia fue provisto en grupos dirigidos por un instructor en un gran gimnasio, mientras que el entrenamiento aeróbico se realizó en casa.

Tras seis meses, el grupo de alta intensidad tenía un poco menos de fatiga física, más fuerza en los músculos de las piernas, y una aptitud física un poco mejor que el grupo de intensidad de baja a moderada, mostraron los hallazgos.

Pero los resultados generales de ambos grupos fueron similares, según el estudio, que se publicó en una edición reciente en línea de la revista Scandinavian Journal of Medicine and Science in Sports.

"Las conclusiones que sacamos del estudio son, en primer lugar, que independientemente de que el entrenamiento tenga una intensidad alta o entre baja y media no parece ser muy importante. Los resultados de los grupos no difirieron en ninguna forma clínicamente relevante, es decir, no hubo diferencias que pudieran hacer una diferencia en la vida cotidiana de los pacientes", comentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Uppsala Ingrid Demmelmaier, profesora asociada de fisioterapia de la universidad.

Los investigadores continuarán dando seguimiento a los pacientes para evaluar los efectos a largo plazo del ejercicio en su salud.

Este estudio también evaluó si un respaldo adicional, como fijar metas, la planificación y la automonitorización del ejercicio, mejoraba los resultados del ejercicio para los pacientes.

Pero ese respaldo adicional no pareció tener ningún efecto, tal vez porque los programas de ejercicio ya incluían un respaldo significativo, incluso instrucciones sobre el entrenamiento, un monitor de la frecuencia cardiaca, y entrenamiento en grupo dirigido por un instructor con otros participantes en una situación similar, señalaron los investigadores.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre los pacientes con cáncer y el ejercicio.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Uppsala University, news release, Feb. 3, 2021

Comparte tu opinión