Hubo un gran aumento en la enfermedad hepática alcohólica a principios de la pandemia

LUNES, 14 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- Los primeros meses de la pandemia de COVID-19 provocaron un gran aumento en las hospitalizaciones por hepatitis alcohólica, una enfermedad potencialmente letal, en un sistema de salud de Detroit, muestra una investigación reciente.

La hepatitis alcohólica es una enfermedad del hígado provocada por un consumo empedernido de alcohol, y estos hallazgos amplían a las crecientes evidencias de que muchos estadounidenses recurrieron al alcohol en un intento por gestionar el estrés de la pandemia. Tan solo en la primera semana de la pandemia, las ventas de alcohol aumentaron en un 54 por ciento en EE. UU.

Hubo un gran aumento en la enfermedad hepática alcohólica a principios de la pandemia

"Esto es muy esclarecedor respecto a qué tanto nos ha afectado como comunidad el aumento en el uso de alcohol", comentó el autor principal, el Dr. Humberto González, hepatólogo de trasplantes del Sistema de Salud Henry Ford.

En el nuevo estudio, su equipo comparó las admisiones por la hepatitis alcohólica al Sistema de Salud Henry Ford entre mayo y septiembre de 2020, con los mismos meses en 2016, 2017, 2018 y 2019.

En esos cinco meses de 2020, 93 pacientes fueron hospitalizados con hepatitis alcohólica, un promedio de 18.6 al mes. Esto fue más de un 50 por ciento más que el promedio de 12.2 durante los mismos meses de 2016 a 2019.

La edad promedio de las personas hospitalizadas en 2020 fue de 47 años, en comparación con 45 años en los demás años. Las mujeres conformaron un 45 por ciento de las admisiones al hospital en 2020, en comparación con un 41 por ciento en los demás años, según los hallazgos, que se publicaron en una edición reciente de la revista Liver International.

González dijo que los hallazgos son alarmantes.

"Ser hospitalizado por hepatitis alcohólica cambia la gravedad del problema", comentó en un comunicado de prensa del sistema de salud. "Debemos trabajar en las estrategias de afrontamiento para esta crisis de salud que nunca acaba".

Cada año, más de 120,000 personas de Estados Unidos son hospitalizadas con una hepatitis alcohólica, y la tasa de mortalidad promedio a los 28 días es de un 26 por ciento.

La enfermedad no tiene cura ni tratamientos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. En muchos casos, la única opción para la supervivencia es un trasplante de hígado.

Las señales de advertencia tempranas de la hepatitis alcohólica son la ictericia (cuando la piel y el blanco del ojo se ponen amarillos), y una acumulación de fluidos que provoca hinchazón en el abdomen y las extremidades inferiores.

Más información

American Addiction Centers ofrece más información sobre la hepatitis alcohólica.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Henry Ford Health System, news release, Feb. 8, 2022

Comparte tu opinión