Hay un gran aumento en los cánceres de esófago entre los estadounidenses de mediana edad

VIERNES, 13 de mayo de 2022 (HealthDay News) -- El cáncer de esófago tiende a ser un "asesino silencioso", y está en aumento entre los estadounidenses de mediana edad, sugieren unas nuevas evidencias.

La tasa de este cáncer casi se ha duplicado entre las personas de 45 a 64 años, y la prevalencia de esófago de Barret (una afección precancerosa) aumentó en alrededor de un 50 por ciento en este grupo de edad entre 2012 y 2019. El esófago es un tubo hueco que tiene la función de llevar la comida y los líquidos de la garganta al estómago.

Hay un gran aumento en los cánceres de esófago entre los estadounidenses de mediana edad

No se conoce del todo el motivo exacto del aumento en el cáncer de esófago entre las personas más jóvenes, pero es probable que las desorbitadas tasas de obesidad, las dietas malsanas, y la acidez crónica o enfermedad del reflujo gastroesofágico (ERGE) sean factores, y todos tienden a ir de la mano, anotó el autor del estudio, el Dr. Bashar Qumseya, profesor asociado de medicina y jefe de endoscopias de la Universidad de Florida.

La acidez crónica conduce al esófago de Barret, que se caracteriza por unos cambios anómalos en las células que recubren al esófago.

Este aumento en las tasas de cáncer de esófago en las personas más jóvenes refleja a lo que se ha observado en el cáncer de colon.

"En el cáncer de colon, antes recomendábamos las pruebas a los 50 años, y entonces vimos evidencias convincentes de que la tasa aumentaba en las personas más jóvenes, así que algunos grupos recomiendan ahora las pruebas a los 45 años", apuntó Qumseya.

Quizá haya llegado el momento de hacer lo mismo respecto a las pruebas del cáncer de esófago, si la persona tiene otros factores de riesgo, señaló. Estos incluyen al alcohol y fumar.

"Si tiene reflujo ácido y otros factores de riesgo del cáncer de esófago, piense en hacerse una endoscopia de detección cuando se someta a su colonoscopia para detectar el cáncer de colon", recomendó Qumseya. Ambas pruebas se pueden realizar a la vez. Todavía no hay directrices para las pruebas de detección del cáncer de esófago.

Se llama a la enfermedad asesino silencioso porque con frecuencia los síntomas no se notan hasta que el cáncer ha avanzado.

En el estudio, los investigadores utilizaron los expedientes de salud electrónicos de unos 5 millones de personas en Florida. Observaron las tasas de cáncer de esófago y esófago de Barret entre las personas en tres categorías de edad: de 18 a 44 años, de 44 a 64 años, y a partir de los 65 años.

Los investigadores encontraron que las tasas se nivelaron en el grupo de más edad. Dijeron que el aumento en las tasas de cáncer de esófago entre los adultos de mediana edad no se deben a unas pruebas de detección más agresivas. Durante el periodo del estudio, no hubo un aumento en la tasa de endoscopias.

Los hallazgos se presentarán en la Semana de las Enfermedades Digestivas (Digestive Disease Week) de 2022, que se celebrará de forma virtual y en San Diego del 21 al 24 de mayo. Los hallazgos presentados en reuniones médicas deberían considerarse preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

En un futuro próximo, Qumseya y sus colegas planifican volver a analizar los datos para diferenciar entre los dos tipos de cáncer de esófago: el adenocarcinoma de esófago y el carcinoma de células escamosas.

Esto es clave, ya que cada tipo tienen unas causas y riesgos potenciales distintos a tomar en cuenta, aseguró la Dra. Devika Rao, oncóloga médica del Centro Oncológico Conmemorativo Sloan Kettering, en Nueva Jersey.

"Los cánceres de las células escamosas son más prevalentes en Europa del Este y en Asia, y son provocados por fumar y la exposición al tabaco", apuntó Rao, que no participó en el nuevo estudio. En cambio, en el esófago de Barret, la obesidad y la dieta se vinculan con el adenocarcinoma de esófago.

"Estudios poblacionales como este son importantes para aumentar la concienciación tanto en el público genera como en las comunidades médicas", afirmó.

"Es alarmante anotar que unos cánceres que antes se consideraban una afección de las personas mayores se están convirtiendo con rapidez en [afecciones] dependientes del estilo de vida, y están afectando a individuos cada vez más jóvenes", añadió Rao.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. ofrece más información sobre el cáncer de esófago y sus síntomas.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Bashar Qumseya, MD, associate professor, medicine, and chief, endoscopy, University of Florida, Gainesville; Devika Rao, MD, medical oncologist, Memorial Sloan Kettering Cancer Center, Basking Ridge, N.J.; Digestive Disease Week, May 21-24, 2022

Comparte tu opinión