La epidemia de opioides de EE. UU. quizá por fin esté menguando

La epidemia de opioides de EE. UU. quizá por fin esté menguando
| Foto: HEALTHDAY

Una buena noticia sobre los analgésicos opioides: el abuso de los medicamentos recetados se redujo en más de una cuarta parte entre 2007 y 2018 en Estados Unidos.

"Investigaciones anteriores han mostrado leves reducciones en las tasas de abuso, pero nuestro análisis muestra que registramos unos declives significativos año tras año, lo que indica que la reducción no es una anomalía y que de verdad representa una tendencia a la baja en los niveles de abuso de los medicamentos recetados", señaló el autor del estudio, Mario Moric, bioestadístico del Centro Médico de la Universidad de Rush, en Chicago.

Él y sus colaboradores analizaron los datos de la Encuesta nacional sobre el uso de medicamentos y drogas y la salud, una encuesta anual de unos 70,000 estadounidenses de a partir de 12 años a quienes se pregunta sobre su uso de tabaco, alcohol, y medicamentos y drogas.

En el estudio, el abuso de opioides recetados se definió como el uso sin el consentimiento de un médico.

El porcentaje de encuestados que dijeron que habían abusado de los opioides recetados en el año anterior se redujo de un 4.9 por ciento en 2007 a un 3.7 por ciento en 2018, una reducción de un 26 por ciento.

Hubo reducciones significativas en el abuso de opioides recetados de 2012 a 2018, con la excepción de 2015, cuando se reportaron unas cifras más altas debido a un rediseño de la encuesta que se introdujo ese año, apuntaron los investigadores.

Los hallazgos se presentaron el sábado en la reunión virtual de la Sociedad Americana de Anestesiólogos (American Society of Anesthesiologists).

"Creemos que el mensaje sobre los peligros del uso de opioides sin la supervisión de un profesional médico por fin está llegando, y está cambiando la mentalidad y la conducta de las personas", señaló Moric en un comunicado de prensa de la reunión.

"Los analgésicos como los opioides son un recurso importante en el tratamiento y la atención de los pacientes, pero no son una panacea universal", comentó el coautor del estudio, el Dr. Asokumar Buvanendran, presidente del Comité de Medicina del Dolor de la Sociedad Americana de Anestesiólogos y vicepresidente ejecutivo de anestesiología del Centro Médico de la Universidad de Rush.

"Como los opioides tienen riesgos y pueden ser altamente adictivos, solo se deberían usar bajo la supervisión de un médico que pueda considerar su seguridad y la forma en que el medicamento afectará al paciente con el tiempo", añadió Buvanendran en el comunicado. "Ahora, los emisores de recetas y los pacientes cuentan con la información que necesitan para tomar decisiones educadas en la gestión del dolor".

Las investigaciones presentadas en las reuniones se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Comparte tu opinión