Hay incertidumbre sobre la efectividad de los antivirales contra la viruela del mono: estudio

MIÉRCOLES, 25 de mayo de 2022 (HealthDay News) -- Hasta hace poco, las infecciones de viruela del mono eran raras fuera de África, pero una observación retrospectiva de siete casos que ocurrieron en Gran Bretaña en los últimos años ofrece pistas sobre cuáles fármacos funcionan para combatir a la enfermedad... y cuáles no.

La necesidad de comprender mejor a los tratamientos para la viruela del mono cobró urgencia este mes, cuando se registraron más de cien casos nuevos por toda Europa y América del Norte.

Hay incertidumbre sobre la efectividad de los antivirales contra la viruela del mono: estudio

"Mientras los funcionarios de salud pública intentan comprender qué está provocando los brotes de viruela del mono de mayo de 2022 en Europa y América del Norte, que han afectado a varios pacientes que no reportaron viajes ni un vínculo identificado con un caso que ya se conociera, nuestro estudio ofrece algunas de los primeras revelaciones sobre el uso de los antivirales para el tratamiento de la viruela del mono en los humanos", señaló el autor principal del estudio, el Dr. Hugh Adler, de los Hospitales de la Universidad de Liverpool y NHS Foundation Trust.

El nuevo análisis, que se publicó el 24 de mayo en la revista The Lancet Infectious Diseases, observó los resultados de siete personas tratadas por la viruela del mono en Gran Bretaña entre 2018 y 2021. Se piensa que tres pacientes se infectaron mientras estaban en África, y otros tres ocurrieron como parte de un "grupo de casos" en Gran Bretaña.

Según un comunicado de prensa de Lancet, otro caso "ocurrió en un trabajador de atención de la salud 18 días tras la exposición inicial al virus, y fue el primer ejemplo, de transmisión de la viruela del mono en un ámbito hospitalario fuera de África".

Se utilizaron dos antivirales que se usan para la viruela, brincidofovir y tecovirimat, "fuera de etiqueta" (lo que quiere decir que no están aprobados para tratar a la viruela del mono de forma específica) como tratamiento para los casos de viruela del mono.

En una conferencia de prensa de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. del lunes, el Dr. Brett Petersen, funcionario médico de la Rama de Virus de la Viruela y la Rabia de la agencia, afirmó que ambos antivirales se pueden probar contra los casos que están surgiendo ahora en Estados Unidos.

El tecovirimat ya cuenta con una aprobación de acceso expandido de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. para tratar a la viruela del mono, anotó. Los CDC están trabajando para obtener una aprobación similar de acceso de emergencia para el medicamento más nuevo contra la viruela, el brincidofovir.

Los investigadores británicos anotaron que en la actualidad no hay tratamientos con licencia para la viruela del mono en Reino Unido, y no se sabe con certeza durante cuánto tiempo es contagiosa la enfermedad. En general, los pacientes se aíslan en el hospital durante el tratamiento.

Según el equipo de Adler, solo uno de los dos antivirales parecieron tener algún beneficio para el control de la viruela del mono.

Cuando se usó una semana tras el inicio del sarpullido típico de la viruela del mono, "no se observó que" el brincidofovir "tuviera algún beneficio clínico convincente en el tratamiento de la viruela del mono, y se observaron alteraciones en las pruebas hepáticas en sangre", según el comunicado.

En cualquier caso, y como ocurre con frecuencia, los cuatro pacientes que recibieron brincidofovir se recuperaron por completo de su enfermedad, anotaron los investigadores.

Por otra parte, un paciente tratado en 2021 con el otro antiviral, el tecovirimat, "experimentó una reducción en la duración de los síntomas y de la excreción viral en el tracto respiratorio superior, en comparación con los demás casos en este grupo", según el comunicado.

Pero el equipo británico enfatizó que el número de pacientes que se estudió sigue siendo tan pequeño que no se pueden sacar conclusiones definitivas en este momento respecto a cuáles fármacos podrían funcionar mejor para reducir la duración de la enfermedad o aliviarla.

Anotaron que todos los pacientes experimentaron unos casos "leves" de viruela del mono, y que ninguno desarrolló complicaciones graves, como neumonía o sepsis (infección de la sangre). Un paciente desarrolló un absceso que requirió drenaje, y otro sufrió una recaída unas seis semanas tras el alta del hospital.

El estudio generó nueva información sobre cuánto tiempo un paciente con viruela del mono podría seguir siendo infeccioso.

"Durante los brotes anteriores de viruela del mono, se consideraba que los pacientes eran infecciosos hasta que se formaran costras en todas las lesiones. En estos siete casos de Reino Unido, se observó excreción viral durante al menos tres semanas tras la infección. Sin embargo, los datos sobre la infectividad siguen siendo limitados, y se trata de un área importante para estudios futuros", planteó en el comunicado la coautora del estudio, la Dra. Catherine Houlihan, de la Agencia de Seguridad de la Salud de Reino Unido y el Colegio Universitario de Londres.

Según los autores del estudio, los síntomas típicos de la viruela del mono incluyen fiebre, sarpullido y ganglios linfáticos inflamados. A veces pueden ocurrir complicaciones, como inflamación de los pulmones, inflamación del cerebro, una inflamación de la córnea que pone a la vista en peligro, e infecciones bacterianas secundarias.

El brote actual que afecta a Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña y otros países europeos es problemático, porque en general los pacientes no contrajeron la enfermedad mientras estaban en África.

Pero "aunque este brote más reciente ha afectado a más pacientes de los que nos habíamos encontrado antes en Reino Unido, históricamente la viruela del mono no se ha transmitido de forma muy eficiente entre las personas, y el riesgo general para el público es bajo", aclaró Adler en un comunicado de la revista.

El lunes, en una reunión de los CDC, una experta de la agencia se hizo eco de esta opinión.

"La cepa identificada en los casos, tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo, es la cepa de África Occidental, que es la más leve de las dos cepas de viruela del mono", apuntó la capitana Jennifer McQuiston, subdirectora de la División de Patógenos y Patología de Altas Consecuencias de la agencia.

"La mayoría de las personas que se infectan con viruela del mono se recuperan en un plazo de dos a cuatro semanas, sin ningún tratamiento específico", añadió.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la viruela del mono.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: The Lancet Infectious Diseases, news release, May 25, 2022; U.S. Centers for Disease Control and Prevention media briefing, May 23, 2022

Comparte tu opinión