Hay buenos resultados de los primeros 5 años de trasplantes de útero, pero todavía hay preocupaciones

JUEVES, 7 de julio de 2022 (HealthDay News) -- Los trasplantes de útero sí pueden ayudar a ser madres a las mujeres que no pueden quedar embarazadas porque no tienen un útero, o porque el que tienen ya no funciona de forma adecuada, muestra una investigación reciente.

De 33 mujeres que recibieron un trasplante de útero en Estados Unidos entre 2016 y 2021, 19 dieron a luz a un total de 21 bebés, reportaron los investigadores.

Hay buenos resultados de los primeros 5 años de trasplantes de útero, pero todavía hay preocupaciones

"Según las experiencias de los primeros cinco años de trasplantes de útero en EE. UU., este procedimiento se debe considerar como una realidad clínica en EE. UU., y presentarse como una opción a las muchas mujeres con infertilidad debida a un factor uterino interesadas en la maternidad", señaló la primera autora del estudio, la Dra. Liza Johannesson, directora médica de trasplantes de útero del Instituto de Trasplantes Annette C. y Harold C. Simmons del Centro Médico de la Universidad de Baylor, en Dallas.

Pero al menos dos cirujanos de trasplantes advierten que los riesgos y el gasto de este procedimiento podría todavía superar a sus beneficios en algunas mujeres.

Hasta ahora, se han realizado más de 100 trasplantes de útero en todo el mundo, y más de un tercio se han realizado en Estados Unidos.

Pero el procedimiento no es sencillo.

Antes de un trasplante de útero, la receptora debe tomar medicamentos antirrechazo para que su cuerpo acepte al nuevo órgano. Todas las mujeres también deben someterse a una fertilización in vitro para extraer, y luego fertilizar, sus óvulos. El útero y el suministro sanguíneo de la donante se extirpan y se trasplantan en la pelvis de la receptora, para establecer un flujo sanguíneo. El útero trasplantado puede provenir de una donante fallecida o viva.

Unos seis meses tras un trasplante exitoso, se puede implantar un único embrión en el útero. Después de que la mujer acaba de tener hijos, el útero implantado se extirpa, y puede dejar de tomar medicamentos inmunosupresores.

En el estudio, un 74 por ciento de las receptoras seguían teniendo un útero funcional un año tras el trasplante. En este grupo, un 83 por ciento tuvieron bebés. En los trasplantes que no tuvieron éxito, no se logró un suministro de sangre alrededor de la primera semana, anotaron los investigadores.

Los trasplantes se realizaron en tres centros de Estados Unidos: el Centro Médico de la Universidad de Baylor, la Clínica Cleveland, y el Instituto de Trasplante Penn/Universidad de Pensilvania.

"También mostramos que el éxito es reproducible y que no se limita a unos centros únicos, y que los resultados exitosos son comparables cuando el útero es donado por una donante viva o una fallecida", comentó Johannesson.

La mayoría de las mujeres del estudio nacieron sin útero, una afección que afecta a más o menos 1 de cada 4,500 mujeres. Otras opciones para estas mujeres, si desean tener hijos, pueden incluir a una madre portadora o la adopción.

"Este grupo es solo una pequeña parte de una cohorte más grande de mujeres con infertilidad por factor uterino que podrían beneficiarse de un trasplante de útero", aseguró Johannesson. Entre otras candidatas se incluyen las mujeres a quienes se ha extirpado el útero debido a enfermedades o afecciones, como el cáncer.

"Tan solo en EE. UU. hay más de un millón de mujeres que podrían beneficiarse de este procedimiento", enfatizó Johannesson.

Las mujeres transgénero también están cada vez más interesadas en este procedimiento, anotó.

"Hasta ahora, no se ha realizado ninguna investigación para ver si un trasplante de útero exitoso sería posible en una mujer transgénero", planteó Johannesson. Dicho esto, hay centros alrededor del mundo que tienen un interés específico en este grupo de mujeres.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 6 de julio de la revista JAMA Surgery.

En un editorial publicado junto con el estudio, los doctores Rachel Forbes y Seth Karp, del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville, Tennessee, apagaron parte del entusiasmo respecto a la adopción generalizada de estos procedimientos.

Estos trasplantes se siguen haciendo en centros selectos, y se deben continuar haciendo solo en centros selectos, señaló Karp, director del Centro de Trasplantes Vanderbilt.

"Los resultados a largo plazo de la inmunosupresión y las tasas de complicación no se comprenden bien", dijo. Los fármacos antirrechazo también pueden aumentar el riesgo de infecciones, y tienen otros efectos secundarios.

Alrededor de 1 de cada 4 donantes vivas experimentó una complicación de la cirugía en el nuevo estudio, anotó Karp. Estos procedimientos también son costosos, y su precio va desde unos 100,000 hasta unos 300,000 dólares.

"Hable de forma franca con su médico sobre los riesgos y los beneficios, y entienda que, en este momento, los riesgos no se comprenden bien", añadió Karp.

Más información

El Centro Médico de la Universidad de Baylor ofrece más información sobre los trasplantes de útero.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Liza Johannesson, MD, PhD, medical director, uterus transplant, Annette C. and Harold C. Simmons Transplant Institute, Baylor University Medical Center, Dallas; Seth Karp, MD, director, Vanderbilt Transplant Center, Nashville, Tenn.; JAMA Surgery, July 6, 2022, online

Comparte tu opinión