Hasta 4 millones de estadounidenses no trabajan debido a la COVID prolongada

VIERNES, 26 de agosto de 2022 (HealthDay News) -- Otro ejemplo de la carga financiera que el nuevo coronavirus ha supuesto durante la pandemia: un nuevo informe estima que hasta 4 millones de estadounidenses no están trabajando debido a la COVID prolongada.

"Es una cifra chocante", declaró a NBC News la autora del informe, Katie Bach, una miembro no residente del Instituto Brookings. "Si se parece a otras enfermedades postvirales, algunas personas se recuperarán, pero habrá muchas personas que no, y seguirá aumentando con el tiempo".

Hasta 4 millones de estadounidenses no trabajan debido a la COVID prolongada

Esta realidad podría traducirse en al menos 170 mil millones de dólares en salarios perdidos en un año, sugiere el informe.

Varias encuestas han intentado medir el impacto de la COVID prolongada en el empleo.

El Banco de la Reserva Federal de Minneapolis estimó el mes pasado que un 26 por ciento de las personas con COVID prolongada estaban sin trabajo o habían reducido su horario laboral hasta mediados de 2021. Por otra parte, una encuesta internacional encontró que un 22 por ciento de las personas con COVID prolongada no estaban trabajando debido a su enfermedad, y que un 45 por ciento habían reducido su horario. Y una encuesta de Reino Unido encontró que un 16 por ciento de las personas con COVID prolongada habían reducido sus horarios, y que un 20 por ciento estaban en licencia paga entre abril y mayo de 2021.

La COVID prolongada puede ser difícil de definir, dado que los síntomas son abarcadores y pueden durar meses. Muchos sufren de fatiga, lagunas mentales, dolor de las articulaciones o los músculos, palpitaciones cardiacas, dolor de pecho, mareo, cambios menstruales o cambios en la capacidad de oler o saborear. En junio, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. publicaron un estudio que encontró que 1 de cada 13 adultos estadounidenses y un 19 por ciento de los adultos que han tenido COVID se enfrentan a síntomas de COVID prolongada.

Bajo la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (Americans with Disabilities Act, ADA), la COVID prolongada se considera una discapacidad.

"Algunas empresas comprenden de forma imprecisa que este es un factor que afecta al mercado laboral", señaló Bach. "Esto es muy distinto que saber que esta es una afección protegida por la ADA y saber cuáles adaptaciones ofrecer a las personas".

El informe del Brookings hizo un llamamiento a que haya investigación sobre las opciones de tiramiento que puedan ayudar a las personas a mitigar sus síntomas de COVID prolongada. Por ahora, algunas personas acuden a clínicas para recibir atención de respaldo, como fisioterapia o ejercicios de respiración.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID prolongada.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: NBC News

Comparte tu opinión