Cómo mantener las pesadillas a raya

Cómo mantener las pesadillas a raya

Si tiene pesadillas en estos tiempos de estrés, puede sentirse tranquilo: una experta en el sueño asegura que es de preverse.

"Sus experiencias e interacciones diurnas pueden afectar a sus sueños, y ahora mismo muchos vemos noticias y leemos artículos que son aterradores", señaló Jennifer Martin, directora de la Academia Americana de Medicina del Sueño (American Academy of Sleep Medicine). "Es natural que el miedo y los factores estresantes de la vida diaria influyan a nuestros sueños".

Esto se conoce como incorporación en los sueños, y ocurre cuando sus experiencias en la vida real aparecen en los sueños, explicó en un comunicado de prensa de la academia.

Martin añadió que los cambios en los patrones de sueño (que incluyen al sueño fragmentado) pueden hacer que las personas duerman con menos profundidad, lo que significa que recuerdan más de sus sueños.

"La mayoría de los sueños ocurre durante la etapa del sueño de movimiento ocular rápido, o MOR", comentó Martin. "Típicamente, hay que despertarse durante o poco después de un sueño para recordarlo".

Los sueños perturbadores se pueden reducir al dormir bien de noche, de forma que Martin ofreció algunos consejos.

Tenga un horario constante para irse a dormir y despertarse. Los adultos necesitan siete o más horas de sueño de forma regular para una salud ideal.

Limite su exposición a las noticias estresantes cerca de la hora de dormir, de forma que no piense en ellas obsesivamente mientras intenta conciliar el sueño.

Durante al menos 30 minutos antes de apagar la luz, prepare su cuerpo para dormir. Unas buenas formas de relajarse incluyen leer, escuchar música tranquila o meditar.

Limite su consumo de alcohol y cafeína, porque ambos pueden afectar a la calidad del sueño.

Afronte sus preocupaciones y estrés durante el día. Por ejemplo, escribir sus pensamientos puede ayudar a liberar las preocupaciones de forma que no se obsesione con ellas cuando se vaya a la cama.

Si el sueño interrumpido o las pesadillas persisten, hable con un profesional del sueño, aconsejó Martin.

Comparte tu opinión