Gran Bretaña aprueba el uso de emergencia de la vacuna de Pfizer contra la COVID

Gran Bretaña aprueba el uso de emergencia de la vacuna de Pfizer contra la COVID

MIÉRCOLES, 2 de diciembre de 2020 (HealthDay News) – El miércoles, Gran Bretaña se convirtió en el primer país occidental que permite el uso de emergencia de una vacuna contra el coronavirus, tras aprobar al candidato de Pfizer en la carrera por vacunar a millones de personas en todo el mundo.

"La ayuda viene de camino, con esta vacuna... ahora lo podemos afirmar con certeza, en lugar de con todas las salvedades", comentó el miércoles el secretario de salud británico, Matt Hancock.

Que le hayan ganado a Estados Unidos en la aprobación de emergencia de una vacuna contra el coronavirus podría presionar a los reguladores estadounidenses, que ya están siendo presionados por no actuar con una mayor rapidez para que las dosis lleguen a las personas, reportó el The New York Times. Y esto ha provocado un debate global sobre cómo equilibrar la urgente necesidad de una vacuna con la importancia de buscar señales claras de que la vacuna sea segura.

Aunque Gran Bretaña se ha adelantado en la distribución de la vacuna de Pfizer, esto no tendrá ningún efecto en la distribución de los cientos de millones de dosis que otros países, como Estados Unidos, han comprado en contratos prepagados, aseguró el Times.

Pero hay unos obstáculos abrumadores para administrar la vacuna a las masas.

La vacuna de Pfizer, que desarrolló con la firma alemana BioNTech, se debe mantener a una temperatura muy fría, de menos 94 grados Fahrenheit (menos 70 grados centígrados) hasta poco antes de administrar las inyecciones. Pero Pfizer afirmó en una declaración, publicada el miércoles, que ha desarrollado unos recipientes especiales para el envío, que usan hielo seco para mantener fría a la vacuna. Unos sensores de GPS permitirán a la compañía rastrear a cada envío y garantizar que permanezca frío, añadió la compañía.

"Pfizer tiene una gran experiencia en el envío en cadena de frío, y tiene una infraestructura establecida para suplir la vacuna en todo el mundo, lo que incluye unos centros de distribución que pueden almacenar las dosis de la vacuna durante hasta seis meses", apuntó la compañía.

Aun así, el requisito de la temperatura podría determinar quién es el primero en vacunarse en Gran Bretaña: aunque se suponía que los residentes de los hogares de ancianos tendrían la mayor prioridad según los planes de un comité asesor, los esfuerzos por limitar el transporte de la vacuna podrían significar que el personal del Servicio Nacional de Salud reciba las vacunas primero, reportó el Times. El miércoles, el gobierno británico dijo que habría 800,000 dosis disponibles la semana que viene, para que los trabajadores de salud comiencen a administrarlas.

En Estados Unidos, un panel asesor aprobó el martes un plan de distribución de la vacuna que recomienda que los trabajadores de la atención de la salud y los residentes y el personal de los hogares de ancianos sean los primeros en recibir cualquier vacuna aprobada contra el coronavirus. La recomendación del Comité Asesor de Prácticas de Vacunación (ACIP, por sus siglas en inglés), si se implementa, dirigirá el reducido suministro inicial de vacunas a unos 21 millones de miembros del personal de atención de la salud y a 3 millones de estadounidenses que trabajan o viven en centros de cuidados a largo plazo.

Al mismo tiempo, la Casa Blanca convocó al comisionado de la FDA, el Dr. Stephen Hahn, a una reunión el martes para hablar sobre las preocupaciones de que Gran Bretaña aprobara primero la vacuna contra el coronavirus. Un panel asesor de la FDA se reunirá el 10 de diciembre para decidir si la agencia debe otorgar la autorización de emergencia a la vacuna de Pfizer, reportó el Times.

La carrera global para desarrollar la vacuna ha sido impresionantemente rápida. En todo el mundo, los investigadores están evaluando 57 vacunas en ensayos clínicos, y casi 100 más están siendo evaluadas en animales o células. Tanto China como Rusia han aprobado vacunas sin esperar los resultados de ensayos clínicos en etapas avanzadas, lo que, señalan los expertos, plantea preocupaciones sobre su seguridad.

Las hospitalizaciones alcanzan un máximo histórico.

El jueves, las hospitalizaciones por la COVID-19 rompieron otro récord: más de 98,000 pacientes estaban luchando contra casos graves del virus.

Los conteos de nuevas infecciones y muertes por el coronavirus se han reducido en los últimos días, un evento común durante los días festivos y los fines de semana, debido a los retrasos en las pruebas y en los informes, reportó el Washington Post. Pero el número de hospitalizaciones aumentó en más de un 12 por ciento en la última semana, añadió el periódico.

Diecinueve estados (Oregón, Maine, Nuevo Hampshire, Virginia Occidental, Michigan, Pensilvania, Colorado, Alabama, Carolina del Norte, Arkansas, Tennessee, Ohio, Rhode Island, Alaska, Virginia, Nevada, Minnesota, Kentucky e Indiana) reportaron números récord de hospitalizaciones el lunes, según el Post. Por otro lado, California, Nueva York y Arizona reportaron un aumento de más de un 25 por ciento en el número promedio de hospitalizaciones.

El lunes, Rhode Island se convirtió en el último estado que ha comenzado a enviar a pacientes a un hospital temporal de campaña, debido a la creciente demanda de camas, mientras que Nueva York pidió a los hospitales que comenzaran a tomar medidas de emergencia, que incluyen identificar al personal jubilado que pueda volver al trabajo, y averiguar formas de ampliar su capacidad de camas en un 50 por ciento. Y Gavin Newsom, gobernador de California, advirtió que ya estaban ocupadas dos tercios de las camas de las unidades de cuidados intensivos del estado, y que a mediados de diciembre quizá se haya alcanzado un 112 por ciento de la capacidad, reportó el Post.

Mientras las autoridades de salud se preparan para otro aumento en los casos después de las reuniones de Acción de Gracias en todo el país, el lunes, algunos estadounidense que volvieron de las celebraciones de Acción de Gracias se encontraron con unas nuevas y estrictas medidas para la contención del coronavirus, reportó Associated Press.

El condado de Los Ángeles impuso una orden de confinamiento en casa para sus 10 millones de residentes, y el condado de Santa Clara, en el corazón de Silicon Valley, prohibió los deportes de escuela secundaria, universitarios y profesionales, y decretó la cuarentena para las personas que hayan viajado a más de 150 millas (241 kilómetros) del condado, apuntó AP.

La orden, que tendrá una duración de tres semanas, comenzará el lunes y finalizará el 20 de diciembre, reportó CNN.

Se ha pedido a los 10 millones de residentes que permanezcan en casa siempre que sea posible, y que usen máscaras faciales al salir, incluso cuando estén haciendo ejercicio en la playa y los parques. La orden también reduce la ocupación máxima de los negocios esenciales a un 35 por ciento, y la ocupación de los negocios no esenciales, los servicios de cuidados personales y las bibliotecas a un 20 por ciento. La directiva incluye a una nueva y controversial prohibición del servicio de los restaurantes al aire libre en el condado de Los Ángeles, reportó CNN.

"Están saltando las señales de alarma en términos de la trayectoria de nuestros pronósticos del crecimiento", dijo a los residentes el gobernador de California, Gavin Newsom. "Si estas tendencias continúan, tendremos que tomar medidas más dramáticas, quizá drásticas".

En Hawái, el alcalde del condado de Hawái dijo que los viajeros que lleguen sin una prueba negativa de la COVID-19 tendrán que hacer una cuarentena de 14 días, e incluso los que tengan una prueba negativa del virus serán seleccionados al azar para someterse a otra prueba al llegar, informó AP. Nueva Jersey suspenderá todos los deportes juveniles.

Los expertos en salud rogaron a los estadounidenses que se quedaran en casa en Acción de Gracias, y que no se reunieran con nadie con quien no vivieran. Aun así, casi 1.2 millones de personas pasaron por los aeropuertos de EE. UU. el domingo, la mayor cantidad desde que la pandemia llegara al país en marzo, mientras que otros viajaron por carretera para estar con sus familiares y amigos, reportó AP.

Moderna solicita la aprobación de emergencia de su vacuna

Por otra parte, el lunes Moderna solicitó la autorización de uso de emergencia de su vacuna contra el coronavirus, y las primeras dosis se podrían administrar incluso ya el 21 de diciembre, reportó The Times.

La solicitud de Moderna se basa en datos que muestran que su vacuna tiene una efectividad del 94.1 por ciento, y que su estudio con 30,000 personas satisfizo los criterios científicos necesarios para determinar si la vacuna funciona. El hallazgo de los datos completados concuerda con datos anteriores que encontraron que la vacuna tenía una efectividad del 94.5 por ciento, según el Times.

Esto no es todo: la vacuna tuvo una efectividad del 100 por ciento en la prevención de la enfermedad grave con el coronavirus, señalaron los dirigentes de Moderna. El producto se desarrolló en colaboración con investigadores del gobierno, del Centro de Investigación de Vacunas del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

La compañía está "en el proceso" de producir 20 millones de dosis para finales de diciembre, y entre 500 y 1,000 millones en 2021, reportó el periódico. Cada persona requiere dos dosis, administradas con un mes de diferencia, de forma que 20 millones de dosis serán suficientes para 10 millones de personas.

A principios de mes, Pfizer pidió la misma aprobación para uso de emergencia a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. Pfizer dijo que puede producir hasta 50 millones de dosis este año, y más o menos la mitad serían para Estados Unidos, reportó el Times. Su vacuna también requiere dos dosis por persona.

Un azote global

El miércoles, el conteo de casos de coronavirus de EE. UU. había superado los 13.7 millones, mientras que el número de muertes superó las 270,000, según un conteo del Times. Según el mismo cálculo, hasta el miércoles, los cinco primeros estados en casos de coronavirus eran: Texas y California, con poco más de 1.2 millones de casos en cada estado; Florida, con poco más de 1 millón de casos; Illinois, con más de 740,000; y Nueva York, con más de 660,000.

Frenar la propagación del coronavirus en el resto del mundo sigue resultando difícil.

Muchos países europeos están implantando unas restricciones más estrictas, observó Associated Press. Francia inició un confinamiento nacional, y Alemania y Austria implantaron confinamientos parciales, mientras las autoridades gubernamentales de todo el continente se esfuerzan por ralentizar un marcado aumento en las infecciones, que amenaza con abrumar a sus sistemas de atención de la salud.

Inglaterra ha hecho lo mismo, mientras que Italia, Grecia y Kosovo también anunciaron nuevas medidas, informó AP.

Las cosas no van mejor en India, donde el número de casos de coronavirus superó los 9.4 millones el miércoles, mostró un conteo de la Universidad de Johns Hopkins. Más de 138,000 pacientes con coronavirus han fallecido en India, según el conteo de la Hopkins, pero cuando esto se mide como una proporción de la población, el país ha tenido muchas menos muertes que muchos otros. Los médicos dicen que esto es un reflejo de la población más joven y delgada de India. Aun así, el sistema de salud pública del país está extremadamente saturado, y algunos pacientes enfermos no pueden encontrar camas de hospital, anunció el Times. Solo Estados Unidos tiene más casos de coronavirus.

Por otra parte, Brasil superó los 6.3 millones de casos y se acercaba a las 174,000 muertes el miércoles, mostró el conteo de la Hopkins.

En todo el mundo, el número de infecciones reportadas se acercaba a los 64 millones el miércoles, con más de 1.5 millones de muertes registradas, según el conteo de la Hopkins.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el nuevo coronavirus.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: The New York Times; Washington Post; Associated Press; CNN

Comparte tu opinión