Fumar marihuana puede ser peor para los pulmones que los cigarrillos, según un estudio

MARTES, 15 de noviembre de 2022 (HealthDay News) -- Aunque la legalización de la marihuana en algunos estados de EE. UU. y Canadá quizá envíe el mensaje de que la droga es inocua, esto no necesariamente es cierto, según un estudio reciente que encontró que el daño pulmonar es más común entre los fumadores de marihuana que entre los usuarios de tabaco.

La investigación sobre el impacto de la marihuana en los pulmones está tan solo en su inicio, porque la marihuana no era legal en muchos lugares hasta hace poco, pero hay indicaciones tempranas de que podría hacer un grave daño.

Fumar marihuana puede ser peor para los pulmones que los cigarrillos, según un estudio

"El mensaje principal es que quizá no sea tan segura como la gente piensa, y necesitamos más información", enfatizó la coautora, la Dra. Giselle Revah, radióloga cardiotorácica y profesora asistente de la Universidad de Ottawa, en Canadá. "Apenas se está comenzando. Quiero que la gente sea consciente de que puede provocar problemas".

Revah dijo que es posible ver que alguien es un fumador de cigarrillos empedernido o que lo ha sido durante mucho tiempo con tan solo observar su TC. Se preguntó si la marihuana, la segunda sustancia que se fuma con mayor frecuencia tras el tabaco, mostraría resultados similares. Le sorprendió encontrar que existía poca información.

En este estudio, los investigadores compararon los resultados de TC del pecho de 56 fumadores de marihuana, entre ellos algunos que también usaban tabaco, con los de 33 que solo fumaban tabaco y 57 no fumadores.

Alrededor de un 75 por ciento de los fumadores de marihuana tenían enfisema, en comparación con un 67 por cierta de los que solo fumaban tabaco y de un 5 por ciento de los no fumadores.

El principal tipo de enfisema que se encontró en los fumadores de marihuana fue el paraseptal, que daña a los minúsculos conductos que conectan a los sacos de aire en los pulmones. Los fumadores de marihuana también tenían más inflamación en las vías respiratorias.

Y algunos hombres que fumaban marihuana también tenían un efecto secundario sorprendente: un 38 por ciento mostraban un agrandamiento del tejido mamario. Esto es en comparación con un 11 por ciento de los fumadores de tabaco, y un 16 por ciento de los que no fumaban.

Los investigadores no encontraron ninguna diferencia en la acumulación de calcio en las arterias principales del corazón entre los dos grupos de fumadores. Pero señalaron que los hallazgos sobre los pulmones son preocupantes.

En el enfisema, unas toxinas depositadas en los pequeños sacos de aire que son responsables del intercambio de oxígeno y dióxido de carbono provocan daño y crean unos agujeros irreversibles.

"Nunca se puede recuperar un tejido normal allí, y esto en esencia deteriora a esa función de intercambio de gases", comentó Revah. "Al principio los pacientes quizá no tengan síntomas, pero con el tiempo, a medida que el enfisema avanza, los pacientes comienzan a tener síntomas: tos, sibilancia, dificultad para respirar".

Aunque una mayoría de las personas con enfisema fumaban en algún momento, no todos los fumadores desarrollan enfisema.

Alrededor de un 20 por ciento lo desarrollan, y mientras más fuma una persona, más aumenta el riesgo. También es afectado por la genética y el ambiente, aclaró Revah.

¿Por qué los pulmones de los fumadores de marihuana mostrarían más daño?

Se debe al menos en parte a las diferencias de uso entre la marihuana y el tabaco.

Con frecuencia, los cigarrillos de tabaco tienen filtros, mientras que en general la marihuana se fuma sin filtro. Como resultado, quizá se depositen más partículas en las vías respiratorias, dijo Revah. Los fumadores de marihuana también tienden a dar unas caladas más profundas, y a aguantarlas más tiempo antes de exhalar.

"Esto puede conducir a microtraumatismos en esos espacios respiratorios", apuntó.

Determinar el impacto de la marihuana en las tasas de enfisema requerirá unos grandes estudios poblacionales, señaló Revah.

"Hay una percepción en el público de que la marihuana es segura, de que es más segura que los cigarrillos, y este estudio plantea preocupaciones de que tal vez no sea cierto", advirtió. "Podría ser más nociva de lo que la gente piensa. Incluso podría estar provocando un daño irreversible, pero en última instancia, antes de que podamos sacar alguna gran conclusión, de verdad necesitamos unos estudios más robustos".

La marihuana comestible no debería provocar ningún daño pulmonar, planteó Revah, pero no se ha estudiado si afecta a otras partes del cuerpo.

El Dr. Albert Rizzo, director médico de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association), afirmó que el estudio confirma las sospechas de que fumar marihuana daña a las vías respiratorias y a los sacos de aire. Rizzo no participo en el estudio.

"Sabemos que el humo de la marihuana contiene los mismos carcinógenos y toxinas y alquitrán que el humo de los cigarrillos, pero en realidad no contamos con estudios a largo plazo que sean similares a los estudios relacionados con el tabaco, porque no se ha podido estudiar a la marihuana debido a que era ilegal, al hecho de que muchas personas no admiten qué están fumando, y muchas personas fuman tanto marihuana como tabaco", observó Rizzo. "Es difícil determinar qué provoca qué cosas".

Mientras los estados legalizan la marihuana, algunas personas la obtienen de fuentes que no son un dispensario legalizado, y esa marihuana podría contener contaminantes, advirtió Rizzo.

Anotó que muchas personas usan la marihuana con fines médicos. Recomienda a sus propios pacientes alternativas a fumarla, o cualquier otra cosa. Las personas que encuentran un mayor alivio al fumarla solo deben hacerlo bajo la atención y la supervisión de un médico, aconsejó.

"Quizá no sepamos si fumar marihuana sola conduce o no a un cáncer de pulmón hasta dentro de 10, 15, 20 o 30 años", añadió Rizzo. "No lo supimos respecto al tabaco durante muchísimo tiempo, y esa es la preocupación que sentimos".

Los hallazgos se publicaron en la edición del 15 de noviembre de la revista Radiology.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece más información sobre el enfisema.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Giselle Revah, MD, cardiothoracic radiologist and assistant professor, University of Ottawa, Ontario, Canada; Albert Rizzo, MD, chief medical officer, American Lung Association, Newark, Del.; Radiology, Nov. 15, 2022

Comparte tu opinión