Los cartuchos 'bean bag' provocarían fracturas de cráneo y mandíbula

Los cartuchos 'bean bag' provocarían fracturas de cráneo y mandíbula

Cuando la policía y las tropas de la Guardia Nacional se movilizaron durante las manifestaciones que estallaron en todo el país en primavera tras la muerte de George Floyd, con frecuencia usaron unos cartuchos llamados "bean bag" ("bolsas de frijoles") como munición para enfrentarse a las multitudes.

Se cree que los cartuchos "bean bag", que son pequeñas bolsas de tela llenas de bolitas de plomo y que se disparan con una pistola convencional, tienen la potencia suficiente como para provocar dolor, pero no daños graves.

Sin embargo, un nuevo estudio de médicos de emergencias de Austin, Texas, sugiere lo contrario.

Informan varios casos de lesiones graves y que provocaron mutilaciones (que incluyeron fracturas de cráneo, hemorragias cerebrales y fracturas de mandíbula), todas en jóvenes manifestantes que fueron alcanzados por cartuchos bean bag.

Aunque "se supone que son una munición 'menos letal' que no deberían provocar heridas penetrantes", los cartuchos bean bag "pueden causar daños graves y no son adecuados para su uso en el control de las multitudes", concluyó un equipo dirigido por los doctores Kristofor Olson y Laura Haselden, de la Facultad de Medicina Dell de la Universidad de Texas, en Austin.

En la edición del 14 de agosto de la revista New England Journal of Medicine, los médicos anotaron que hay "poca" literatura que respalde o refute la idea de que los cartuchos bean bag no provocan daños graves.

Con la esperanza de rectificar esta situación, el equipo de Austin catalogó una lista de 19 pacientes, la mayoría adolescentes o en la veintena. Todos recibieron tratamiento de emergencia en un hospital de Austin ubicado a unas manzanas de las manifestaciones de primavera.

Ocho de los pacientes tuvieron lesiones tan graves que requirieron una admisión al hospital, y siete requirieron cirugías de emergencia.

Cuatro de los pacientes tenían restos de los cartuchos bean bag dentro del cuerpo, anotaron los médicos. Cuatro pacientes sufrieron "hemorragias intracraneales" tras ser alcanzados por un cartucho bean bag, y las fracturas de cráneo, cara y mandíbula fueron comunes.

Algunas de las peores fueron:

  • Un hombre de 20 años que sufrió una fractura de cráneo, además de una hemorragia en el espacio entre el cráneo y el cerebro. Sus lesiones fueron tan graves que necesitó una cirugía para reparar y restaurar su cráneo, y una traqueostomía para ayudarlo a respirar. El hombre estuvo 23 días en el hospital, incluso en la unidad de cuidados intensivos, y después fue dado de alta a un centro de rehabilitación.
  • Un chico de 16 años que sufrió una fractura en la frente, hemorragia y la retención de trocitos de cartucho bean bag dentro de la herida. Necesitó cirugía para sacar el cartucho incrustado, y para reparar y restaurar los huesos del cráneo. El chico también necesito atención psiquiátrica. Fue dado de alta tras seis días en el hospital.
  • Una mujer de 29 años con una "herida facial abierta" y restos de cartucho bean bag en la mandíbula, unas fracturas que le "desplazaron" la mandíbula, y una parálisis del nervio facial. Requirió una cirugía y fue dada de alta tras un día de atención en el hospital.

Según el equipo de médicos de Austin, todo esto contradice a las pocas evidencias anteriores sobre las lesiones con cartuchos bean bag, que en general se han reportado solo como "patrones de traumatismos cerrados menores".

Pero tras las protestas y los informes de lesiones graves, "la policía local ha abandonado a los cartuchos bean bag en este contexto", anotaron los investigadores.

El Dr. Robert Glatter es médico de medicina de emergencias en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Al leer el informe, dijo que "la conclusión es que 'menos letal' no necesariamente significa que no provoque daños o lesiones corporales graves".

Dicho de forma sencilla, apuntó Glatter, "los cartuchos bean bag pueden ser letales y resultar en lesiones permanentes e incapacitantes. Esto incluye traumatismos no solo de tipo cerrado, sino también penetrantes".

Y aunque en general la policía implementa directrices respecto al uso de los cartuchos bean bag, con demasiado frecuencia las ignoran.

"Se enseña a la policía a que apunte esos cartuchos a las extremidades inferiores, para evitar las lesiones traumáticas en la cabeza, el pecho y el abdomen", anotó Glatter. "Pero la realidad es que, con frecuencia, esos cartuchos no terminan en el lugar hacia el que se apuntó con la pistola al principio, lo que potencialmente conduce a fracturas de cráneo, sangrado en el cerebro, junto con lesiones oculares y fracturas faciales graves".

Su conclusión: "la policía debe buscar métodos alternativos para la contención y el control de las multitudes, sobre todo cuando se enfrenta a manifestantes pacíficos".

Comparte tu opinión