Cómo evitar los hongos en las uñas

Cómo evitar los hongos en las uñas

Aunque son feas, las infecciones fúngicas en las uñas por lo general son indoloras y con frecuencia se pueden prevenir.

"Las infecciones fúngicas en las uñas son comunes, y tienden a ser un problema de familia debido a una tendencia hereditaria, aunque no todo el mundo es susceptible", señaló el Dr. Joshua Zeichner, de la Academia Americana de Dermatología (American Academy of Dermatology).

"Dado que las infecciones fúngicas en las uñas son contagiosas, es importante tomar precauciones para reducir el riesgo de contraerlas", añadió Zeichner, profesor asistente de dermatología en la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

¿Cómo saber si tengo hongos?

Entre las señales de infección con un hongo, se incluyen unas uñas amarillas o marrones. La uña también puede levantarse de la lúnula, partirse o deshacerse. 

El padecimiento comienza en la punta de la uña y en caso de no ser atendido a tiempo se expande hasta llegar a la raíz, en cuyo caso el único remedio es remover la uña. 

En general la causa es una deficiencia en el sistema inmunológico, pero la humedad también es un factor detonante.

Para mantenerse a salvo de los hongos en los pies, el especialista recomienda:

  • El primer paso es mantener las uñas de los dedos de los pies cortas. Esto ayuda a evitar que se acumulen restos debajo de la uña, y minimiza el riesgo de lesiones de las uñas. Corta toda la uña de forma recta para mantenerla fuerte y evitar las uñas encarnadas.
  • Siempre usa un calzado que te calce bien. Las puntas de los zapatos no deben tocar tus uñas. También es buena idea alternar los zapatos cada día para que puedan airearse antes de usarlos de nuevo.
  • Los hongos prosperan en áreas cálidas y húmedas, como los zapatos calientes y sudorosos. Usa sandalias siempre que puedas. Si tienes que usar calcetines, elige calcetines que drenen la humedad de tu piel.
  • Aplica aerosol o polvo antifúngico en tus zapatos y calcetines antes de usarlos para controlar el sudor, que puede llevar a infecciones fúngicas. Hacerlo es particularmente importante cuando hace calor o antes del ejercicio.
  • No andes descalzo/a en lugares públicos, como piscinas y vestidores. Zeichner recomienda usar calzado para la ducha o chancletas para protegerse de los hongos en el piso, que pueden provocar pie de atleta, tiña y otras afecciones de la piel.

Receta casera

  • 90 ml alcohol
  • 10 ml yodo
  • 2 aspirinas machacadas.

Se mezcla todo y se aplica dos veces al día al área afectada, siempre y cuando no seas alérgico a la aspirina.

Nunca uses el calzado de otra persona ni compartas cortauñas ni limas. Si vas a un salón de uñas, asegúrate de que el personal limpie las herramientas y desinfecte completamente los baños de pies antes de cada uso, o utiliza tu propio baño de pies. Si el salón no te parece limpio, ve a otro.

Comparte tu opinión