Estudios en escuelas de Reino Unido no encuentran que el mindfulness beneficie a la salud mental de los niños

MIÉRCOLES, 13 de julio de 2022 (HealthDay News) -- Mientras las tasas de ansiedad y depresión entre los adolescentes aumentan en Estados Unidos, los padres y los maestros se apresuran a resolver la crisis de salud mental.

Algunos han propuesto el entrenamiento en mindfulness (conciencia o atención plena) en las escuelas como herramienta terapéutica, pero una revisión de estudios de Reino Unido indica que quizá sea el momento de sopesar otras opciones.

Estudios en escuelas de Reino Unido no encuentran que el mindfulness beneficie a la salud mental de los niños

En el nuevo estudio, Jesús Montero-Marín, de la Universidad de Oxford, y sus colegas observaron a miles de adolescentes y cientos de maestros de todo Reino Unido. Su análisis mostró que aunque los maestros y el clima escolar general quizá se beneficien del mindfulness, los efectos son de corta duración.

"El mindfulness puede ser útil para gestionar las emociones, pero no es suficiente para los niños y jóvenes que necesitan respaldo de bienestar mental, sobre todo tras la pandemia", señaló la Dra. Elaine Lockhart, presidenta de la facultad de niños y adolescentes del Colegio Real de Psiquiatras.

"Ellos necesitan todo el rango de servicios para satisfacer sus necesidades de salud mental, y obtener ayuda temprano es sin duda clave para prevenir que los problemas de salud mental se desarrollen o empeoren en la adultez", añadió Lockhart, que no participó en el nuevo estudio.

"Por esto es vital que las escuelas nombren a líderes de salud mental que reciban suficiente tiempo y formación para proveer todo ese método escolar, y contar con equipos de respaldo de la salud mental, de forma que los niños y los jóvenes puedan obtener ayuda antes de llegar a una crisis", explicó.

El nuevo informe se publicó en la edición en línea del 12 de julio de la revista Evidence-Based Mental Health.

Con frecuencia, los problemas de la salud mental comienzan en la adolescencia, que es cuando los adolescentes se enfrentan a la vulnerabilidad en medio de unas crecientes demandas académicas, sociales y emocionales, anotaron los autores del estudio en un comunicado de prensa de la revista.

Los estudios examinaron el aprendizaje socioemocional (ASE), un currículo que se enseña en las escuelas secundarias de Reino Unido. El programa está diseñado para desarrollar la autoconciencia, el autocontrol y las habilidades interpersonales en los adolescentes. El mindfulness es uno de los métodos que usa.

En la versión que se ofrece en las escuelas, los maestros primero aprenden mindfulness, y entonces se les entrena para que lo enseñen. Implica aprender a prestar atención, a gestionar los sentimientos y la conducta, y a desarrollar resiliencia.

Unos estudios anteriores no han logrado capturar el potencial de esta metodología, debido a errores en el diseño del estudio o a un número insuficiente de participantes, apuntaron los investigadores.

Los nuevos estudios se enfocaron eh 85 escuelas secundarias, casi 700 maestros y casi 8,500 niños y adolescentes de 11 a 16 años. Todas usaban ASE en el aprendizaje.

Uno de los estudios fue un análisis conjunto de 66 ensayos aleatorios y controlados que se habían publicado hasta enero de 2022. El análisis implicó a más de 20,000 participantes, y sugirió que el mindfulness benefició a los estudiantes de formas pequeñas pero significativas, por ejemplo mejoras en la atención, el autocontrol, la conducta antisocial y la gestión del estrés, en comparación con otros métodos.

Pero este estudio, como los demás trabajos, no encontró que el mindfulness beneficiara al bienestar, y no se observó ningún beneficio un año más tarde.

"Aunque todavía no se puede sacar ninguna conclusión definitiva sobre esto, porque hay muchas explicaciones alternativas para los hallazgos nulos, debemos sopesar en serio que simplemente no funciona", planteó Pim Cuijpers, profesor de la Universidad Libre de Ámsterdam, en Países Bajos.

Al observar estos estudios en general, los investigadores concluyeron que "se puede decir que el entusiasmo sobre [los programas basados en mindfulness] para los jóvenes se ha adelantado a las evidencias. Aunque muestran resultados promisorios en algunas áreas, en general, la evidencia es de baja calidad e inconcluyente".

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., en 2021, más de un tercio de los estudiantes de secundaria reportaron que habían experimentado una mala salud mental durante la pandemia de COVID-19, y un 44 por ciento reportaron que habían sentido una tristeza o desesperanza persistentes en el año anterior.

Más información

Visite Youth.gov para averiguar más sobre los programas disponibles de salud mental para los adolescentes.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: BMJ, news release, July 12, 2022

¿Le ha sido útil esta página?

Was this page helpful?


¿Le ha sido útil esta página?

Was this page helpful?

Comparte tu opinión