Este verano, protégete de la enfermedad de Lyme

Este verano, protégete de la enfermedad de Lyme

El verano significa unas probabilidades más altas de contraer la enfermedad de Lyme, y los expertos aconsejan que sepa cómo evitarla.

La enfermedad de Lyme es provocada por una bacteria que portan algunas garrapatas, y si no se trata, puede provocar graves problemas de salud.

Las garrapatas pueden vivir en cualquier lugar, pero se desarrollan muy bien en el bosque y en los lugares húmedos, oscuros o descuidados.

"Corte el césped", recomendó Tara Simmons, enfermera de salud comunitaria del Centro Médico Milton S. Hershey de Penn State Health. "Y si sus hijos tienen un set de juegos en el patio que esté cerca de los árboles, cree una barrera de virutas de madera. Las garrapatas tienen dificultades para cruzar las áreas secas y soleadas".

Cuando camine por el campo y en el bosque, permanezca en los senderos y use ropa de colores claros, que hace que ver a las garrapatas resulte más fácil. También, debe tratar la ropa y el equipo de senderismo con permetrina, un insecticida, recomendó.

Pero no confíen en que los repelentes contra insectos prevengan las mordeduras de las garrapatas, añadió Simmons.

"Son buenos para mantener a los mosquitos a raya, pero no matan a las garrapatas, solo las repelen", advirtió. "Las garrapatas quizá puedan caminar por la piel untada, y buscar refugio en un área donde no se puso, por ejemplo en una oreja".

Tras un paseo, quítese toda la ropa y lávela, o simplemente échela en la secadora, porque las garrapatas no pueden sobrevivir al calor. Entonces, dúchese y revise si tiene garrapatas. Si al lavarse se quita una garrapata antes de que se pegue, no ha tenido la oportunidad de transmitirle la bacteria.

La forma adecuada de quitarse una garrapata es con pinzas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Coloque la punta de las pinzas lo más cerca que pueda de la piel, lo más cerca posible de la cabeza de la garrapata, y entonces hálela directamente hacia arriba", indicó Simmons en un comunicado de prensa de la Penn State. "No use una cerilla, ni esmalte de uñas. Esas creencias falsas son peligrosas, y pueden obligar a la garrapata a enterrarse debajo de su piel".

Si parte de la garrapata permanece dentro de la piel, no entre en pánico. "Puede ahondar un poco para sacar el resto de la garrapata. O puede limpiar el área con jabón y agua o con alcohol de fricción. Su cuerpo debería descomponer las partes de la garrapata de manera efectiva", explicó Simmons.

Los síntomas tempranos de la enfermedad de Lyme se parecen a los síntomas de la gripe: fiebre, dolores musculares, fatiga, dolores de cabeza e inflamación de los ganglios linfáticos.

Un síntoma certero es un sarpullido en el lugar de la mordedura. "Un sarpullido en forma de diana es un síntoma característico de la enfermedad de Lyme", dijo Simmons. "Pero el sarpullido no siempre aparece, y cuando lo hace, puede adoptar una forma distinta".

Tratar la enfermedad de Lyme lo antes posible, antes de que se desarrollen las complicaciones, es esencial. Si desarrolla un sarpullido en forma de diana o síntomas gripales, vaya al médico.

"Si no está seguro de si lo han mordido, no tiene el sarpullido y tiene una prueba negativa de la COVID, el médico quizá le haga la prueba de la enfermedad de Lyme", apuntó Simmons.

El tratamiento inicial típico de la enfermedad de Lyme es el antibiótico doxiciclina. Si la enfermedad avanza, se pueden administrar antibióticos por vía intravenosa. En esta etapa, los síntomas pueden incluir una fuerte rigidez en el cuello, parálisis facial, artritis, un latido cardiaco irregular, mareo, dolor nervioso y falta de aliento.

"Una vez esas complicaciones comienzan a suceder, está ocurriendo un daño. Se está teniendo unas discapacidades significativas", añadió Simmons La tercera etapa de la enfermedad de Lyme se puede desarrollar meses o años más tarde, y provocar artritis, entumecimiento de las extremidades y problemas neurológicos.

Comparte tu opinión