Este año, la meta de los hombres debe ser su salud

DOMINGO, 24 de enero de 2021 (HealthDay News) -- El año nuevo es el momento ideal para enfocarse en su salud, y un experto ofrece algunos consejos, en particular para los hombres, con el fin de lograrlo.

Según el Dr. Kevin McVary, director del Centro de Salud de los Hombres de Loyola Medicine, en Maywood, Illinois, "los hombres no siempre se enfocan en su salud y, de hecho, los hombres son menos propensos a ir al médico o a utilizar los recursos de salud, y esperan más que las mujeres para buscar atención. Con frecuencia, la esposa o el cónyuge de un hombre lo convencen de ir al médico".

Este año, la meta de los hombres debe ser su salud

Mientras la pandemia de COVID-19 continúa, "un enfoque en la salud tiene una importancia particular este año", aseguró McVary en un comunicado de prensa del Loyola.

"Sabemos que la obesidad, la enfermedad cardiaca, la diabetes y la falta de ejercicio pueden conducir a unos peores resultados con la COVID-19. Además, algunos hombres quizá hayan dejado de tener una alimentación saludable en el año anterior, y/o quizá estén consumiendo más alcohol debido al estrés. Otros podrían tener una afección o problema para el que no están buscando tratamiento debido a la pandemia", explicó McVary.

"Sin embargo, las opciones de estilo de vida (hacer ejercicio, comer de forma saludable, no fumar, limitar el consumo de alcohol y gestionar el estrés), en combinación con la atención preventiva, pueden mantenerlo sano este año y durante toda la vida", añadió McVary. "Y nunca es demasiado tarde para comenzar".

McVary ofrece los siguientes consejos:

  • Aumente su actividad física.

Los hombres deben hacer al menos 150 minutos de ejercicio cada semana. "Parece mucho tiempo, pero no lo es", aseguró McVary. Podría ser 30 minutos de ejercicio al día, cinco días a la semana. Y usted puede dividir la actividad a lo largo de la semana. "Pasar menos tiempo sentados y moverse más es una gran manera de comenzar, dado que algo de actividad física es mejor que nada", enfatizó. "Los adultos que pasan menos tiempo sentados y realizan cualquier cantidad de actividad de intensidad de moderada a vigorosa obtienen beneficios de salud".

  • Piense en lo que come.

Enero es un mes popular para comenzar una dieta nueva. "Uno de los problemas con las resoluciones de Año Nuevo es que con frecuencia implican unos cambios repentinos y drásticos en el estilo de vida. No es fácil convertir eso cambios en conductas saludables y adoptarlos del todo como una parte regular de su rutina diaria. Tenga cuidado con las dietas de moda. Más bien, realice mejoras permanentes que se enfoquen en unos hábitos alimenticios saludables y en mantener un peso saludable", aconsejó McVary.

Una dieta saludable es rica en frutas, verduras, granos integrales y lácteos sin grasa o bajos en grasa. También puede incluir proteínas magras (como aves, pescado, huevos y frutos secos) y alimentos que sean bajos en grasa saturada, grasas trans, colesterol, sal y azúcares añadidos.

  • Visite a su médico de atención primaria.

Es importante programar una cita con su médico. "Los problemas de dinero, no tener un médico de atención primaria, la incomodidad o el estoicismo son excusas comunes, pero la realidad es que visitar a un profesional médico puede mejorar a la salud en gran medida", aseguró McVary. "Y no visite al médico solo cuando esté enfermo. Cree el hábito de programar un examen de bienestar anual. Esto garantiza que se mantenga en buena salud, e identifica los problemas de salud antes de que se agraven".

  • Comprenda su riesgo de ataque cardiaco.

Los factores de riesgo de un ataque cardiaco incluyen ser hombre, una edad avanzada, los antecedentes familiares de enfermedad cardiaca, la raza y la etnia (los negros, los estadounidenses de origen mexicano, los amerindios y los de origen asiático tienen el mayor riesgo), fumar, el colesterol alto, la hipertensión, un estilo de vida sedentario, tener sobrepeso u obesidad, la diabetes, el estrés, y el consumo excesivo de alcohol.

  • Si tiene a partir de 50 años, programe una colonoscopia.

"Las pruebas de detección regulares son la clave para prevenir el cáncer colorrectal, ya que identifican a los pólipos precancerosos, que se pueden extirpar antes de que se vuelvan cancerosos", explicó McVary. El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. recomienda las pruebas de detección colorrectales a los hombres de 50 a 75 años. Para los hombres de a partir de 76 años, se podrían recomendar unas pruebas alternativas, como las pruebas de heces, la sigmoidoscopia flexible o una colonografía por TC (una colonoscopia virtual).

  • Conozca los síntomas del cáncer de próstata, y las ventajas y desventajas de las pruebas de detección.

Hay disponibles pruebas de detección del cáncer de próstata mediante una prueba del antígeno prostático específico (APE). Sin embargo, para los hombres de 55 a 69 años, la decisión de someterse a pruebas del APE implica sopesar los beneficios de reducir las tasas de enfermedad avanzada y muerte con los daños potenciales de las pruebas y el tratamiento. "Una prueba del APE podría resultar en un falso positivo, conduciendo a una biopsia o un tratamiento innecesarios", señaló McVary.

  • Reconozca y gestione el estrés.

"Igual que los síntomas físicos, los hombres tienden a restarle importancia o a pasar por alto a los síntomas del estrés, la depresión o la ansiedad, pero los problemas continuos de salud mental pueden provocar problemas de sueño, de corazón y otros problemas físicos. Un examen de bienestar anual debe incluir una conversación franca sobre la salud mental y la calidad del sueño, además de estrategias para mitigar el estrés", añadió McVary.

Más información

Aprenda más sobre la salud de los hombres en la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Loyola Medicine, news release, Jan. 15, 2021

Comparte tu opinión