Ozempic, un fármaco para la diabetes, se está usando para perder peso

 Elon Musk es fan del medicamento para perder peso Wegovy, y se rumorea que Kim Kardashian lo ha usado para perder 16 libras (7 kilos) en tres semanas para caber en el vestido retro que una vez usara Marilyn Monroe.

Pero la intensa demanda pública de Wegovy ha provocado una escasez de la versión para la diabetes del fármaco inyectable, llamada Ozempic. Esto representa un verdadero problema para los pacientes con la enfermedad del azúcar en la sangre.

Ozempic, un fármaco para la diabetes, se está usando para perder peso
| Foto: HEALTHDAY

La semaglutida (Ozempic), fabricada por Novo Nordisk, ha estado en el mercado desde 2017, para ayudar a gestionar la diabetes tipo 2. Pero en junio de 2021, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. aprobó la semaglutida para perder peso, con la marca Wegovy.

Desde que Wegovy llegó al mercado, Novo Nordisk ha tenido dificultades para satisfacer la demanda, señalaron los expertos.

Lamentablemente, las personas que desean perder peso y no pueden encontrar Wegovy piden a los médicos que les den recetas de Ozempic fuera de etiqueta, lo que agota los suministros de un fármaco que es vital para el tratamiento de la diabetes.

"Hemos escuchado informes de personas que de verdad tienen problemas para surtir sus recetas", advirtió el Dr. Robert Gabbay, director de ciencia y medicina de la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association). "Todavía atiendo pacientes en el Centro para la Diabetes Joslin, y puedo decirle que algunos de mis pacientes me han informado que han tenido que ir a varias farmacias para por fin encontrarlo. Ha sido un problema".

La semaglutida es una forma sintética de una hormona intestinal que ocurre de forma natural, explicó la Dra. Caroline Apovian, expresidenta de la Sociedad de la Obesidad (Obesity Society) y profesora adjunta de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston.

El medicamento ayuda al cuerpo a producir más insulina, lo que reduce los niveles de azúcar en la sangre de las personas con diabetes, apuntaron Gabbay y Apovian.

Pero en los ensayos iniciales, el fármaco también mostró potencial como medicamento para perder peso.

La semaglutida ralentiza el vaciado estomacal, de forma que las personas se sienten más llenas más rápido, y tienden a comer menos, apuntó Gabbay.

También hay ciertas evidencias de que el medicamento actúa en el cerebro y reduce el apetito, comentaron Gabbay y Apovian.

"Se ha mostrado que Wegovy promueve una pérdida de peso de un 15 a un 20 por ciento, así que es bastante significativo", señaló Apovian. "Creó que provocó bastante revuelo porque, hasta hace poco, era el medicamento con la mayor eficacia para perder peso".

Ahora, tanto Wegovy como Ozempic aparecen en la lista del sitio web sobre escasez de fármacos de la FDA.

Hay varios medicamentos más de la misma clase que los diabéticos pueden usar, pero el cambio no es tan sencillo, apuntó Gabbay.

"Como es un fármaco de larga acción, se toma una vez por semana para aumentar... los niveles en el cuerpo. Para que sea efectivo, hay que tomarlo durante un tiempo. Si se cambia, más bien hay que comenzar de nuevo", dijo Gabbay. "Podría tardar de dos a tres meses para volver a donde se estaba, un momento en el que se ha perdido mucho tiempo y efectividad".

El efecto secundario principal del fármaco son las náuseas y los vómitos, en particular después de que el paciente ha comido demasiado, indicaron Gabbay y Apovian.

Para evitar este efecto secundario, las personas inician tanto Wegovy como Ozempic en dosis bajas, que se aumentan de forma gradual, señalaron los expertos.

Para la pérdida de peso o la obesidad, los pacientes reciben una inyección de semaglutida una vez al mes.

Novo Nordisk prometió que sus problemas de suministro estarán resueltos en enero, y que todas las dosis de Wegovy estarán disponibles en las farmacias de todo Estados Unidos, apuntó Apovian.

En una declaración, Novo Nordisk dijo que las dosis de 1 y 2 miligramos (mg) de Ozempic deberían estar disponibles, pero que unas alteraciones intermitentes en los suministros han afectado la disponibilidad de los "autoinyectores" de Ozempic de 0.25 mg y 0.5 mg.

Esta escasez "se debe a la combinación de una demanda increíble con unos problemas globales de suministro", señalaba la declaración. "Aunque el producto se sigue fabricando y despachando, los pacientes en algunas áreas del país experimentarán retrasos en esas dosis".

Gabbay dijo que "ha habido algunos informes de que las cosas están mejorando, pero pienso que todavía no lo hemos logrado. Estamos monitorizando la situación, y esperamos que las personas tengan un mejor acceso a este fármaco que otros".

La dosis de semaglutida requerida para tratar la obesidad es más alta que para la diabetes, anotó Apovian: 2.4 mg de Wegovy, frente a un máximo de 2 mg de Ozempic.

La cobertura de seguro complica más el tema.

En general, las aseguradoras cubren a Ozempic como medicamento para la diabetes, indicó Apovian, pero Medicaid, Medicare y muchas aseguradoras privadas no cubren los medicamentos contra la obesidad.

"Para la obesidad, alrededor de un 30 por ciento de los pacientes que tienen seguro privado obtienen la cobertura ahora mismo", anotó.

Los demás pagan el medicamento de su bolsillo. El precio de lista de Wegovy es de 1,349 dólares por el suministro para un mes, según el sitio web de Novo Nordisk, mientras que Ozempic puede costar casi 900 dólares al mes.

Más información

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. ofrece más información sobre la escasez de Wegovy y Ozempic.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Robert Gabbay, MD, PhD, chief science and medical officer, American Diabetes Association; Caroline Apovian, MD, past president, The Obesity Society; Novo Nordisk, statement, Dec. 19, 2022

Comparte tu opinión