La máscara facial también puede proteger contra los alérgenos

Usar una máscara durante la pandemia conlleva un beneficio inesperado: también podría reducir los síntomas de las alergias otoñales

"Las máscaras que las personas utilizan para protegerse de la COVID-19, en particular las que filtran más partículas, como las máscaras N95 o KN95, también tienden a filtrar el polen", señaló la doctora Luz Fonacier, presidenta del Colegio Americano de Alergias, Asma e Inmunología (ACAAI), informa una publicación de HealthDay.

La máscara facial también puede proteger contra los alérgenos
Hombre usando máscara mientras viaja en el transporte público. | Foto: GETTY IMAGES

"Mientras enfrentamos el aumento en los casos de COVID-19 en todo el país, y a medida que más personas se vuelven a poner las máscaras, quizá encuentren que sus síntomas de alergias se reducen un poco", planteó en un comunicado de prensa del ACAAI.

Cada otoño, la alergia a la ambrosia es el mayor desencadenante de alergias y se debe evitar, junto con el moho y el polen de hierba.

En general, la ambrosía comienza a liberar polen con las noches frescas y los días cálidos de agosto, y puede durar hasta septiembre y octubre, explicó Fonacier.

La mayoría de las persona que son alérgicas a las plantas de primavera también son alérgicas a la ambrosia.

Hay varias cosas que se pueden hacer para luchar contra los síntomas de las alergias de otoño, aseguró Fonacier.

  • Comienza a tomar tus antialérgicos de dos a tres semanas antes del momento en que por lo general comienzas a tener síntomas, y no dejes de tomarlos hasta que los conteos de polen hayan estado bajos durante unas dos semanas.
  • Consulta a un alergólogo para crear un plan personal de control de las alergias. Un alergólogo también puede proveer inmunoterapia (inyecciones o pastillas) que se dirijan a tus desencadenante específicos, que pueden reducir en gran medida la intensidad de tus síntomas. Las vacunas antialérgicas también pueden prevenir el desarrollo del asma en algunos niños con alergias estacionales, según Fonacier.
  • Deshazte del moho, que se puede ocultar en el sótano, el baño, en un gabinete que tenga una gotera debajo del fregadero, o en una pila de hojas muertas en el patio. Controlar la humedad es esencial para reducir el moho. Usa ventiladores en el baño y elimina cualquier agua estancada de inmediato. Friega cualquier moho visible de las superficies con detergente y agua, y seca del todo. Mantén la humedad en el hogar por debajo de un 60%, y limpia las canaletas de forma regular.
  • Mantén cerradas las ventanas de casa y del coche, y enciende el aire acondicionado en ambos lugares. Debes estar pendiente a los conteos de polen y moho, para saber cuándo es mejor quedarte bajo techo.
  • Cuando salgas, usa un sombrero y gafas de sol para evitar que el polen entre en sus ojos. Tras estar al aire libre, deja tu calzado en la puerta y pon la ropa en la lavadora. Dúchate y lava tu pelo en la noche antes de acostarte.


Cómo limpiar una máscara facial

Ten en cuenta los siguientes consejos para cuidar tus máscaras:

  • Las bandanas, pañuelos y máscaras de tela, como algodón, se pueden lavar en el lavarropas con agua caliente.
  • Conviene usar un detergente o polvo para lavar sin perfume, para que no quede impregnado en la máscara.
  • También puedes lavar tu máscara a mano con agua caliente y jabón. Frota la máscara durante al menos 20 segundos.
  • Después de lavar las máscaras de tela, sécalas en la secadora.
  • Lo ideal es lavar las máscaras cada vez que las usas.
  • Las máscaras quirúrgicas azules desechables no se pueden lavar, y se deben tirar cuando estén visiblemente sucias o dañadas.

Recuerda: coloca las máscaras siempre en el mismo lugar de la casa, por ejemplo, en un estante o mesa cercana a la puerta de entrada. Esto ayudará a que no solo siempre sepas en dónde están, sino a que no entren en contacto con otras superficies.

Fuentes consultadas: American College of Allergy, Asthma and Immunology, news release, Aug. 10, 2021

Comparte tu opinión