Es menos probable que los pacientes de las minorías reciban los fármacos más recientes para el Alzheimer

MARTES, 4 de octubre de 2022 (HealthDay News) -- Aunque ciertos grupos minoritarios tienen más probabilidades de recibir un diagnóstico de demencia que sus contrapartes blancas, quizá también sea menos probable que sean elegibles para los nuevos tratamientos que ralentizan a la enfermedad, encuentra un estudio reciente.

Es más probable que el deterioro cognitivo, o mental, de los pacientes negros, hispanos y asiáticos sea provocado por formas de demencia que no están relacionadas con las placas amiloides que se tratan ahora con anticuerpos monoclonales contra la amiloide. Estos medicamentos ofrecen una nueva esperanza para quienes pueden recibir el tratamiento, señalaron los investigadores.

Es menos probable que los pacientes de las minorías reciban los fármacos más recientes para el Alzheimer

"Unos esfuerzos de salud pública para diagnosticar y tratar mejor a las variantes no amiloides de la demencia serán esenciales, si vamos a reducir las disparidades en la atención de la demencia", señaló el coautora del estudio, la Dr. Gil Rabinovici, del Centro de Memoria y Envejecimiento de la Universidad de California, en San Francisco.

En este estudio, los investigadores examinaron las diferencias en la deposición amiloide entre 17,000 pacientes que tenían demencia o su precursor frecuente, el deterioro cognitivo leve (DCL).

Los participantes del estudio eran beneficiarios de Medicare asiáticos, negros, hispanos y blancos, inscritos en el estudio Imágenes de la demencia: evidencias para el escaneo de la amiloide (IDEAS).

Alrededor de un 61 por ciento de los participantes tenían DCL, en que alguien experimenta problemas del pensamiento y la memoria, pero puede vivir de forma independiente. Más o menos un 31 por ciento tenían demencia, en que tenían discapacidad hasta el punto de requerir ayuda en las funciones diarias.

Los investigadores emparejaron a 313 personas blancas con 313 personas asiáticas de acuerdo con la edad, el sexo, la educación, la vivienda, el nivel de discapacidad, el historial de diabetes e hipertensión, además del historial familiar de demencia.

Los investigadores hallaron que un 45 por ciento de los participantes asiáticos tuvieron un resultado positivo de placas amiloides. Esto es en comparación con un 58 por ciento de los participantes blancos.

El equipo también emparejó a 615 personas negras con 615 individuos blancos. Encontraron que un 54 por ciento de las personas negras tenían placas amiloides, frente a un 58 por ciento de las personas blancas.

Cuando los investigadores emparejaron a 780 personas hispanas con 780 personas blancas, encontraron que un 55 por ciento de las personas hispanas tenían placas, en comparación con un 62 por ciento de las blancas.

Entre las que tenían DCL específicamente, el equipo encontró que los porcentajes de positividad se redujeron a un 36 por ciento para los asiáticos, frente a un 53 por ciento de los blancos; a un 42 por ciento de las personas negras, frente a un 49 por ciento de las personas blancas; y a un 46 por ciento de las personas hispanas, frente a un 53 por ciento de las personas blancas.

"Una proporción más alta de pacientes negros e hispanos se presentaron a los especialistas en la etapa de demencia, en lugar de la etapa de DCL, pero se prevé que el beneficio de estas nuevas terapias sea mayor en unas etapas más tempranas de la enfermedad", anotó Rabinovici.

"La falta de acceso al diagnóstico y la atención en una etapa temprana de la enfermedad podría exacerbar más las disparidades en la atención y los resultados de la demencia", añadió.

Los nuevos anticuerpos monoclonales contra la amiloide son la primera clase de medicamentos diseñados para resolver la biología subyacente de la enfermedad de Alzheimer, en lugar de sus síntomas, según los autores del estudio.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. aprobó el primer medicamento, Aduhelm, en 2021. El mes pasado, un ensayo en fase 3 de un segundo fármaco, lecanemab, encontró que parecía ralentizar el ritmo del deterioro cognitivo. Dos terapias más podrían seguir en los próximos meses.

Las tasas más bajas de positividad de amiloide entre los pacientes negros e hispanos podrían reflejar las diferencias en la causa del deterioro cognitivo, por ejemplo unas tasas más altas de hipertensión, y diabetes, comentó la coautora del estudio, la Dra. Consuelo Wilkins, geriatra del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville, Tennessee.

Las investigaciones anteriores también han encontrado que, entre los estudiados, los estadounidenses de origen asiático podrían tener la incidencia más baja de demencia. Esto es "difícil de interpretar, debido a los distintos factores sociales y las afecciones de salud coexistentes entre los subgrupos asiáticos", dijo Wilkins.

Rabinovici dijo que estaría a favor de unos requisitos de regulación para garantizar que los participantes de los estudios sean racial y étnicamente representativos de los pacientes con la enfermedad.

"Podemos inspirarnos en los ensayos de las vacunas contra la COVID-19, que demostraron que se puede lograr con la utilización de prácticas de investigación incluyente de vanguardia y al asignar los recursos adecuados", señaló Rabinovici en un comunicado de prensa de la universidad.

Los investigadores encontraron que otros factores también aumentaban las probabilidades de positividad de la amiloide, entre ellos una edad más avanzada, el sexo femenino y un nivel educativo más alto.

El informe se publicó en la edición en línea del 3 de octubre de la revista JAMA Neurology.

Más información

El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU. ofrece más información sobre la enfermedad Alzheimer y las demencias relacionadas.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of California, San Francisco, news release, Oct. 3, 2022

Comparte tu opinión