Es menos probable que las mujeres que sufren un paro cardiaco reciban ayuda, encuentra un estudio

Es menos probable que las mujeres que sufren un paro cardiaco reciban ayuda, encuentra un estudio

LUNES, 27 de mayo de 2019 (HealthDay News) -- Las mujeres que sufren un paro cardiaco en público tienen menos probabilidades que los hombres de que los testigos las ayuden administrándoles reanimación, y es más probable que mueran, muestra una investigación reciente.

En el estudio, los científicos analizaron los datos de más de 5,700 paros cardiacos que sucedieron fuera del hospital en una provincia de los Países Bajos entre 2006 y 2012. Las mujeres conformaron un 28 por ciento de esos casos.

Era más probable que los hombres recibieran intentos de reanimación de parte de los testigos que las mujeres, incluso cuando un testigo vio a la persona colapsar (un 74 frente a un 69 por ciento, respectivamente).

Los hombres también tenían más probabilidades que las mujeres de sobrevivir hasta ser admitidos al hospital (un 37 frente a un 34 por ciento, respectivamente) y más probabilidades de sobrevivir desde la admisión al hospital hasta el alta (un 55 frente a un 37 por ciento, respectivamente).

En general, las probabilidades de las mujeres de sobrevivir hasta ser dadas de alta del hospital eran de alrededor de la mitad que las de los hombres (un 12.5 frente a un 20 por ciento), según el estudio, publicado el 22 de mayo en la revista European Heart Journal.

Un factor importante en la diferencia sexual es que las personas eran menos propensas a reconocer que las mujeres que habían colapsado estaban sufriendo un paro cardiaco, lo que conducía a retrasos en las llamadas a los servicios de emergencias y en la administración de la reanimación, señalaron los investigadores.

"Encontramos que el peor resultado en las mujeres se puede atribuir en gran medida al hecho de que las mujeres tenían más o menos la mitad de las probabilidades de presentar un ritmo inicial desfibrilable que los hombres", comentó en un comunicado de prensa de la revista el líder del estudio, el Dr. Hanno Tan, de la Universidad de Ámsterdam.

Las tasas de un ritmo cardiaco inicial desfibrilable fueron de un 33 por ciento en las mujeres y de un 52 por ciento en los hombres, según el informe.

El paro cardiaco ocurre cuando el corazón entra en un ritmo irregular y deja de latir. La muerte ocurre en cuestión de minutos a menos que se pueda desfibrilar el corazón para que vuelva a un ritmo normal con un desfibrilador. Pero sin un ritmo inicial desfibrilable, la desfibrilación no es efectiva.

Además, "las personas podrían ser menos conscientes de que el paro cardiaco ocurre tan frecuentemente en las mujeres como en los hombres, y las mujeres mismas quizá no reconozcan la urgencia de sus síntomas", apuntó Tan. "Las mujeres podrían tener síntomas de un ataque cardiaco inminente que son menos fáciles de interpretar, como fatiga, desmayos, vómitos, y dolor en el cuello o la mandíbula, mientras que es más probable que los hombres reporten quejas típicas, como el dolor de pecho".

Los investigadores también encontraron que las mujeres y los hombres con paro cardiaco eran tratados de forma distinta en el hospital. Era menos probable que las mujeres fueran diagnosticadas con un ataque cardiaco (una causa común de paro cardiaco) y que se sometieran a un examen de las arterias del corazón o a procedimientos para limpiar las arterias bloqueadas.

"Dada la breve oportunidad disponible para salvar la vida de un paciente, cada minuto importa en esta fase temprana; la ayuda, aunque solo sea que una persona llame al número de emergencias, es esencial. Aumentar la concienciación mediante campañas de salud pública podría tener un importante impacto en la supervivencia de las mujeres. El hecho de que el tratamiento en el hospital también parezca ser distinto es un hallazgo respecto al cual se pueden tomar medidas ahora, y que quizá sea más fácil de implementar", añadió Tan.

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece más información sobre los paros cardiacos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión